La historia desconocida de Jim Thorpe: una de las mayores injusticias del deporte olímpico

·5  min de lectura
Jim Thorpe (1888-1953), un símbolo en el deporte olímpico
Jim Thorpe (1888-1953), un símbolo en el deporte olímpico - Créditos: @Topical Press Agency

Jim Thorpe, uno de los mejores atletas de la historia y víctima de lo que muchos consideraban una injusticia olímpica centenaria, ha sido restituido como único ganador del decatlón y el pentatlón en los Juegos de Estocolmo de 1912. Thorpe, que se destacaba en una docena de deportes, había dominado sus dos pruebas en los Juegos de Estocolmo, pero fue despojado de sus medallas después de que se descubriera que había ganado unos cuantos dólares jugando al béisbol profesional antes de su carrera olímpica. Los funcionarios estadounidenses, en lo que los historiadores consideraron una suerte de racismo contra Thorpe, que era un nativo americano, y una devoción fanática a la idea del amateurismo, fueron unos de los más ruidosos defensores de su descalificación.

El reconocimiento de Thorpe por parte del Comité Olímpico Internacional, anunciado este viernes, se produce 40 años después de que lo declarara vencedor de ambas pruebas. Pero la restitución en 1982 no fue suficiente para sus partidarios, que siguieron haciendo campaña en favor de Thorpe, un ícono estadounidense especialmente venerado en las comunidades indígenas.

Los atletas que fueron declarados campeones tras la descalificación de Thorpe -Hugo Wieslander, un sueco que quedó segundo en el decatlón, y Ferdinand Bie, de Noruega, que terminó detrás de Thorpe en el pentatlón- expresaron una gran reticencia a aceptar sus medallas de oro después de que Thorpe fuera despojado de sus victorias en 1913. El Comité Olímpico Internacional dijo que había consultado a los comités olímpicos de Suecia y Noruega y a los familiares supervivientes de Wieslander, antes de restituir a Thorpe como único campeón de ambas pruebas.

Bie y Wieslander serán ahora “co-medallistas” de plata en sus pruebas. Los actuales medallistas de plata y bronce no serán desconocidos. “Se trata de una situación excepcional y única”, dijo el presidente del COI, Thomas Bach. “Se trata de un gesto extraordinario de juego limpio por parte de los Comités Olímpicos Nacionales implicados”.

En el aire, Jim Thorpe marcó una era, más allá del ciclismo
En el aire, Jim Thorpe marcó una era, más allá del ciclismo - Créditos: @George Rinhart

El Comité Olímpico Sueco respondió a una solicitud de comentarios diciendo: “El Comité Olímpico Sueco quisiera citar al rey sueco Gustavo V, que le dijo a Jim Thorpe en la ceremonia de entrega de medallas: “Señor, usted es el mejor atleta del mundo”. El Comité Olímpico Noruego no respondió a la solicitud de comentarios.

La decisión de nombrar a Thorpe como único ganador del decatlón y el pentatlón fue comunicada el jueves por Indian Country Today, que señaló que los funcionarios olímpicos le habían colocado discretamente en el primer puesto en la página web oficial de los Juegos.

Restaurar las medallas de Thorpe ha sido durante mucho tiempo una causa para los activistas nativos americanos y de otras nacionalidades, que en los últimos años han renovado las campañas de petición y presionaron al Comité Olímpico Internacional para que se produzca el cambio. Thorpe era miembro de la Nación Sac y Fox de Oklahoma (una de las tribus originarias más grandes) y asistió a la Escuela Industrial India de Carlisle en Pensilvania, y sus hazañas en múltiples deportes son legendarias en los círculos de los nativos americanos.

“Es el momento de celebrar los logros olímpicos de Jim Thorpe en 1912 y el pleno reconocimiento del Comité Olímpico Internacional”, advirtió Nedra Darling, ciudadana de la Nación Prairie Band Potawatomi, cuyo padre fue un viejo amigo de Thorpe. “Ha sido un largo viaje hasta llegar a este momento, pero un viaje muy importante para los que formamos parte del movimiento Bright Path Strong y en todo el país indio”.

Bright Path Strong, una fundación que lleva el nombre indígena de Thorpe, ha estado entre los líderes de los esfuerzos para restaurar el estatus de Thorpe. “Nos alegramos de que, gracias al gran compromiso de Bright Path Strong, se haya podido encontrar una solución”, dijo Bach.

Las hazañas de Thorpe en el campo de fútbol fueron legendarias: en 1911, Carlisle derrotó a Harvard gracias, en gran medida, a Thorpe, que jugaba de media punta (al menos, lo que hoy se considera un media punta) y convirtió cuatro goles.

Thorpe acudió a los Juegos Olímpicos de 1912 en Estocolmo para competir en el decatlón y en otra prueba de pista ya desaparecida, el pentatlón. Ganó ambas, fue aclamado internacionalmente y se unió a un desfile de estrellas olímpicas por Broadway en Nueva York. El Times informó de que Thorpe fue el más aclamado, junto con Pat McDonald, un lanzador de bala, que era policía de tráfico en Times Square.

Pero al año siguiente se supo que Thorpe había ganado 25 dólares a la semana jugando al béisbol en ligas menores unos años antes. En virtud de las estrictas normas de amateurismo de la época, se le retiraron las medallas de oro.

Con su estatus de aficionado revocado, Thorpe comenzó una carrera en las grandes ligas de béisbol, jugando como jardinero desde 1913 hasta 1919 para los New York Giants, Cincinnati Reds y Boston Braves. En 1920 se pasó al fútbol profesional y jugó hasta los 41 años en seis equipos, incluidos los New York Giants. Es miembro de los Salones de la Fama del fútbol universitario y profesional. En 1950, fue elegido como el mejor atleta de la primera mitad del siglo XX en una encuesta de Associated Press entre periodistas deportivos.

Thorpe murió en 1953. Su obituario en el New York Times le llamó “probablemente el mayor atleta natural que el mundo ha visto en los tiempos modernos”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.