El Barça, obligado a sacar fuerzas de flaqueza

·2  min de lectura

Barcelona, 14 jun (EFE).- Sin tiempo para lamentaciones tras verse superado por el Real Madrid en el primer partido de las finales de la Liga Endesa (75-88), el Barça está obligado a redoblar la intensidad física si pretende empatar la eliminatoria este miércoles en el segundo duelo de la serie (21:00 horas).

"Si no encontramos más energía, esta puede ser una serie muy corta", reconoció el entrenador del Barça, Sarunas Jasikevicius, tras perder el factor pista a las primeras de cambio.

El cuadro azulgrana encara el segundo partido con el imperativo de, como mínimo, igualar la agresividad del Real Madrid, superior en la faceta física durante todo el encuentro y claro vencedor en la batalla por el rebote (30 a 38, 17 de ellos en ataque).

Jasikevicius atribuyó la inferior tensión competitiva y esfuerzo defensivo de sus jugadores a una cuestión más mental que física: "Si estás cansado, caes en el último cuarto porque no tienes piernas, pero hemos caído en el primer y segundo cuarto".

"Hacer seis faltas en el primer tiempo y conceder 49 puntos habla por sí mismo. El Madrid ha estado más agresivo, yendo a todos los balones divididos, reboteando por encima de nuestras cabezas, y nosotros siempre un paso por detrás", analizó el técnico lituano.

Por otra parte, el Barça también tendrá que mejorar en ataque, puesto que durante la mayor parte del encuentro no logró anotar con fluidez, atascado ante el despliegue físico del Real Madrid, que cerró el camino al aro y confió en el desacierto exterior de los barcelonistas (8 de 23 en triples).

Solo en el último cuarto, con Nico Laprovittola y Rokas Jokubaitis a los mandos (17 de los 24 puntos del equipo en el periodo final), el Barça aceleró el ritmo, penetró con acierto y aspiró a la remontada (72-82, min.37), que finalmente quedó abortada por sus propias concesiones en el rebote.

El conjunto barcelonista llega a la cita con la baja segura de Pierre Oriola, con problemas en la espalda, y las dudas de Sertac Sanli y Álex Abrines, renqueantes de sendos esguinces de tobillo, y que en el entrenamiento de este mediodía realizaron trabajo específico.

Asimismo, está por ver si Jasikevicius mantendrá a Dante Exum como el extracomunitario descartado o lo repescará para agitar el ataque, previsiblemente en detrimento de Nigel Hayes-Davis, que aporta más envergadura y defensa a un equipo mermado en la pintura.

Pese a las malas sensaciones del primer partido, el Barça ya sabe lo que es superar una serie eliminatoria tras perder el factor pista esta temporada, pues lo logró en las semifinales de la Liga Endesa ante el Joventut y en los cuartos de final de la Euroliga contra el Bayern Múnich.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.