La hora de la verdad

·4  min de lectura

Madrid, 10 nov (EFE).- Las diez de las trece plazas europeas que van a formar parte del cartel del Mundial de Catar 2022 quedarán definidas en los próximos días, cuando se complete la fase de clasificación con las dos últimas jornadas previstas en cada uno de los grupos.

Dinamarca y Alemania ya tienen asegurada su presencia en el Campeonato del Mundo. Sellaron su pasaporte en la anterior ventana del calendario reservada a los equipos nacionales, en el pasado mes de octubre. Por tanto, son ocho las vacantes pendientes para fijar su presencia en el torneo y numerosos aspirantes, con enfrentamientos directos entre los candidatos para definir el ganador de cada grupo.

Las otras tres plazas restantes previstas para el fútbol europeo saldrán de las eliminatorias de repesca que se disputarán en marzo del año que viene y que jugarán los diez segundos clasificados más dos selecciones, según el ránking logrado en la pasada Liga de Naciones.

Estos lugares para los 'play off' también están en juego en estas dos jornadas.

Con los daneses y alemanes ya con plaza fija, selecciones como Portugal, Serbia, España, Suecia, Grecia, Italia, Suiza, Bélgica, Francia, Países Bajos, Noruega, Rusia, Croacia, Inglaterra, Polonia, Albania, Turquía, Gales, Ucrania o Finlandia preparan sus compromisos y calculan sus posibilidades mundialistas.

Portugal y Serbia tienen asegurados los dos primeros puestos del Grupo A aunque tienen que determinar el orden. El cuadro balcánico tiene un punto más en la tabla pero también un partido más que su rival. Ambos se enfrentarán entre sí en el estadio Da Luz de Lisboa el próximo domingo pero antes, este jueves, el cuadro portugués debe ganar en Dublín a la República de Irlanda.

Más abierto está el B, con España, plagada de bajas, y Suecia, reforzada con el retorno de Zlatan Ibrahimovic, como principales candidatas pero con Grecia aún con opciones. Entre los tres equipos se va a resolver la situación. El conjunto de Luis Enrique jugará el jueves en Atenas sin margen de error. El cuadro escandinavo, en la primera posición, visita a Georgia. Si ambas ganan sus respectivos partidos, el enfrentamiento entre ambos del domingo en Sevilla, será como una final. Definitivo.

Italia y Suiza deben establecer quién será primero y segundo del Grupo C. Jugarán entre sí un duelo clave el viernes en Roma y después, en la última fecha, el lunes próximo, ninguno puede fallar. El campeón de Europa visita Belfast para medirse a Irlanda del Norte y Suiza recibe a Bulgaria.

Francia, que no podrá contar con Paul Pogba, baja de última hora, lo tiene todo a favor para sellar su pase y defender el título ganado en Moscú. Una victoria ante Kazajistán el sábado en el Parque de los Príncipes de París o en Helsinki tres días después, le garantiza el pase. Las opciones de Ucrania segundo en la clasificación de este grupo, pasan por una derrota del campeón del mundo y su triunfo en Bosnia el martes. Finlandia y, en menor medida, Bosnia Herzegovina, tienen alguna probabilidad matemática. Pero escasa posibilidad real.

Parecida situación que Francia tiene Bélgica que tiene segura una de las dos primeras posiciones del Grupo E. Será primera si gana a Estonia el sábado en Bruselas o si Gales, la única que puede darle caza, no suma los tres puntos contra Bielorrusia en Cardiff. La República Checa ya solo está pendiente del segundo lugar y formar parte de la repesca.

Países Bajos tiene un pie en Catar aunque debe refrendar su posición en el choque definitivo del martes en Róterdam contra Noruega que está a la expectativa y que no podrá contar con los goles de Erling Haaland, lesionado.

Pero antes, los neerlandeses y los noruegos tienen que solventar sus compromisos del sábado contra Montenegro en Podgorica y frente a Letonia en Oslo, respectivamente. Turquía también contempla opciones pero no tiene margen de error ni ante Gibraltar ni frente a Montenegro. Y debe esperar el error de sus rivales en la clasificación.

Rusia y Croacia tienen garantizada un lugar entre los dos primeros pero deben establecer el orden en los encuentros que vienen, especialmente en el duelo entre ambos del domingo, decisivo, en Split. Antes, el jueves Rusia recibirá a Chipre en San Petersburgo y Croacia visita a Malta. Ninguno puede fallar.

Inglaterra tiene en la mano el pasaporte hacia Catar que debe sellar con un triunfo ante Albania en Wembley el viernes. Polonia, con tres puntos menos en la tabla, está al acecho pero debe esperar un error del conjunto de Gareth Southgate y sumar los tres puntos tanto ante Andorra el viernes como frente Hungría en Varsovia el lunes. Albania hace cuentas, especialmente para el segundo lugar. Pero su destino pasa por el error de ingleses y polacos.

Santiago Aparicio

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.