Histórica victoria de etapa de Sainz; Al-Attiyah sufre pero es más líder

·3  min de lectura

Redacción deportes, 4 ene (EFE).- El español Carlos Sainz (Audi) ganó la tercera etapa del Dakar, disputada en Al Qaisumah (Arabia Saudí) y que contó con 113 kilómetros menos de tramo cronometrado (especial) por las inundaciones en el norte del país, en la categoría de coches y consiguió la primera victoria para el innovador vehículo híbrido de la marca alemana, que se estrenó en esta 44ª edición.

Por detrás finalizaron el sudafricano Henk Lategan (Toyota) a 38" y el francés Stéphane Peterhansel (Audi) a 1'41".

Para ganar un Dakar hay que ser rápido y tener suerte, y de esto último tuvo Al-Attiyah en la jornada de este martes.

Primero, se libró de una descalificación del rally-raid al competir el lunes sin conectar la caja negra que mide diferentes parámetros del vehículo. La FIA, al tratarlo como un error humano, lo que alegó el equipo Toyota, lo dejó en 5.000 euros de multa y aviso de descalificación para el catarí si se repite.

Y ya en plena competición, Al-Attiyah firmó su peor día en los cuatro de competición que van de Dakar, abriendo pista durante la mayoría de la especial y finalizando a 5'10" de Sainz. Pero su principal rival en la general, el único que, siguiéndole, no se perdió en la navegación del domingo, el francés Sebastién Loeb (Bahrain Raid Xtreme) sufrió dos pinchazos que le hicieron perder 28 minutos y 24 segundos minutos respecto al catarí.

El que finalizó sin problemas fue su compañero de equipo, el español Nani Roma. Acusando también los problemas de navegación con el fatídico penúltimo punto de control de la etapa 1B, que dejó el Dakar muy decantado a las primeras de cambio, pero rindiendo a gran nivel. Finalizó cuarto a solo 2 minutos y 41 segundos de su compatriota Sainz.

Un Sainz que demostró que, de no ser por el problema de navegación el segundo día de competición que le hizo perder dos horas, estaría en posición de luchar por el liderato de la general de coches con el catarí Nasser Al-Attiyah (Toyota).

Y corroboró sus palabras tras la jornada del lunes en las que aseguró que lo que esperaba de este Dakar era “divertirse” y “seguir entendiendo” el híbrido de Audi. Lo hizo y consiguió darle a la marca alemana su primera victoria de etapa, confirmando que el coche es rápido y que, de momento, no tiene problemas de fiabilidad, la gran duda antes de empezar la competición.

Además, Audi colocó a sus tres pilotos entre los cinco primeros de la etapa. Peterhansel finalizó tercero y el sueco Mattias Ekstrom quinto a 2 minutos y 59 segundos de Sainz.

Respecto a la general, Al-Attiyah afianza aún más su liderato sacándole 37’40” a Loeb y a 42'6" la pareja formada por el piloto argentino Lucio Álvarez y el copiloto español Armand Monleon (Overdrive Toyota).

Cuarto es el sudafricano Giniel de Villiers (Toyota) a 45’22”, debido a una sanción de cinco segundos tras chocar con el chileno César Zumarán en la segunda etapa y no prestarle ayuda.

Cinco primeros clasificados de la tercera etapa:

1 – Carlos Sainz (ESP-Audi):

2 - Henk Lategan (SUD-Toyota): a 38”

3 - Stéphane Peterhansel (FRA-Audi): a 1’41”

4 – Nani Roma (ESP-Bahrain Raid Xtreme): a 2’41”

5 – Mattias Ekstrom (SUE-Audi): a 2’59”.

Clasificación general provisional tras la tercera etapa:

1 - Nasser Al-Attiyah (CAT-Toyota): 9h31'22"

2 - Sebasiten Loeb (FRA-Bahrain Raid Xtreme): a 37'40"

3 – Lucio Álvarez (ARG-Overdrive Toyota): a 42’06”

4 – Giniel de Villiers (SUD-Toyota): a 45’22”

5 – Yazeed Al Rajhi (SAU-Toyota): a 47'29"

--

11- Nani Roma (ESP-Bahrain Raid Xtreme): a 1h20'

17 - Carlos Sainz (ESP-Audi): a 2h19’21”.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.