Hugo Ibarra se fue preocupado, pero minimizó la mala actuación de Boca ante Rosario Central

·3  min de lectura
La preocupación del trinomio técnico de Boca: Roberto Pompei, Leandro Gracián y Hugo Ibarra padecieron el 0-0 frente a Rosario Central por la Liga Profesional y siguen sin lograr un buen rendimiento estable del equipo.
La preocupación del trinomio técnico de Boca: Roberto Pompei, Leandro Gracián y Hugo Ibarra padecieron el 0-0 frente a Rosario Central por la Liga Profesional y siguen sin lograr un buen rendimiento estable del equipo.

Recién a las 0.26, casi una hora luego del partido, empezó la conferencia de prensa de Hugo Ibarra. Quedaba una mitad del total de medios que habían escuchado a Carlos Tevez, su colega de Rosario Central, tras el 0-0 por la Liga Profesional de Fútbol en La Bombonera. Muchos se fueron con el ex capitán de Boca, que se marchó saludando y fotografiándose con periodistas, hinchas y curiosos.

En medio del rumor de que no habría rueda de prensa del formoseño, cara más visible del trinomio técnico que conduce a Boca y completan Roberto Pompei y Leandro Gracián, finalmente Ibarra se sentó en la silla frente al micrófono. Sus palabras estuvieron acordes con lo que transmitió su equipo durante el partido: apáticas, desganadas y vacías.

Síntesis de Boca 0 vs. Rosario Central 0

“Sabíamos que iba a ser difícil. Tuvimos alguna situación. El penal y alguna situación más. Hicimos lo que pudimos. Viendo los partidos anteriores, me voy preocupado por el funcionamiento en general del equipo. Pero nada más. Hay que seguir trabajando”, fue su primera respuesta. No hubo algo más certero cuando contestó sobre la escasez de goles en la que cayó Boca en los últimos partidos. “Creo que va a llegar el momento en que los delanteros van a poder convertir y se les va a abrir el arco”, auguró el entrenador interino.

Menos preocupado apareció por la cantidad de bajas en el plantel para al partido de este domingo contra Defensa y Justicia, por la fecha 15. Carlos Zambrano y Darío Benedetto están suspendidos por la dirigencia, Frank Fabra lo están por el reglamento y Marcos Rojo se encuentra lesionado. “Tenemos un plantel y los futbolistas que tenemos a cargo estarán en condiciones de jugar”, minimizó Ibarra, siempre con el tono desinteresado.

Más contenido puso en sus frases cuando dijo algo que puede sonar a deslindamiento de responsabilidades. “Es una felicidad dirigir al club que amo. Boca es Deportivo Ganar y sabemos que esto es así. Pero la verdad es que los futbolistas entran y son ellos los que tienen que determinar. Nuestro trabajo es en la semana, y tal vez con algún cambio”. Pero en cierto modo reconoció a sus dirigidos al cabo del pobre 0-0 frente a Central en La Bombonera. “Después del partido simplemente saludamos a todos los muchachos, que hicieron un esfuerzo enorme. Hay que ponerse de pie y debemos mejorar el fin de semana porque hoy no hicimos un buen partido”, admitió el ex defensor.

La desazón del epílogo: Boca tuvo otra actuación apática, y por primera vez perdió puntos en La Bombonera en la gestión de Ibarra.
La desazón del epílogo: Boca tuvo otra actuación apática, y por primera vez perdió puntos en La Bombonera en la gestión de Ibarra. - Créditos: @Mauro Alfieri

Otras frases del ex multicampeón xeneize fueron las siguientes:

  • “Creo que Carlitos [Tevez] nos conoce bien porque es de la casa. Planteó bien el partido, formando dos líneas de cuatro. Nos taparon todas las posibilidades de avanzar tanto por afuera como por adentro y no pudimos llegar al gol”.

  • “Agustín [Rossi, al que ovacionaron los hinchas exigiendo que no dejara el club] está muy bien, como lo vieron ustedes. Es un arquero que hoy cumplió una función muy importante en el penal, como también lo hizo Servio en Central”.

  • “Fabra quiso engañar al agarrar la pelota [para el penal]. Pol [Fernández] podía patear. Y también Alan [Varela]. Frank agarró para despistar, pero no hay un designado”.

  • “Con Román [Riquelme] hablo siempre de fútbol. Nos conocemos mucho, hemos compartido mucho. Cada vez que nos juntamos hablamos de fútbol”.

  • “El hincha de Boca siempre quiere ganar. Nosotros también” (hubo fastidio del público tras el empate).

Después de eternos 11 minutos de languidez declarativa, la conferencia llegó a su fin.