Henry Martín no se siente como el delantero más débil del Tri

·1  min de lectura

Édgar Luna Cruz, enviado

LOS ÁNGELES, CALIFORNIA, EU., septiembre 22 (EL UNIVERSAL).- Son cuatro los arietes que están en la lista de 31 jugadores con vistas al Mundial Qatar 2022. Sobra uno. Raúl Jiménez, el "elegido", quien juega en el futbol inglés, en el Wolverhampton. De buen juego aéreo y gran frialdad para cobrar penaltis. Rogelio Funes Mori, el "consentido". De gran técnica en todos los sentidos.

Santiago Giménez, el Bebote. El más joven y quien juega en Europa, con el Feyenoord. De buena velocidad y definición. Y Henry Martín, la Bomba. Con gran sentido de anticipación y olfato goleador. Uno de ellos quedará fuera, pero Henry dice que luchará hasta el final para seguir en la lista e ir a Qatar 2022.

"Nadie sabe quién va a estar en la lista, el mismo Tata [Gerardo Martino] debe tener dudas", acepta el de Mérida. Pero, por lo que pudiera pensarse, Martín no se siente el eslabón más débil de la cadena: "Me siento capaz de poder estar, de demostrar cada semana que tengo los méritos. Tengo mucha confianza en mí y mi trabajo, pero lo más importante es que la decisión final beneficie al equipo".