Los Hurones Rugby, los Pumas y la historia de Joaquín, un chico de 9 años que destinó sus ahorros para que un amigo pudiera comprarse anteojos

·5  min de lectura
Joaquín, el tercero desde la izquierda, y su amiguito, con los anteojos que pudo comprar gracias al gesto de su compinche
Joaquín, el tercero desde la izquierda, y su amiguito, con los anteojos que pudo comprar gracias al gesto de su compinche

Joaquín Ferace tiene 9 años y juega en las divisiones infantiles de Los Hurones Rugby , en Arroyito, una ciudad de 45.000 habitantes, a 115 kilómetros de la capital de Córdoba. Joaquín llevaba ahorrados 4000 pesos para viajar a San Juan y poder ver este sábado a los Pumas ante los Wallabies, por el Rugby Championship . Pero su sensibilidad de niño le dio otro destino a ese dinero: fue para que Josué Guevara, su compañero de colegio en el Manuel Belgrano, pudiera comprarse unos anteojos nuevos.

Nadie como los Springboks para hacer historia

La historia, difundida en varios medios, sobre todo el Día del Amigo, tendrá otro capítulo, ya que gracias a unas entradas que donó la Unión Cordobesa de Rugby, Joaquín, otros 38 chicos de Los Hurones y Josué como invitado especial estarán en San Juan para alentar al seleccionado argentino.

Joaquín y su amiguito, del club de rugby Los Hurones, de Arroyito, Córdoba
Joaquín y su amiguito, del club de rugby Los Hurones, de Arroyito, Córdoba

La delegación que partirá este viernes desde Arroyito la compondrán 56 personas. Además de los chicos irán entrenadores, padres y madres. El trayecto en micro demandará once horas hasta llegar a San Juan. “Vamos a participar de alguna actividad cuando lleguemos el sábado a la mañana, vemos el partido de los Pumas y el mismo sábado a la noche regresamos, ya que no encontramos en San Juan un lugar para quedarnos a dormir”, cuenta Cristian Banega, entrenador de los infantiles de Los Hurones. O sea que se pasarán la mayor parte del viaje arriba del micro. A Josué, que no juega al rugby, lo acompañará su mamá.

Los chicos de Los Hurones, club de rugby de Arroyito, Córdoba
Los chicos de Los Hurones, club de rugby de Arroyito, Córdoba

Del viaje a San Juan participará otro actor de esta historia, pero al que casi no se lo mencionó públicamente: Junior Fonti. También integrante de las infantiles de Los Hurones y alumno de la escuela pública Manuel Belgrano, Junior colaboró con la familia de Josué en otras cuestiones.

“Yo veía que un día Josué tenía los anteojos atados con un alambre. Al otro día se los vi atados con una cinta. Entonces cuando llegué a mi casa le dije a mi papá que Josué tenía mal los anteojos y que quería ayudarlo para que se compre unos nuevos”, relató Joaquín en ese momento. No sólo destinó sus ahorros, sino que inició una campaña que concluyó en una r ecaudación que le permitirá a Josué operarse de la vista.

Cuando la historia se hizo pública, Adrián Casati, secretario de la Unión Cordobesa, viajó hasta Arroyito y en un encuentro en Los Hurones entregó las entradas para el partido y otros obsequios. A Joaquín le regalaron, a modo de homenaje, una camiseta de Los Dogos, el seleccionado de la provincia, firmada por el cordobés Lautaro Bazán Vélez, medallista olímpico con los Pumas Seven y actual integrante de los Pumas en este Rugby Championship. Al club también llegó una carta de reconocimiento de otro Puma cordobés, Matías Alemanno. Al enterarse de este viaje, la UAR está organizando alguna actividad para que los chicos puedan encontrarse en San Juan con algunos Pumas.

Los chicos de Los Hurones, el club de rugby de Arroyito, Córdoba, durante una visita a los bomberos
Los chicos de Los Hurones, el club de rugby de Arroyito, Córdoba, durante una visita a los bomberos

Los Hurones está cumpliendo 35 años. Es el único club de rugby de Arroyito, un lugar donde se celebra la “Fiesta Nacional de la Dulce Ciudad”. Es que allí nació Arcor, que empezó como una empresa de caramelos y hoy es una de las mayores alimenticias del país, y también la fábrica de dulces y mermeladas Dulcor. Los Hurones tiene la impronta voluntaria y solidaria de los clubes en la Argentina . Y como tantos en estos tiempos sufrió el paso de la pandemia. “Fue pésima para nosotros. Perdimos chicos y dirigentes. Casi que nos quedamos sin jugadores. Fue como empezar de nuevo”, grafica Banega.

El club de Arroyito también se topa en lo deportivo con el inconveniente de las largas distancias que sufre la mayoría de los clubes que están alejados de las capitales. “Es muy difícil que los demás clubes vengan a tener encuentros de rugby con nosotros y entonces se nos hace imposible por los costos viajar cada fin de semana para jugar. Ahora, de a poco, vamos encontrando más competencia, pero es difícil mantenernos”, agrega.

El club cordobés se jacta de tener una de las mejores canchas de la provincia . José Gilbert y Manuel Expósito son los responsables de la siembra, fertilización y riego. La M19 está encargada de marcar la cancha. El sector de rugby se completa con un quincho. Allí es donde se celebra el tercer tiempo del cual la gente de Los Hurones también está orgullosa. Después del último partido con Ranqueles, por ejemplo, se sirvió pollo con crema de verdeo y puré.

Banega tiene 35 años y todavía juega, además de entrenar. Dice que cuando se regresó a la actividad tras la pandemia, en Los Hurones se propusieron lo que él define como un “rugby para todos” . Crecieron las infantiles y las juveniles. Hay cuatro jugadores del club que fueron elegidos para el desarrollo del seleccionado juvenil cordobés. Abrieron las puertas para que jueguen al rugby chicos con capacidades diferentes. En infantiles hay un chico con autismo que también viajará a San Juan. “Queremos buenas personas antes que buenos jugadores”, remarca.

El actor Gabriel “Puma” Goity , que jugó en San Martín, el viejo Pacific, brindó a través de un video de hace unos días una preciosa definición que en este caso refiere al rugby pero que tiene que ver con el deporte, la vida y con esta historia de Joaquín, Junior y Josué: “Amo, amé y amaré al rugby, pero el rugby no me amó nunca, dudo que me haya querido. Pero me aceptó, y esto es lo importante, que te acepten, mucho más importante que cualquier otra cosa”.