Higgins: "Estoy en paz" tras hablar con familia de Hamlin

BILLS-HAMLIN-HIGGINS (AP)
BILLS-HAMLIN-HIGGINS (AP)

El wide receiver de los Bengals de Cincinnati dijo el jueves que está “en paz en este momento” después de escuchar de la mamá de Damar Hamlin sobre la mejoría del safety de los Bills de Buffalo.

Higgins estuvo involucrado en el golpe que ocurrió instantes antes de que Hamlin sufriera un paro cardiaco en el campo durante el partido del lunes por la noche. Los médicos aseguran que Hamlin ha registrado una “notable mejoría” en las últimas 24 horas.

“Obviamente ha sido difícil, simplemente por el hecho de saber que tuve algo que ver con la jugada”, dijo Higgins en sus primeras declaraciones públicas desde que Hamlin colapsó y el juego fuera suspendido. Pero “todos han estado reanimándome. Hablé con su mamá y todo está bien, él está mejorando, y por lo tanto estoy en paz en este momento”.

Higgins dijo que la madre de Hamlin le comentó "que ha estado pensando en mí, orando por mí y todo eso.

“Y de repente me dice que él está bien. Y puras cosas positivas”, declaró el jugador de tercer año. “Se siente bien saber que está bien, que está mejorando, y eso me hace sentir mejor”.

Higgins comentó que le tomó un instante después de la jugada darse cuenta de que algo no estaba nada bien. Las repeticiones muestran a Hamlin poniéndose de pie después de taclear a Higgins y como cae de espaldas segundos más tarde.

“Cómo jugador de fútbol americano, pensé que estaba fingiendo un golpe, uno de mis compañeros lo había golpeado”, relató. “Lo vi caer. Volví a mirar y vi lo que sucedió y simplemente me volteé tratando de no pensar en eso. Supe que era algo raro y algo trágico”.

El personal médico reinició el corazón de Hamlin con desfibrilación y reanimación cardiopulmonar. Una ambulancia entró al campo y fue trasladado de emergencia al Centro Médico de la Universidad de Cincinnati.

“Saben, es difícil (de ver)”, añadió Higgins. “Obviamente, no estaba en condiciones de jugar el resto de ese partido, y me alegra que hayamos decidido no jugar”.

Mientras los Bengals se alistaban para su próximo encuentro, a 700 kilómetros (430 millas) de distancia los Bills hablaron con la prensa el jueves por primera vez desde el aterrador incidente.

Cuando la conferencia de prensa de 37 minutos con el entrenador en jefe de Buffalo Sean McDermott y el quarterback Josh Allen concluyó, Allen permaneció en su lugar y dijo que quería expresar su apoyo a Higgins.

“Quiero decir una cosa más: No me he puesto en contacto con Tee. Espero que haya recibido algo de paz hoy. Vi algunas cosas en Twitter. Y la gente no debería estarlo atacando de ninguna manera. Estoy contento de que la familia de Damar saliera a decir eso. Espero que hoy haya encontrado algo de tranquilidad. Porque esa fue una jugada de fútbol americano. Y espero que no se culpe porque no hay nada que hubiera podido hacer en esa situación”.

___

El periodista de Associated Press John Wawrow en Orchard Park, Nueva York, contribuyó a este despacho.