Histórico: las Panteras superaron a Colombia y pasaron de fase en el Mundial de vóleibol por primera vez

Tatiana Rizzo, en el centro de la escena
Tatiana Rizzo, en el centro de la escena

Les costó, sufrieron, pero finalmente las Panteras sellaron su pase a la segunda rueda de un Mundial de vóleibol femenino por primera vez en su historia. En un partido muy igualado y marcado por momentos de dominio de ambos equipos, la Argentina superó a Colombia por 3-2 (19-25, 25-17, 27-29, 25-20 y 15-8) y se aseguró su presencia en la segunda etapa de grupos, con el último encuentro de la zona inicial, contra Japón, aún por disputarse el domingo.

Los primeros dos sets vieron períodos de dominio muy claros de cada equipo. La Argentina tuvo un muy buen arranque en el primer capítulo, revirtiendo una desventaja inicial, pero las colombianas se recuperaron sobre la base de su implacable defensa, y se lo llevaron por 25-19, siendo además para ellas el primero que cierran en la historia de la competición. La respuesta fue bastante más contundente, y el potente ataque de las Panteras fue fundamental para que se quedaran con el segundo set con una amplia ventaja de ocho puntos.

El festejo de Mayer, Salinas y Farriol
El festejo de Mayer, Salinas y Farriol

Una vez consumada la igualdad, el equipo que dirige Hernán Ferraro se afirmó mejor en el ataque, de la mano de la implacable Erika Mercado, y durante gran parte del tercer set mantuvo una ventaja de tres puntos, construyendo alrededor del potente saque de Yamila Nizetich. No obstante, el conjunto cafetero incrementó sus esfuerzos en el bloqueo y eventualmente emparejó el trámite, llevando aquel parcial hacia un tenso final que finalmente terminó en manos de Colombia por 29 a 27, a pesar de que Argentina desperdició el primer set point.

El patrón inicial se repitió en el cuarto parcial: buen arranque de las Panteras, superioridad de tres tantos y posterior remontada y emparejamiento. Ese equilibrio continuó durante la mitad del set, pero luego las colombianas comenzaron a cometer errores en el remate y la comunicación, y las argentinas capitalizaron, cortándose en el marcador, para finalmente cerrar el cuarto set por 25-20, con todo por jugarse en el tie break.

En el inicio del set definitorio se dio una situación insólita: Ferraro se percató de que el tanteador, que indicaba que Colombia estaba arriba por 5-4, debía leerse al revés, y luego de un largo período de deliberación los jueces le dieron la razón al entrenador argentino. Luego, las Panteras usaron el envión de la decisión favorable para sacar una ventaja que resultó ser clave para obtener el triunfo final, por 15-8.

La temprana victoria de China contra República Checa, que no consiguió triunfos en lo que va del Campeonato, le había otorgado un carácter fundamental al triunfo de la Argentina, que confirmó su lugar entre los cuatro mejores equipos del grupo D. La siguiente fase estará compuesta por los cuatro primeros de cada zona, que conformarán otros dos grupos de ocho selecciones cada uno; una vez más, los cuatro mejores progresarán a la ronda posterior, que tendrá un formato de eliminación directa. Por su parte, al conjunto de Ferraro le queda todavía un difícil cruce contra Japón (cuya única derrota fue contra la líder China) este domingo desde las 9.15 hora argentina para cerrar la fase, pero el trabajo difícil ya está hecho.

Al término del encuentro, Emilce “Mimi” Sosa se mostró muy feliz por el logro en los Países Bajos: “Desde acá estamos muy felices, la verdad que fue increíble este partido, muy peleado. Hacer historia fue muy importante”, valoró la formoseña, que reflexionó acerca de toda la campaña de las Panteras hasta la fecha: “Sabíamos que veníamos a jugar esos dos primeros partidos contra potencias mundiales [China y Brasil]. No nos íbamos a achicar, pero eran difíciles. Cuando ya pasó eso nos enfocamos, cambiamos la llave y fuimos a buscar lo que vinimos a buscar. Y se nos dio”.

El resumen de la victoria histórica