Holger Rune demuestra que es un adolescente discutiendo con su madre en pleno partido

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·4  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
El tenista Holger Rune y su madre, Aneke. (Foto: Eurosport / Tim Clayton / Corbis / Getty Images).
El tenista Holger Rune y su madre, Aneke. (Foto: Eurosport / Tim Clayton / Corbis / Getty Images).

Carlos Alcaraz se ha confirmado en esta temporada 2022 como el futuro del mundo del tenis y en este Roland Garros se ha destapado uno de los que podría ser su gran rival en los próximos tiempos. Se trata de Holger Rune, que ha alcanzado los cuartos de final del Grand Slam parisino y que apenas tiene 19 años. Cuando vemos a estos jóvenes triunfar, a veces olvidamos su edad, pero siempre hay momentos que nos recuerdan que son como cualquier adolescente, como la discusión que tuvo el danés con su madre en pleno partido.

Rune cayó en los cuartos de final de Roland Garros en cuatro sets ante el noruego Casper Rudd por 6-1, 4-6, 7-6 (2) y 6-3. En varios momentos del partido se le notó irritado y fue su madre, quien le estaba apoyando desde su banquillo, la que pagó las consecuencias.

Ocurrió tras el séptimo juego del tercer set, en el que el joven danés cedió un break cuando parecía tenerlo controlado. Primero lanzó la raqueta al suelo y después marchó visiblemente enfadado al banquillo. Una vez en él se dirigió al lugar en el que estaba sentada su madre y gritó en su idioma: “¡Forlade! ¡Forlade!” (“¡Vete! ¡Vete!”). Las cámaras de la realización enfocaron a su progenitora, que se levantó de su asiento y se marchó de la grada.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de Twitter no disponible por tus preferencias de privacidad

Una vez finalizado el encuentro, ya en sala de prensa, Rune explicó a los periodistas el incidente. “Quiero mucho a mi madre, yo no la eché de la pista. Cuando estoy frustrado necesito que me dejen, no puedo estar escuchando a mi madre y a mi entrenador”, contó. “No buscaba específicamente que se fuera, en el partido con Stefanos también se marchó. Ella sabe cómo darme paz”.

Lo cierto es que, precisamente después del partido de octavos de final en el que venció a Stefanos Tsitsipas, Rune demostró el amor que guarda a su progenitora con unas palabras con las que además se ganó al público de París. “Mi madre es la razón por la que estoy aquí hoy”, dijo mientras ella apenas podía contener la emoción.

Un talento de carácter complicado

Más allá del incidente con su madre, el talento danés, además de mostrar que tiene un nivel brillante como jugador, también ha demostrado en Roland Garros que debe mejorar su actitud. Durante el partido ante Rudd, como decíamos, se le notó cabreado en varios momentos y acabó incluso teniendo un roce con el noruego cuando este le reprochó que quisiera revisar todas las bolas.

Rune manda callar a Casper Ruud durante su partido en París. (Foto: Christophe Archambault / AFP / Getty Images).
Rune manda callar a Casper Ruud durante su partido en París. (Foto: Christophe Archambault / AFP / Getty Images).

Un par de veces se llevó el dedo a los labios mandándole callar y, al final del encuentro, le saludó de forma muy fría, lo que provocó una sonrisa irónica y un gesto de desaprobación de su rival.

La tensión siguió incluso después del partido, según Rune. “Una vez en el vestuario, su equipo de trabajo viene a saludarme y me felicita por el partido, son muy amables. Pero de repente, me encuentro con que Casper se acerca a mí y me pega un grito en la cara, como celebrando. Le dije que qué diablos estaba haciendo. Tú puedes celebrar y gritar en la pista, pero ese grito en mi cara es una falta de respeto. Fue muy antideportivo durante todo el partido, por eso no quise abrazarle ni hablar con él al final”, aseguró el joven a la prensa. “He dicho muchas veces que le admiro mucho como jugador y tengo un gran respeto por él, así que no entiendo su actitud conmigo. ¿Pretende que me arrodille ante él? El 99% de los jugadores del circuito son respetuosos conmigo, puedo vivir sin que él lo sea”.

Rune, que en abril cumplió 19 años, ocupaba antes de Roland Garros el puesto 40 del ranking mundial y fue número 1 en categoría júnior, donde ganó 10 títulos, incluido el Grand Slam parisino en 2019.

Debutó en la ATP en el Torneo de Buenos Aires de 2021, año en el que también disputó su primer Grand Slam en el Open de Estados Unidos. No pasó de la primera ronda, como tampoco lo hizo en el Open de Australia de este 2022, pero en abril consiguió el primer título de su carrera en Múnich.

Rune con el trofeo de campeón del Torneo de Múnich. (Foto: Philippe Ruiz / Xinhua / Getty Images).
Rune con el trofeo de campeón del Torneo de Múnich. (Foto: Philippe Ruiz / Xinhua / Getty Images).

Como curiosidad, fue pareja de dobles de Alcaraz en Le Petit As 2017, uno de los torneos juveniles más prestigiosos. Seguro que en los próximos años los volveremos a ver muchas veces juntos, aunque cada uno a un lado de la pista como rivales.

VÍDEO | El punto asombroso de un niño de 7 años que recuerda a Federer

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.