Hugo Ibarra es uno de los mejores 10 entrenadores de clubes del mundo, según la IFFHS

Boca vs Velez
Hugo Ibarra
Boca vs Velez Hugo Ibarra - Créditos: @Aníbal Greco

En silencio y con el perfil bajo que lo caracterizó siempre, Hugo Ibarra logró afianzarse como entrenador de Boca. En solo seis meses fue encauzando a un equipo que venía muy golpeado por la eliminación de la Copa Libertadores ante Corinthians por penales, y concluyó el año como campeón de la Liga Profesional, en un final emocionante. Todo ese trabajo, que pudo coronarlo con la nueva estrella sumada al escudo azul y oro, fue reconocido por la Federación Internacional de Historia y Estadísticas del Fútbol (IFFHS): su nombre aparece entre los mejores 10 técnicos del mundo a nivel clubes de 2022.

El mismo organismo que hace días destacó a Lionel Messi y Lionel Scaloni como el mejor futbolista y el mejor entrenador del año pasado, respectivamente, ahora conformó este listado de DT, en el que Ibarra aparece por delante de grandes colegas suyos de todo el planeta, como Diego Simeone, Xavi Hernández, Erik Ten Hag y Mauricio Pochettino, entre otros.

En lo referido a las estadísticas, la base de este listado, el Negro cosechó el 66% de los puntos al frente del equipo xeneize. Fueron 50 unidades sumadas sobre 75 posibles, distribuidas en 15 triunfos, 5 empates y otras tantas derrotas. Aunque su aparición dentro de este Top 10 se debe a que la IFFHS ubica a la Liga Argentina en un tercer grupo en lo referido a la validación internacional. Y aquel club o entrenador que la gane suma 5 puntos, que en el caso del ex lateral derecho se debe al título logrado por Boca a fines de octubre.

En el ranking, Ibarra tiene los mismos puntos que el portugués Abel Ferreira, bicampeón de América con Palmeiras. Ambos comparten el puesto 9.

El puesto 1 lo ocupa con comodidad el italiano Carlo Ancelotti, que con Real Madrid metió el doblete de Liga de España y Champions League. Su cosecha es de notables 245 unidades. Completan el podio el español Pep Guardiola (Manchester City, 45) y el marroquí Walid Regragui, quien condujo a Wydad Casablanca a levantar la Champions League de Asia y sumó 40.

En el cuarto puesto aparece el alemán Jürgen Klopp (Liverpool, 20) y el quinto fue compartido por el portugués José Mourinho (Roma) y el germano Oliver Glasner (Eintracht Fráncfort), que tienen 15.

Por último, se destaca la presencia del español Unai Emery en el puesto 7, de muy buenas campañas con Villarreal primero y Aston Villa después. Sus 10 puntos son compartidos con el brasileño Júnior Dorival, que estuvo al frente de Ceará y luego de Flamengo.

¿Cuál es el criterio?

La IFFHS establece puntuaciones por partidos ganados en el último año en competiciones del ámbito nacional de cada país, como así también las de carácter internacional. Así clasifica a los equipos en base a estas anotaciones. El objetivo es mostrar un resultado de quiénes son los mejores en la actualidad de acuerdo a los resultados que logren tanto en el plano de sus ligas como en torneos internacionales. Cabe aclarar que los criterios y clasificaciones son de absoluta responsabilidad de la mencionada Federación.

En la reunión del Comité Ejecutivo de la IFFHS del 6 de enero de 2007 celebrada en Salzburgo (Austria) se decidió introducir cambios en el sistema utilizado para determinar el ranking mundial de clubes, que se venía aplicando desde 1991. La nueva puntuación se puso en práctica desde el 1 de enero de dicho año y estos son los puntos que se dan por competencia:

  • Champions League de Europa: 14, 7 y 0 puntos por victoria, empate y derrota, respectivamente.

  • Copa UEFA: 12, 6 y 0.

  • Copa Libertadores de América: 14, 7 y 0.

  • Copa Sudamericana: 12, 6 y 0.

  • Liga de Campeones de Africa: 9, 4.5 y 0.

  • Copa de Africa: 7, 3.5 y 0.

  • Liga de Campeones de Asia: 9, 4.5 y 0.

  • Copa de Asia: 7, 3.5 y 0.

  • Liga de Campeones (Concacaf): 9, 4.5 y 0.

  • Campeonato Mundial de Clubes de la FIFA: 14, 7 y 0 (finales: 21, 10.5 y 0).

En lo que respecta a los torneos locales, se aplica desde las temporadas 2006 y 2006-07 y con la proporción a cada campeonato nacional (75%) y a la copa nacional (25%). De esta manera, los clubes de las ligas más fuertes (se engloban en el grupo 4) reciben 12 puntos por las cuatro últimas rondas, 8 para las ligas de un segundo grupo, 5 para las del tercer nivel, y 2,5 para las ligas más flojas. Según esta entidad, la Liga Argentina está en el tercer grupo. Es por eso que Ibarra sumó 5 puntos por conducir a Boca a ganar el torneo local.

A todo ésto, para establecer una uniformidad y ecuanimidad global, el ranking se limita a ciertas naciones o clubes.

Las competiciones internacionales de clubes deben disputarse bajo la régimen de la FIFA o sus seis confederaciones continentes.

Hugo Ibarra posa con la copa de campeón de la Liga Argentina
Hugo Ibarra posa con la copa de campeón de la Liga Argentina

Ibarra 2023

En las últimas horas de 2022, Boca confirmó la continuidad de Hugo Ibarra como DT hasta fin de año. No se trataba de una resolución más (quizás la más decisiva para Juan Román Riquelme), ya que lo que pase de ahora en más en la entidad de la Ribera no sólo tendrá repercusión deportiva sino también con miras a las elecciones de diciembre del año próximo.

Si la situación se analiza desde el costado estrictamente de los resultados, que el formoseño siga al frente del plantel no debería sorprender. Le tocó asumir en medio de la tormenta por el despido de Sebastián Battaglia, no había arrancado bien pero terminó siendo campeón en la Liga Profesional.

En el debe estuvo la eliminación con Patronato en las semifinales de la Copa Argentina y la final perdida con Racing por el Trofeo de Campeones. Esa fue la última foto competitiva xeneize, que no sólo empañó lo realizado en el año por la derrota sobre el final, sino por el escándalo generado en San Luis por las 8 expulsiones, entre ellas la de Ibarra.

El tercer técnico de esta gestión, tras las experiencias de Miguel Angel Russo y Sebastián Battaglia, tendrá su importancia deportiva y política al mismo tiempo. Por algo en un momento pensó en Ricardo Gareca, un DT de sobrada trayectoria no sólo a la hora de armar equipos competitivos y ganadores, sino también con un buen liderazgo hacia sus dirigidos. Por algo había preguntado por Diego Martínez, ya que le gusta como juega Tigre.

Román lo analizó desde esta situación, y además porque –en el fondo- nunca le terminó de llenar el juego que tuvo Boca con Ibarra. Pasó algo similar con el ciclo Battaglia, pero el presidente del Consejo de Fútbol creyó que con refuerzos la situación podría mejorar. No sucedió y terminó despidiendo a su excompañero en el ciclo más ganador de Bianchi en Boca.

Con Ibarra sucedió algo diferente: le reconoció Riquelme decisiones que ayudaron el equipo a ganar sus partidos, pero nunca logró ver un rendimiento colectivo sostenido, durante varios partidos, como a él le gustaría que juegue Boca. Quizás ahora, con una pretemporada completa y refuerzos puntuales, se dé el salto de calidad que soñó el vicepresidente desde que volvió a poner un pie en Boca para ganar la Copa Libertadores y quedarse varios años más en la Bombonera, “el patio de su casa”.