Horacio Rodríguez Larreta: “Mauricio Macri nunca expresó su vocación de querer competir por la presidencia en 2023”

Horacio Rodríguez Larreta
Hernán Zenteno

Su semblante no lo delata, pero Horacio Rodríguez Larreta cambió el chip. Sin desprenderse del chasis de gestor municipal, una marca registrada de su diseño político y su principal capital en las encuestas, el jefe porteño empieza a exhibir su ambición de suceder a Alberto Fernández. A dos meses del triunfo opositor en las urnas, que intensificó los cortocircuitos en Juntos por el Cambio, Larreta enciende sus motores para convertirse en un presidenciable. Consciente de que necesita ahorrar batería para una extensa “maratón”, elude las definiciones sobre candidaturas y, sobre todo, evita lucir como el conductor de la oposición. Pero intenta mostrarse como una alternativa para 2023 y esboza los lineamientos de su plan presidencial. Con la disputa por el liderazgo de Pro aún abierta, sus sensores se encienden al escuchar el nombre de Mauricio Macri. Para evitar tropiezos, no aventura cuál será el papel del expresidente dentro de dos años ni confirma si estaría dispuesto a enfrentarlo en las PASO. “Macri nunca expresó su vocación de querer competir como candidato en 2023″, dice en una entrevista con LA NACION.

Con la economía al borde del precipicio por la falta de acuerdo con el FMI, Larreta considera que el país necesita consensuar un programa integral a largo plazo. Por eso, está convencido de que JxC debe amplificar sus terminales, traccionar votos desde el centro y alejarse de los extremos. Acechado por los “halcones”, que comanda Patricia Bullrich, propone tres leyes para guiar el espacio: unidad, diversidad y amplitud. Programado para construir poder sin confrontar, Larreta activa su plan para pelear por la presidencia en 2023 con una serie de definiciones sobre su proyecto político.

-¿Es más probable que el Gobierno arregle con el FMI o que no haya un acuerdo?

-Esa información la tiene el Gobierno. Espero que pueda haber un acuerdo que le permita a la Argentina volver a crecer, crear laburo, generar inversión y aumentar las exportaciones. El acuerdo tiene que ser parte de un programa económico.

-¿Va a apoyar la negociación si cumple con esas condiciones?

-No hay dudas de que tenemos predisposición para ver cómo hacemos para ayudar a que la Argentina salga adelante. Pero es prematuro para hablar de un acuerdo que no sabemos en qué términos se está planteando y, lo más importante, en qué plan se enmarca.

-¿Piensa que Cristina Kirchner avalará el acuerdo con el FMI?

-No sé. Ahora, el primer consenso que deben buscar es en el propio oficialismo. Es difícil que nos puedan pedir un respaldo a un plan que una parte del Gobierno no apoya.

-¿Espera que Martín Guzmán brinde precisiones el martes?

-Vamos a ver si Guzmán lo plantea el martes.

-¿El préstamo que recibió Macri fue desmedido? ¿Esos fondos “se usaron para financiar la campaña o se fugaron”, como dice el kirchnerismo?

-No. Tenemos un problema con la deuda hace más de cien años, desde el crédito con la Baring Brothers. Pero el problema de fondo es el déficit. Tomar un préstamo es la consecuencia de que durante muchas décadas gastamos más de lo que tenemos.

“No defino mi relación con Macri por las diferencias que tengo con él”, dice Larreta
Hernán Zenteno


“No defino mi relación con Macri por las diferencias que tengo con él”, dice Larreta (Hernán Zenteno/)

-¿Le pareció desmedido el préstamo del FMI a Macri?

-Lo que ha sido desmedido es el déficit en la Argentina.

-¿Quiere que el ajuste lo haga Fernández o el Frente de Todos y JxC deberían compartir costos políticos?

-No es un tema de una medida en particular. No tenemos que seguir echándonos responsabilidades. La Argentina requiere un plan que esté sustentado por un acuerdo más amplio, para que tenga continuidad en el tiempo, por lo menos 25 años. El déficit se paga de dos maneras: con la inflación o con deuda. Entonces, no podemos gastar más de que lo que tenemos. Ese agujero se puede cerrar si crecemos. Por eso, hay que volver a construir un país federal. Nunca hemos sido más unitarios que ahora.

-¿Cree que hay que ajustar las tarifas de los servicios y recortar subsidios? ¿Lo haría como Macri?

-No es cuestión de analizar medidas en particular. Ni subir algo ni bajar lo otro te va a solucionar el problema si no hay un plan de crecimiento, que promueva las exportaciones.

-¿Usted apuesta por una medida de shock para bajar la inflación, similar al plan Austral o la convertibilidad? ¿Cómo lo haría?

-Apuesto a un plan de crecimiento.

-¿Es un plan de shock para bajar la inflación?

-Dependerá del momento de arranque. Hoy, no podemos analizar cómo va a ser la situación desde la cual hay que trazar un plan el 10 de diciembre de 2023. Eso es futurología.

El Plan Austral bajó la inflación y generó crecimiento durante los primeros meses. Después, hubo problemas políticos y no se sostuvo. Insisto: la medida en particular va a depender de la situación de arranque.

Alberto Fernández define el futuro de Luana Volnovich, un caso que impactó en el corazón de La Cámpora

-¿Coincide con Macri en que el próximo gobierno tendrá que ir a fondo, es decir, no más gradualismo?

-No, el Gobierno que viene tiene que ir a fondo con las transformaciones que la Argentina necesita. Hay que volver a federalizar el país desde el punto de vista económico. Es decir, que uno pueda conseguir laburo en la provincia que nazca o donde sea. Tenemos para desarrollar recursos naturales o potenciar el turismo. La Argentina debe crecer, basada en sus exportaciones.

-¿Es necesario hacer una reforma laboral?

-Todo se moderniza en el mundo. Hay formas de trabajo diferentes a las tradicionales y las costumbres están cambiando. Obviamente, hay que adecuar los marcos normativos, defendiendo los derechos de los trabajadores.

Horacio Rodríguez Larreta, durante la entrevista con LA NACION
Hernán Zenteno


Horacio Rodríguez Larreta, durante la entrevista con LA NACION (Hernán Zenteno/)

-¿Está de acuerdo con un cambio en las indemnizaciones? ¿Las eliminaría?

-Eso hay que estudiarlo. Es un tema más de la modernización laboral. Hay que sacar este concepto de la reforma. Hay formas de vivir o trabajar que cambian, y hay que adecuarse. Eso es válido.

Macri y la interna por el 2023

-¿Cuál es su principal diferencia política con Macri?

-Primero, no defino mi relación con Macri por las diferencias que tengo con él. Desde que trabajamos juntos, hemos tenido muchos más acuerdos que diferencias. Buena parte de las cosas que la gente valora de la Ciudad, como la Policía o las obras para evitar las inundaciones, las empezó él y nosotros le hemos dado continuidad.

-No le hablo de gestión, sino del perfil que debe tener JxC. ¿No hay diferencias con Macri?

-No. Él coincide en que la unidad es el valor principal. Es unidad, diversidad y sumar para crecer. Para mí, esos son los principios que nos guían. Mauricio concuerda en eso.

-¿Macri tiene posturas más extremas frente al Gobierno?

-No. Puede haber un matiz, pero, en términos generales, él coincide en cuidar la unidad y en respetar la diversidad. Hay temas en los que algunos integrantes de JxC tenemos visiones diferentes. Y eso es un valor, no es un problema. La Argentina que viene necesita diversas miradas.

-¿Qué autocrítica haría del mandato de Macri? ¿A qué atribuye la derrota de Macri?

-Basta con leer el libro de Mauricio [Primer Tiempo]. Ahí están planteadas las autocríticas. Como dice Mauricio, lleva tiempo satisfacer la expectativa en términos económicos. Venimos de 70 años de estancamiento e inflación.

-¿Macri debería ser mentor o candidato para que JxC vuelva al poder en 2023?

-Falta para las candidaturas. Macri tiene mucha experiencia para transmitir en JxC y es miembro de la mesa de conducción de la coalición.

-Si Macri decide volver a competir y ser candidato en 2023, ¿lo enfrentaría en una interna o no?

-Él nunca expresó esa vocación. Lo que dijo, y yo coincido, es que los próximos candidatos, en todos los niveles, deben surgir de una PASO.

-¿El expresidente será el gran elector en 2023?

-El gran elector de JxC será la gente, porque habrá una PASO. Eso ya ocurrió en la última elección y funcionó muy bien. No tengo ninguna duda que una de las claves de nuestro éxito fue haber tenido una primaria muy competitiva y, sobre todo, muy respetuosa.

-¿Macri es quien tiene más votos en la interna de JxC, como dijo Emilio Monzó? ¿”Con Mauricio no alcanza, sin Mauricio no se puede”?

-Necesitamos a todos. Y más también, porque no alcanza con lo que tenemos. O sea, para transformar al país, se requiere un acuerdo más amplio.

-¿El triunfo electoral fue una reivindicación de Macri o su figura se revaloriza por la mala gestión del Gobierno?

-La figura de Mauricio se valoriza por lo que hizo como presidente, desde la inserción de la Argentina del mundo -pareciera hoy que solo somos amigos de Venezuela, Cuba y Nicaragua-, el plan de infraestructura o en términos del respeto por las instituciones. Todo eso reivindica al gobierno de Mauricio.

-Ahora, ¿los argentinos reivindicaron a Macri?

-Por un lado, la gente reivindica lo que valora de Mauricio, pero también de otros actores. Obviamente, también hay un cuestionamiento al Gobierno. Es una combinación de todo, no hay un solo factor que te hace ganar.

Emilio Monzó: “Hoy, Mauricio Macri es el dirigente con más votos en la interna de Juntos por el Cambio”

-¿Cuándo sube la imagen de Macri baja la de Cristina y viceversa?

-No sé si es así, tan matemático.

-¿Macri perdió porque no tenía una base política sólida?

-El contexto y las circunstancias eran distintas. La conformación de JxC era muy reciente y él asume con números muy desfavorables en el Congreso. Es difícil comparar la situación de 2015 con lo que será el escenario de 2023. Necesitamos un acuerdo amplio.

-Elisa Carrió, una de sus aliadas, dijo que “amontonar no es una estrategia”. ¿Es así?

-Es que la diferencia entre sumar y amontonar es incorporar a personas que coincidan con nuestros valores, que tengan una visión en común y concuerden en que tenemos que transformar al país. Te doy un ejemplo: Carrió coincidió con nosotros en que había que sumar a Ricardo López Murphy.

-¿Le molestó que Carrió criticara su campaña?

-¿Ella? No. La conozco mucho a Lilita. Le tengo aprecio. No me molestó porque hicimos una excelente elección: sacar el 47% en unos comicios de medio término en la ciudad es un número altísimo.

-Monzó le pide que arme una mesa con los moderados de JxC. ¿Le parece una buena idea o no podría hacerlo?

-A Emilio lo valoro mucho. Cualquier espacio de diálogo que generemos para pensar en la Argentina que viene es una buena idea.

-¿La presidencial se gana “en el centro” o cambió el escenario electoral?

-La Argentina se transforma desde el consenso, no desde los extremos. Eso es lo importante, no cómo se gana la elección. Un acuerdo amplio no significa unanimidad. Hay personas con la cual yo nunca coincidiría. Por ejemplo, nunca me pondría de acuerdo con aquellos que creen que en Venezuela no se violan los derechos humanos o que con el control de precios se va a frenar la inflación. Consenso no es unanimidad.

“La Argentina se transforma desde el consenso, no desde los extremos”, asegura Larreta
Hernán Zenteno


“La Argentina se transforma desde el consenso, no desde los extremos”, asegura Larreta (Hernán Zenteno/)

-¿Le molesta que Macri diga que no le gusta su discurso gris o light?

-Nunca me lo dijo. Siento que me apoya y, sobre todo, que valora mi responsabilidad más importante: la gestión de la Ciudad. Muchas de las cosas que hemos hecho fueron una continuidad de sus políticas.

-¿Confía en que Macri lo apoyará en 2023?

-Lo importante es el apoyo de la gente. En 2023 habrá una PASO.

Fernández y su vínculo con Massa

-¿Tuvo que endurecer sus posiciones con el Gobierno en el último tiempo? ¿Se quedó sin margen para dialogar?

-Siempre he sido muy firme con el Gobierno, como cuando defendí la autonomía de la Ciudad para mantener las escuelas abiertas, o cuando fui a la Corte porque nos quitaron un punto de coparticipación. También fui firme cuando me opuse a liberar los presos, la expropiación de Vicentin o la reforma judicial. Ahora, con la misma firmeza que me opuse a todo eso, defiendo el valor del consenso y del acuerdo. Nunca tuve ninguna duda de que tenía que coordinar con todos los distritos por la pandemia. Esa es mi responsabilidad, no es un tema de qué opina el resto.

-¿Su vínculo con Fernández está roto? Ahora, el Presidente lo usa como interlocutor a Gerardo Morales.

-No es un tema de vínculos personales.

-¿Cuál es su relación política con Massa? Es público que son amigos y, por eso, un sector del macrismo desconfía.

-Está claro que pensamos diferente, porque estamos en distintos espacios. No coincido con muchas de las cosas que está haciendo el Gobierno del cual él es parte. Eso no tiene nada que ver con mi relación personal con Sergio.

-¿Se va a reunir con Massa en los próximos días?

-No lo tengo previsto. Pero es posible que él esté en la reunión con Guzmán porque se hace en el Congreso.

-Habla de tener una base de sustentación del 70%. ¿Ser “un buen presidente” implicaría co-gobernar con el PJ? ¿Integraría a peronistas a su eventual Gabinete?

-No usaría la palabra co-gobernar, pero sí hablo de un gobierno de coalición, con representación de distintos sectores. Eso hacemos en la Ciudad.

-¿Lo convocaría a Juan Schiaretti o eso le generaría un problema en la interna de JxC en Córdoba?

-Tenemos muy buenos dirigentes en Córdoba, que hicieron una excelente elección.

-¿A quién imagina como su eventual rival del Frente de Todos en 2023?

-Insistís con lo personal. No lo sé. Dijeron que van a hacer una PASO.

-¿Fernández podría ir por la reelección?

-No tengo ni idea. Habría que preguntarle a él.

-¿Cristina Kirchner puede volver o no es posible?

-No lo sé.

-¿Le preocupa que no haya un liderazgo claro en JxC?

-Hay una conducción muy clara, que la ejerce la mesa nacional de JxC. Ese espacio nos permitió garantizar la unidad, evitar que aprobaran la reforma judicial y ganar la elección. Esa conducción funciona.

“No veo anarquía en JxC; esta conducción nos permitió ganar la elección y mantener la unidad”, señala Larreta
Hernán Zenteno


“No veo anarquía en JxC; esta conducción nos permitió ganar la elección y mantener la unidad”, señala Larreta (Hernán Zenteno/)

-Sin embargo, Ernesto Sanz dice que JxC no puede acostumbrarse a “la mala praxis y la anarquía” que se vio en el Congreso. ¿Qué opina?

-Primero, en la ley madre, que es el Presupuesto, nuestros diputados votaron todos juntos.

-Pero legisladores de JxC dicen que Máximo Kirchner los “salvó” porque sin ese discurso, se quebraba el bloque.

-Votaron todos juntos. La verdad es la realidad. No hubo división.

-¿No ve “anarquía” en la coalición?

-No. Me remito a los resultados. Es la primera vez desde la vuelta de la democracia que la oposición se mantuvo unida con el peronismo en el gobierno. Es un mérito enorme. La unidad de JxC está blindada.

-¿Concuerda con Macri en que “nadie puede sacar los pies del plato porque desaparece”?

-Nadie lo ha hecho. Todos saben cuál es el mecanismo de definición de candidaturas. Nadie va a sacar los pies del plato.

Vidal y la disputa con la UCR

-¿Quiere que María Eugenia Vidal lo suceda en la Ciudad?

-Es muy temprano para hablar de candidaturas.

-¿Al integrar a vidalistas a su Gabinete la perfila a ella como su posible sucesora?

-Pero con María Eugenia trabajamos juntos hace 25 años. Somos un mismo equipo.

-¿Le molesta que Vidal arme un proyecto presidencial? ¿Podrían competir en 2023?

-No solo la valoro como política, sino que tengo un enorme afecto hacia ella. Siempre la voy a apoyar.

-¿Vidal pagó un costo político por su salida de la provincia?

-Vidal hizo una elección enorme en la Capital. Históricamente, sacar un 47% de los votos en los comicios de medio término es un número altísimo.

-Es criticada en JxC por cómo se fue de la provincia. ¿Usted comprendió la decisión?

-No, ella se fue y siguió colaborando. Tomó un poco de distancia, que coincidió con el tiempo de la pandemia, pero al volver hizo una gran elección en la Ciudad. Lo cual demuestra que la gente la sigue valorando mucho.

-Si el “maratonista” se queda sin aire antes de la meta, ¿apoyaría a Macri o Vidal?

-Falta mucho. Todos tenemos que correr una maratón. Yo voy a entrenar casi todas las mañanas.

-¿Usted larga primero en la carrera?

-Todos tenemos que mirar esto como una maratón. No hay apuro por las candidaturas.

-¿Estaría dispuesto a apoyar a Lousteau en la Ciudad y a Ritondo en Buenos Aires con tal de que un sector de la UCR y Vidal apoyen su candidatura a la presidencia?

-[Risas] Dije que no hablaba de candidaturas y me mencionaste cinco en una pregunta.

-¿El Pro se puede quedar con todo en 2023?

-Yo tengo una visión desde JxC. La gente votó a la coalición. Lo importante es que el espacio gane a nivel nacional, en la provincia y mantenga la Ciudad. Y que podamos crecer en muchos otros distritos. La gente va a definir quién es el mejor candidato de JxC.

-¿Macri y Bullrich juegan en tándem o la exministra tiene vuelo propio?

-Somos todos parte del mismo equipo. Todos jugamos en tándem y coordinadamente.

-¿El Pro va a definir sus candidatos con encuestas?

-JxC va a definir sus candidatos a través de las PASO, en todos los niveles.

-¿Se visualiza siendo rival de la UCR o en una fórmula con un radical en las PASO?

-No lo sabemos. En la elección intermedia hubo fórmulas cruzadas en casi todas las provincias. Eso muestra que, en realidad, la gente valora a JxC más que a cada uno de los partidos que lo conforman.

-¿Podría compartir una fórmula con Gerardo Morales?

-De vuelta te digo: falta mucho para las candidaturas. A Gerardo lo respeto y me parece un muy buen gobernador.

-¿Siente que Facundo Manes no es un rival hoy para Pro?

-Manes hizo una muy buena elección en su primera incursión en la política. Es otro buen ejemplo de ampliación.

Bullrich, Milei y los “halcones”

-¿Estaría de acuerdo o no con sumar a Javier Milei?

-Hoy, él es parte de otro espacio. La elección es muy reciente. Y no tengo relación con Milei. Yo jamás me voy a enganchar o contestar las agresiones e insultos.

-¿Lo diferencia a Milei de José Luis Espert?

-Es diferente porque Espert fue parte de nuestro acuerdo electoral en la Ciudad en 2019. Entonces, ya hemos tenido un trabajo conjunto.

-¿Macri y Bullrich quieren sumar a los libertarios porque piensan en una interna con las “palomas”?

-Me parece demasiado especulativo pensar así.

-Usted quiere mantenerse en el centro. ¿Aspira a que “los halcones” lo voten a regañadientes?

-Te lo despersonalizo: no es un tema de que nos voten, sino que después podamos hacer las cosas bien. Esa es la clave. Para transformar el país se requiere un acuerdo amplio, no desde los extremos. Se necesita un consenso mayoritario, no unánime. Necesitamos darle continuidad en el tiempo a una política, un plan y una visión del país. Un objetivo es generar trabajo. La Argentina no crea empleo, ni formal ni estable ni privado.

-¿Eso son los principales valores de su proyecto presidencial?

-Definitivamente. Pero, de vuelta, son los valores del proyecto presidencial de JxC, no del mío. Tenemos que generar trabajo, para eso necesitamos inversión. Y ese plan tiene que ser federal: hay que terminar con la híper-concentración que se ha generado en el área metropolitana. El proceso de concentración de poder que se inició, sobre todo con Néstor Kirchner, ha generado un país unitario. Eso es lo contrario a lo que dice la Constitución.

-¿JxC tiene en claro para qué quiere volver? ¿Macri o Bullrich proponen lo mismo que usted?

-En mi visión, JxC quiere volver al gobierno para construir un proyecto, con una base de apoyo muy amplia, que garantice el desarrollo de la Argentina durante veinte años seguidos. La clave del éxito del próximo gobierno es sentar las bases. Tal vez, tiene que ser un gobierno mucho más valorado en los libros, que en el corto plazo. El próximo gobierno tiene que ser el punto de inflexión, el que cambie la tendencia. Ese es el desafío.

-Para llegar a la Casa Rosada, ¿deberá cambiar el chip: de jefe de gobierno a candidato a presidente?

-Ya te dije: falta mucho para las candidaturas. Hoy, mi responsabilidad es ser jefe de gobierno. Le dedico muchas horas a eso.

-¿Habló como candidato a presidente en esta entrevista?

-Hoy, soy jefe de gobierno y parte de un proyecto de JxC que aspira a llegar a la presidencia en 2023. El candidato lo dirá la gente.

Espionaje, la Corte, monopolios, reforma laboral y las re-re

-Respecto del caso “Gestapo”, ¿hubo espionaje en el gobierno de Mauricio Macri?

-Primero, yo repudio el uso de la palabra “Gestapo”. Segundo, Vidal fue clarísima. Salió y puso la cara, con la valentía que nos tiene acostumbrados. Explicó la causa de manera perfecta.

-Pero demoró diez días en salir a hablar.

-Bueno, pero lo explicó. Además, lo que está detrás de eso es su batalla contra las mafias. Estamos hablando del “Pata” Medina, que la Justicia dijo que era un delincuente. La pelea de Vidal era contra Medina, Marcelo Balcedo y otros extorsionadores. Ella aclaró la situación de la reunión.

-A la denuncia de la AFI se suma la causa por supuesto espionaje. ¿Le preocupa que pueda haber más material?

-Yo soy querellante y me presenté en la causa. Y lo único que tenían eran fotos mías en lugares públicos. No sé quién las habrá sacado, pero, en mi caso, eran imágenes públicas.

-¿Cree que fueron “cuentapropistas” de la AFI?

-No sé quién fue. Eso lo tiene que investigar la Justicia. Sí sé que Macri no tiene nada que ver con esto.

-¿Macri no tiene nada que ver con el espionaje?

-No. También lo dije cuando tuvo que ir a declarar a Dolores.

-¿Macri y Vidal deben dar explicaciones en la Justicia?

-María Eugenia ya dio las explicaciones. Fue muy clara y contundente, como siempre.

-¿Le llama la atención que ese video se haya difundido en el momento que se debatía el tema reelecciones? ¿Fue un mensaje interno?

-No sé por qué salió ahora.

-¿Eliminaría la AFI si es presidente?

-Sí, lo evaluaría. No es un tema de mi especialidad. Pero eventualmente no descartaría hacer un replanteo muy fuerte en esa área. Insisto en que no es algo que pueda hablar con propiedad porque no soy experto.

-¿Va a desplazar a Sebastián De Stéfano de Sbase, quien aparece en el video del caso “Gestapo”?

-De lo que salió públicamente -el video-, no se desprende que haya cometido ningún delito. Está en una reunión.

-¿Usted sumó a De Stéfano, exespía de la AFI, por un acuerdo con Angelici?

-Vos me preguntaste del video y, de eso, no se desprende que haya cometido un delito.

-¿Considera que la Corte Suprema funciona bien?

-Creo que hay que respetar la independencia de la Corte.

Horacio Rodríguez Larreta
Hernán Zenteno


Horacio Rodríguez Larreta (Hernán Zenteno/)

-¿Funciona bien con esa integración? Hay demoras en muchas causas, está el caso de Cristina Kirchner.

-La Corte también sacó un montón de fallos. No hay ningún elemento para decir que la Corte no funciona bien. Y es una barbaridad que el Gobierno promueva una marcha contra el máximo tribunal. Tenemos que respetar la división de poderes. Es algo que Mauricio había construido.

¿Espera un fallo favorable en el caso por la quita de los fondos de coparticipación?

-Estoy convencido que la decisión del Gobierno es inconstitucional. No nos pueden recortar fondos que fueron transferidos para pagar la Policía. Y repito mi compromiso de que si la Corte nos devuelve los fondos, se bajan automáticamente los impuestos que se subieron como para compensar la quita.

-Si llega a ser presidente, ¿intentará reformar la Justicia?

-Seguramente hay cosas para mejorar. Pero hay que hacerlo en un marco institucional. No se puede reformar la Justicia con una marcha para que renuncie la Corte.

-¿Hay que “ir contra los monopolios”, como dijo hace unos meses, o lo malinterpretaron?

-Hay que promover la competencia, siempre y en todos los casos. Eso genera mejor calidad y precios.

-¿Haría una reforma laboral?

-Todo se moderniza en el mundo. Hay formas de trabajo diferentes a las tradicionales y las costumbres están cambiando. Obviamente, hay que adecuar los marcos normativos, defendiendo los derechos de los trabajadores.

-¿Avalaría un cambio o la eliminación de las indemnizaciones?

-Eso hay que estudiarlo. Es un tema más de la modernización laboral. Hay que sacar este concepto de la reforma. Hay formas de vivir o trabajar que cambian, y hay que adecuarse. Eso es válido.

-Macri dijo que Moyano “extorsiona y es uno de los causantes de que el país no puede crecer”. ¿Comparte esa visión? ¿Qué vinculo tiene con él?

-No tengo vínculo. Me lo he cruzado o he tenido alguna reunión, porque es representante de los recolectores de basura. Ahora, hay un desafío grande: bajar los costos de logística. Cuando hablamos de recuperar el federalismo, un gran problema para las provincias, sobre todo las más alejadas del puerto, es el costo de logística. Necesitamos que el país vuelva ser federal.

-¿Hay que dialogar con Moyano para lograr eso?

-Hay que bajar los costos, sin ninguna duda, porque eso discrimina a las provincias más alejadas del puerto.

-¿Por qué rechazó las reelecciones cuando ya se había aprobado la ley? ¿Estaba de acuerdo con el cambio y apoyó en reserva a los intendentes de Pro?

-No. Yo no participé en eso. Es un tema de la provincia. Y dije que no estoy de acuerdo con las reelecciones indefinidas.

-¿Entendió el cambio en la reglamentación que pedían Pro y la UCR?

-No sé. Obviamente había un tema con la reglamentación porque hubo un montón de intendentes que se habían pedido licencia para volver después. De todos esos, el único que dijo que no iba a regresar fue Jorge Macri.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.