Hindú campeón: Joaquín Díaz Bonilla, el ídolo que volvió para reinventarse

Joaquín Díaz Bonilla, la gran figura del Hindú campeón de la URBA
Joaquín Díaz Bonilla, la gran figura del Hindú campeón de la URBA - Créditos: @Ricardo Pristupluk

El sueño se cumplió y ahora es solo un recuerdo. Natural, distendido, previsible. Después de cerrar una tarde gloriosa en la cancha del Club Atlético San Isidro, Joaquín Díaz Bonilla se ríe con toda la boca y todas las ganas. Tiene tanta alegría que no le cabe ni en una sola carcajada ni en un solo cuerpo. Y se ríe porque ya pateó, ya gritó, ya sufrió, ya cantó, ya se emocionó, ya festejó, ya dio la vuelta olímpica, ya tiene su medalla colgada del cuello, ya se abrazó con sus compañeros, a su familia, a su pequeña hija Kaia. Y, sobre todo, porque ya cumplió con el objetivo para el cual regresó: consagrarse campeón con Hindú del Top 13.

“Es un sueño maravilloso. Vine por esto y se me cumplió”, confiesa Tito, que a cada rato regresa a la risa y se sacude los pelos para creer lo que está viviendo mientras habla con LA NACION. A su alrededor, un montón de personas no para de saludarlo y agradecerle. Saben que hace apenas cinco meses decidió resignar la comodidad de Sudáfrica para regresar a Hindú y, en medio de esa necesidad de reinventarse, darle algo al club que lo formó. “Soy un afortunado”, lanza el exapertura de Jaguares y Los Pumas, mientras desanda las sensaciones que lo invaden antes de emigrar al Old Glory DC de la MLR de Estados Unidos.

Tito Díaz Bonilla volverá a emigrar apenas concluya su participación en la final del Nacional de Clubes
Tito Díaz Bonilla volverá a emigrar apenas concluya su participación en la final del Nacional de Clubes - Créditos: @Ricardo Pristupluk

-¿Qué significa para vos esta consagración?

-Es una alegría inmensa. Hace un par de meses, cuando mi futuro era un poco incierto, encontrarme de vuelta en el club fue todo un desafío, porque en mi cabeza estaba seguir afuera. Pero este es el lugar donde pertenezco, donde me crié, donde agarro todas las fuerzas para seguir jugando al rugby...

-¿Tuviste dudas cuando tomaste la decisión de salir de los Sharks de Sudáfrica para volver a Hindú?

-En Sudáfrica tenía un año más de contrato, pero se dieron algunas cosas que me trajeron de nuevo a Argentina con la certeza volver a irme. Y cuando llegué a Hindú, la verdad, me convencí de que la mejor opción era terminar el año acá y tomar impulso para cosas nuevas. Necesitaba jugar, tomar ritmo de competencia y ponerme bien física y mentalmente. Mirando para atrás, fue una muy buena decisión.

-¿Qué cambios notaste entre aquel Hindú que dejaste en 2017 y este al cual regresaste para ser campeón?

-Esta final contra SIC no fue nuestro mejor partido, estuvimos lejísimos de jugarlo bien. Pero me parece que todos estábamos más preparados, más dispuestos a demostrar dentro de la cancha de lo que somos capaces y de las cosas que queríamos hacer con nuestras fortalezas. Creo que fueron varias cosas las que se acomodaron, por la maduración de muchos de nosotros y el crecimiento de nuestros entrenadores. Hoy, más allá del juego de esta final, Hindú es un equipo completo, con más variantes, que no solamente podemos atacar con los forwards.

Díaz Bonilla, durante los festejos por la conquista del torneo de la URBA
Díaz Bonilla, durante los festejos por la conquista del torneo de la URBA - Créditos: @Santiago Filipuzzi

-¿Qué tuvo este Hindú 2022 para ser campeón?

-Fue el mejor equipo durante toda la temporada. Más allá de algunos pocos partidos, fuimos muy regulares en el funcionamiento y pudimos consolidar nuestro juego con mucha convicción. En este club se vibra muy alto y nos mantiene el fuego de ir siempre por más.

- ¿Por qué pensás que todo ese buen juego que tuvieron a lo largo de temporada no lo pudieron exhibir en esta final?

- El SIC hizo lo suyo para que nosotros no pudiésemos plasmar nuestro juego. Nos presionaron constantemente y nos obligaron a cometer muchos errores infantiles y a darle oportunidades para que estuviera siempre en partido. Hicimos muchos penales innecesarios y en este tipo de instancias esos errores no deben suceder. No estuvimos finos y no quedé para nada contento con el juego. Por suerte me queda un partido más, porque no me hubiese gustado irme con esta bronquita de no haber mostrado todo lo que Hindú fue a lo largo de la temporada.

Joaquín Díaz Bonilla junto a niños hinchas de Hindú
Joaquín Díaz Bonilla junto a niños hinchas de Hindú

Este reencuentro entre Tito Díaz Bonilla e Hindú encerró una trama que fue más allá de los desafíos deportivos y el amor a los colores. Fue como un reposo necesario para un mejor porvenir, después del paso por los Sharks de Sudáfrica. Sus últimos años fueron intensos, con muchos viajes, partidos exigentes y poco tiempo para la familia. Siempre al límite. “Este año fue muy movilizante para mí, necesitaba esta experiencia a pesar de que los planes eran otros”, comenta Tito, que con 33 años emigrará por tercera vez del club que lo vio debutar en 2009.

-¿Cómo te sentiste jugando como fullback?

-No es la posición en la que naturalmente me siento más cómodo. Pero yo llegué a un equipo armado y con buen funcionamiento, y había que ayudar desde donde tocara. Me costó un poco encontrarme, porque jugando de apertura tenía un rol más protagónico, era el que tomaba decisiones en el juego del equipo. Lo que más costó fue acostumbrarme a no tener el rol protagónico que tiene el apertura, siendo la manija del equipo y estar permanentemente en contacto con la pelota. Como fullback pasa todo lo opuesto, porque tocás poca la pelota y estás obligado a estar más concentrado y a no fallar.

Díaz Bonilla: "Este es el lugar donde pertenezco, donde me crié"
Díaz Bonilla: "Este es el lugar donde pertenezco, donde me crié" - Créditos: @Santiago Filipuzzi

-¿Tu plan es volver a jugar como apertura en los Estados Unidos?

-Todavía estoy pensando en lo que nos queda con Hindú. En unos días tenemos la final del Nacional de clubes ante Duendes de Rosario, y sería fantástico terminar el año con otro título

-¿Ya comenzaste a asimilar la nueva partida de Hindú?

- Yo siempre dije que mi vuelta era circunstancial y que tenía en mente volver cuando antes al exterior. Obviamente, que va a costar mucho dejar mi club y mis afectos, pero esto no termina acá…