Hulk, la “bestia” que atormentó a River, pierde 5 kilos por partido y se casó con la sobrina de su ex esposa

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·3  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Hulk celebra su gol ante River, el segundo de Atlético Mineiro
Yuri Edmundo

Givanildo Vieira de Souza resultó letal. Una auténtica pesadilla para River. Una potencia increíble y una habilidad que encanta. Atlético Mineiro lo disfruta y potencia su ilusión de conquistar la Copa Libertadores por segunda vez. Quizá algunos no sepan bien de quién se está escribe, aunque al citar su apodo, Hulk, todo se aclara. El delantero que nació en Campina Grande hace 35 años marca la diferencia e impone condiciones. Un animal de área que en cada partido deja la piel, tanto que en algunos partidos llegó hasta perder cinco kilos.

Una delicia nacida en sus pies decretó el segundo gol de Mineiro ante River. Antes, un centro perfecto suyo cayó dentro del área para que Matías Zaracho dibujase una tijera que abrió el marcador de la goleada por 3-0. Hulk es un portento físico que fue bautizado de esa manera cuando apenas tenía tres años y era más grande que cualquier chico de su edad. Con el paso de los años esa fisonomía terminó de completarse porque algunos aseguran que tiene un cierto parecido con el actor Lou Ferrigno.

El golazo de Hulk

Y esta particular contextura del delantero de Mineiro resultó materia de estudio, ya que el futbolista reconoció en una entrevista que puede perder hasta 5 kilos durante un partido. “Suena aterrador, pero es natural. Él transpira mucho, pero eso no quiere decir que sea malo. El deportista que suda mucho usa el mecanismo más eficiente para disipar su calor corporal. Nos dimos cuenta de que había perdido mucho peso en una sesión de entrenamiento, pero gracias a Dios no fueron cinco kilos”, dijo Roberto Chiari, su fisioterapeuta en una entrevista con “TV Galo”, el canal oficial del Mineiro

El delantero es seguido muy de cerca por esta particularidad y tiene una serie de cuidados especiales para evitar que tenga alguna complicación física. “Aunque pierda tres, cuatro o cinco kilos, al día siguiente vuelve con el mismo peso que antes del entrenamiento. Es un tema que nosotros manejamos bien y él no tiene prejuicios al respecto”, explicó Chiari.

Comenzó su carrera en Portugal: a los 16 años fue a probar suerte allí a Vilanovense FC, de la tercera división. De allí regresó a Brasil y fue San Pablo su casa. Poco tiempo estuvo en su país y armó las valijas para ir a Japón por una temporada. Regresó a Portugal, donde dejó una marca en Porto con 12 títulos conseguidos. Su salto fue a Zenit de San Petersburgo, donde estuvo por casi temporadas. No se detuvo en sus aventuras con la pelota porque su último paso antes de llegar a Mineiro fue en el fútbol de China.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Casualmente, ese paso por Asia, en 2020, le generó otras cuestiones afuera de la cancha. Es que algunas revistas en Brasil publicaron notas sobre el casamiento de Hulk con Camila Angelo seis meses después de separarse de Irán, tras 12 años de matrimonio. Lo curioso del caso es que Angelo es la sobrina de su ex mujer. Algunos medios aseguraron que el casamiento se debió a que el futbolista necesitaba pasar por esa situación para que su pareja pudiera vivir con él en China.

Su desembarco en Mineiro fue de la mano de Jorge Sampaoli. Un contrato hasta finales de 2022 lo unen al conjunto brasileño. Hulk, a los 35 años, quiere seguir dejando su marca y ahora su principal objetivo es conquista la Copa Libertadores. Un fenómeno que no se detiene con nada.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.