La historia de Marcos Rojo harto del aislamiento del plantel de Boca

·1  min de lectura

Demasiados sucesos ocurrieron en los últimos días en Boca. Desde la eliminación bochornosa en Brasil de la Copa Libertadores y la posterior trifulca con las fuerzas de seguridad en el Mineirao, a las heróicas imágenes de anoche de los juveniles dejando la vida en el partido contra Banfield.

Entre una situación y otra pasaron mil cosas, pero que todas forman un hilo conductor basado en el aislamiento de los jugadores profesionales y el cuerpo técnico de primera por la ruptura de la burbuja sanitaria por lo ocurrido el martes por la noche en Belo Horizonte.

 

Por eso, la delegación xeneize debe cumplir con siete días de confinamiento para volver a competir. De esos siete, ya atraviesan el quinto día, por lo que ya comienzan a sentirse impaciencias por terminarlo. Uno de los involucrados en el aislamiento es Marcos Rojo, quien hizo notar su fastidio en las redes sociales.

El ex Selección Argentina fue uno de los jugadores que más activo estuvo anoche con el empate en Banfield de los chicos de la Reserva, y hoy volvió a dar la nota con una historia descansando en el hotel luego del entrenamiento en Casa Amarilla con todo el plantel, donde puso "Esto no termina más". Tranquilo, Marcos, que ya queda poco.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.