Habló Darío Benedetto: de los penales errados y la famosa arenga, al dolor por la eliminación copera de Boca, la salida de Izquierdoz y el regreso de Almendra

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·16  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Benedetto habló con ESPN, luego de una semana muy agitada en el mundo Boca
Benedetto habló con ESPN, luego de una semana muy agitada en el mundo Boca - Créditos: @Alfredo Luna

Darío Benedetto dio la cara. A ocho días de una eliminación copera ante Corinthians por la que fue señalado como uno de los máximos responsables, el Pipa habló largo y tendido sobre todo lo vivido desde entonces hasta hoy en Boca, en una semana en la que se habló de su arenga, los penales malogrados, la eliminación copera por penales, el cambio de entrenador y la exclusión del capitán, Carlos Izquierdoz, del primer equipo, además de un comentario picante del hermano del goleador dirigido a Juan Román Riquelme, que luego borró.

“Fueron y son días difíciles. Lo que siempre rescato es el grupo que hay. Hay un grupo muy unido. Han pasado cosas similares en el pasado, y hay que saber sobrellevarlo. El sábado es el partido para salir adelante y ganar confianza”, fue lo primero que dijo el Pipa, en una extensa entrevista con el programa F90, que emite ESPN.

Lo más saliente fue, sin dudas, cuando dejó en claro que, para él, la salida de Carlos Izquierdoz (nada menos que el capitán) del equipo titular no fue una decisión futbolística. “La salida de Cali me duele más porque soy su amigo. Por los clubes que pasé tuve varios capitanes, y si tengo que elegir a uno, lo elijo siempre a él. Es profesional, es buena gente, trabaja, sabe defender a los compañeros, sabe pelear los premios, se cuida en las comidas, es un excelente profesional. Después, son decisiones de los entrenadores y no nos podemos meter. Yo creo que no fue una decisión futbolística. Creo que los 11 titulares que veníamos jugando demostramos que estábamos bien. Salimos campeones. Me duele mucho porque es una persona que quiero mucho. Pero son decisiones, y nosotros nos tenemos que romper el alma para seguir”.

Luego, confesó cómo fueron sus horas posteriores a la derrota por penales con Corinthians: “Fue la peor jornada como profesional. Por quedar afuera de la Copa y más si erré dos penales. Lo primero que hice fue abrazar a mis hijos. La familia es la primera que está apoyando, en los momentos malos y buenos. Me apoyo mucho en ellos, que me dan un abrazo y se me pasa todo. No quise volver a ver el penal. Si pateo mil veces jamás irá a ese lugar. Ese martes me dormí a las 7 y media de la mañana. Con mucha bronca. Transpiraba, me movía en la cama. No lo podía creer. Me dolió mucho quedar afuera porque tuve la clasificación en dos ocasiones y no pude definirlo”.

Acerca del modo en que optó rematar, explicó: “Siempre pateo los penales de la misma manera. Cuando vas a patear un penal en la tanda de penales hay que cambiar. Si se fijan en los míos, siempre los pateé igual. Contra Racing también cambié. En el primer penal pateé como pateo siempre y dio en el palo. Pero son partidos. Si te fijás, dominamos los 90 minutos. Y no se nos dio. Lo comparo con lo que pasó con Racing, que dominó todo el partido y en los penales fuimos más contundentes. Y acá pasó al revés”.

Lejos de achicarse de cara a lo que viene, Benedetto aseguró: “Si hay un penal, el sábado lo pateo. No me achico nunca. Aunque primero hay que ver si el técnico me pone. Yo nunca me pongo de titular. Esto es día a día. Pero me considero un jugador con personalidad como para volver a patearlo. Quedaría mal visto si no lo pateo”.

Si bien dejó en claro que jamás pensó en irse de Boca, reconoció: “Después de un partido como el del martes se te cruza por la cabeza el “para qué volví”. Estaba tranquilo. Pero allá extrañaba Boca. Yo prefiero el quilombo. Me hacía falta esto. En España estaba pensando en el retiro, en la falta de ganas. Me estaba faltando la camiseta de Boca y padecer todo lo que estoy padeciendo ahora. Porque no pasa todo por lo económico o por la buena vida que pueda tener en otro país, porque la Argentina hoy está muy mal. Pero si en tu trabajo estás con la cabeza gacha, tenés que irte. Yo no estaba bien y precisaba volver a Boca”.

Además, le dejó un mensaje a los hinchas de Boca: “Les diría qe no compren todo lo que venden, porque ya tienen que saber lo que significa Boca para muchos. Y vamos a dejar todo para dar vuelta esto. Perdimos dos partidos de campeonato y uno de Copa. No es la muerte de nadie. Estamos pasando un proceso que fue quedar afuera de la Copa, que es muy duro. Ojalá que el sábado los hinchas nos acompañen a levantar la cabeza. Confíen en nosotros que lo vamos a sacar adelante todos juntos.”

Sobre la arenga y la reacción de su hermano

“En la previa no pasó nada. Salió un video con una arenga. No estaba enojado. Estaba con ganas de querer comerme el mundo. Era un partido de eliminación directa. No fue un mensaje absolutamente para nadie, y lo aclaré con las personas que lo tenía que aclarar. Le quise mojar la oreja a mis compañeros. Como quiera interpretarse ya no es mi problema. Obviamente nunca me di cuenta que había una cámara. Hablé con Román después del partido con Corinthians y de San Lorenzo. Siempre tuve el apoyo de él. Nunca sentí que tuviera que pedir disculpas. Fue simplemente una arenga. Yo lo que tenga que decirle al Consejo y a Román, se las digo a ellos de frente. No me gusta ir por atrás. Tengo la personalidad suficiente como para decirle en la cara las coass a quien corresponda y no por la espalda”.

Siempre sirven las arengas. Cali y Marcos lo hacen muy bien. Pero son dos partidos distintos. Uno de Copa y otro de campeonato. El hincha lo que quiere es que juguemos como conntra Corinthians y no como lo hicimos contra San Lorenzo. Más allá de que nos quedamos afuera de la Copa. El partido contra San Lorenzo no le encontrás explicación para el hincha de Boca. A nosotros ese día nos faltaron un montón de cosas que sí tuvimos el martes”.

Ayer por la tarde ya había trascendido la información de que el Pipa se comunicó con Juan Román Riquelme para pedirle perdón por los posteos que realizó su hermano Lucas en Instagram donde criticaba fuerte al vicepresidente de Boca (“El Romance se terminó hace años”). El Pipa lo negó: “Yo no llamé absolutamente a nadie para pedir disculpas. Mi hermano tiene 34 años, él puede decir lo que quiera y que se haga cargo. Cuando lo leí, lo llamé y le dije: “Qué carajo hacés?” y me dijo: “Soy un boludo!” y lo borró. Mi familia es enferma de Boca. Les gusta o no lo que hace la dirigencia o el equipo como cualquiera. Yo no llamé a nadie para pedirle disculpas a nadie. Me imagino que Román estará preocupado por lo que escribió mi hermano (risas)”.

Sobre el partido contra San Lorenzo

“Yo creo que pegó muy fuerte el partido de la Copa. Todavía seguíamos con bronca... Los jugadores somos los primeros que vemos esas cosas. Que no podíamos entrar como entramos, que teníamos que despertarnos un poquito más. No jugamos bien y somos los primeros que tenemos autocrítica. Sabemos que hay que seguir trabajando, que no hicimos un buen partido. Pero nos pegó mucho haber quedado afuera de la Copa y lo iremos superando con los días”.

“Somos conscientes de que falta un montón en el campeonato. Nuestra idea es pelear hasta el final. No podemos regalar más partidos. Pero el grupo está bien, más fuerte que nunca. Y nos tenemos que apoyar entre nosotros. Falta muchísimo.”

“Hay derrotas y derrotas. Yo sé lo que piensa el hincha de Boca, porque soy hincha de Boca. Vos podés perder como perdiste contra Corinthians, donde dejaste la vida y nos tocó perder por penales. Pero otra cosa es jugar como lo hicimos contra San Lorenzo. Somos los primeros que somos autocríticos para darnos cuenta cuando estamos enfocados y cuando no. El enojo de la gente es por la manera en que perdés los partidos que te toca perder”.

Acerca de la reunión previa a Palmeiras

“Escuché que dijeron que queríamos cobrar por perder. Se filtran cosas que no se pueden creer. Yo nunca cobré un premio por perder. No me interesa tampoco. Pero son reuniones en las que los dirigentes están con una cosa, nosotros con otra. Hay discusiones como en cualquier otro lado. Ellos estaban de acuerdo en una cosa, nosotros no. Pero Lo que pasó el día anterior con respecto a algunos detalles relacionados con los premios es algo que queda ahí.”

“Es normal. Hubo una discusión, discutimos como cualquier discusión normal. Amagamos con no concentrarnos, pero se resolvió y nos concentramos, nos metimos en el partido y quedó todo ahí. No sé si era o no oportuno. Se dio de esa manera. Pero el rendimiento que tuvimos contra Corinthians no tuvo nada que ver, ni quedamos afuera por la discusión. No puedo entrar mucho más en detalle, porque queda dentro de los jugadores y el Consejo.”

El abrazo a Izquierdoz

La interpretación que hago es la de la reacción de un grupo. Veo que Marcos va a darle un abrazo a Cali, que por ahí estaba bajoneado por estar afuera. Para levantar cabeza. Tampoco fue mensaje para nadie. Me pasó a mi cuando estando en Elche hice un gol y fui a abrazar a Marcone, que estaba suplente. Es una manera de levantar el ánimo de un compañero.”

Su rol de líder

“Por obligación no hago nada. Si bien la etapa anterior, de 2016 a 2019, Fer Gago y Pablo Pérez me arrimaron a ellos. Hay cosas que tengo que seguir mejorando como referente. Uno trata siempre de defender a los más chicos. Y sigo aprendiendo. No me desgasta, porque a veces uno también usa la picardía. Me pasó con otros jugadores, que piensan que soy un tarado. Uno dentro de la cancha cambia por completo. Yo digo cosas que a lo mejor después uno se arrepiente. Lo que pasa es que ahora hay un foco más sobre mí. Antes a lo mejor lo hacía y no salía en ningún lado”.

Los consejos de Palermo

“Lo escuché a Martín y me puede decir lo que quiera. Yo lo adoro. Es mi ídolo y es alguien que dejó una historia y metió muchísimos goles. Lo escuché, lo tomo de buena manera y lo tendré en cuenta. Lo repito: él me puede decir lo que él quiera”.

El clima del sábado en la Bombonera

“No tenemos ninguna duda que el hincha de Boca nos va a apoyar. No es algo que espero que pase, porque lo hacen todos los partidos. El hincha de Boca siempre va a la cancha a alentar al escudo y a la camiseta, esté quien esté. Soy un agradecido con todos los hinchas de Boca. Incluso después del partido con Corinthians, y eran todos mensajes de aliento. Que levante la cabeza. Eso me dejó tranquilo. Nunca me van alcanzar las palabras de agradecimiento para todos ellos. Yo tengo que devolverle con triunfos y goles todo lo que ellos me dan”.

“Tenés que ganar el fin de semana para no regalar más puntos y no regalar el campeonato, Y también tenemos la Copa Argentina. para mí todos los campeonatos son importantes. Todos entendemos que ese es el objetivo principal. Pero la copa argentina y el campeonato yo la quiero ganar también”.

La salida de Battaglia

La salida de battaglia son decisiones que toma el Consejo y nosotros no nos pdoemos meter. Sebast hizo todo lo posible para que a Boca le vaya bien. Esto pasa en todo el mundo, lamentablemente. Son poco el tiempo que tienen los entrenadores si no se le dan lso resultados. No es cosas nuestra

La salida de Izquierdoz

La Libertadores y la obsesión

L”o que voy a decir es para todos los equipos grandes. Yo creo que se le da muy poca importancia a los campeonatos locales, y me parece un error fatal. Porque creo que es el que te clasifica a la copa. Es importantísimo para un montón de cosas. Pero sí entendemos que estamos en Boca. Y acá hay una obsesión que te puede jugar a favor o en contra. Nosotros eso ya lo sabemos. De todas formas, creo que a los campeonatos también hay que darle la misma importancia”.

“Hago la promesa que si salgo campeón de América con Boca me retiro al otro día. Algo soñado para alguien como yo, que además de jugar soy hincha. Sería algo impagable. Igual, si vos ganás la Libertadores, al año siguiente te piden de nuevo la Copa. Esto es así.”

El regreso de Almendra

“Podemos o no estar de acuerdo con el grupo y con el Consejo. Pero Almendra es un patrimonio del club y si el Consejo dice que tiene que entrenar con nosotros, tendrá que entrenar con nosotros. En ese momento tal vez salí a decir cosas que quizás estuvieron de más y me hago cargo. Pero él también tiene que haber aprendido de cómo son las cosas. Que hay que tener respeto, que hay jugadores más grandes que merecen cierto respeto. Llegado ese caso, tendrá que adaptarse al grupo”.

“No descarto que haya una charla entre el plantel y Almendra. Si vuelve, lo veremos ahí en el vestuario”.

“No voy a entrar en detalle porque hablé en su momento y sigo pensando lo mismo. Lo que pasó en este caso no lo escuché nunca en toda mi carrera. Lo que se supo y lo que no se supo. Pero si el Consejo decide que se una al grupo, se sumará de la manera que el grupo quiere que se una. Lo veremos en su momento”.

El poder económico de Brasl

“El poderio economico que tienen hoy Palmeiras y Flamengo es enorme. Y el año pasado el Mineiro. Yo lo vi. Fue un robo total lo que se vio ese partido. Mieniro estaba muy por encima de Boca, pero cuando se enfrentó, Boca le ganó los dos partidos. No es lo mismo enfrentarse a equipos de otro pais que a equipos argentinos, y más si es Boca”.

“Económicamente Brasil está muy por encima del resto. Palmeiras y Flamengo sobretodo. Nosotros tenemos jugadores de selección, y hay que seguir trabajando”.

Vázquez y Zambrano consuelan al Pipa, después de una noche ante Corinthians donde todo le salió al revés al goleador
Vázquez y Zambrano consuelan al Pipa, después de una noche ante Corinthians donde todo le salió al revés al goleador - Créditos: @Alfredo Luna

Una semana demasiado agitada

En pocos días, todo voló por los aires en Boca. La crisis comenzó el martes pasado, cuando en la previa del partido con Corinthians el Pipa hizo una arenga caliente. “Allá nos trataron de perdedores. Demostrémosles a estos hijos de p... que nosotros somos ganadores”, les dijo a sus compañeros en el túnel. Acto seguido, ingresó en el campo de juego de la Bombonera a disputar su partido número 100 con la camiseta azul y oro.

Pero el sueño de cumplir una gran tarea se convirtió en una pesadilla con el correr de los minutos. El goleador volvió para ganar la Libertadores. Resignó su cómoda estadía en Europa en busca de revancha en el torneo que más obsesiona a Boca. Todo salió al revés. A los 18 definió muy mal un centro perfecto de Zeballos desde la derecha, en lo que podría haber sido el rápido y aliviador 1 a 0. Intentó una tijera forzada que terminó con la pelota muy por arriba del arco.

Tuvo rápido desquite, y también lo desaprovechó: estrelló un penal contra el poste izquierdo de Cássio. Y en la segunda parte, en un mano mano, la picó con una dosis extra de fuerza y la pelota terminó en el techo del arco.

Pero faltaba lo peor. En la definición por penales, el Pipa tuvo en sus pies la posibilidad de sellar la clasificación de Boca a los cuartos de final, después de dos enormes atajadas de Rossi. Increíblemente, su disparo se fue tan alto que llegó hasta la mitad de la segunda bandeja de la tribuna local. Su salida del campo de juego fue entre lágrimas.

Al día siguiente, mientras el Consejo de Fútbol echaba a Battaglia, Noelia Pons (esposa del Pipa) lo defendía de las críticas en Instagram: “¿Cuáles malas? Qué mal acostumbrados están (emoji de risa). De malas están los políticos de este país y nadie dice ni hace nada”, fue el primero de los posteos. A este le sumó “de malas está la educación”, y continuó: “La economía, la inseguridad, la violencia de género. Mal está el dólar, las pymes, los desempleados, la gente que pasa hambre y cada día más personas caen en la pobreza. Porque TODO sube menos el sueldo de la gente”

Al mismo tiempo, se conocían detalles de la reunión caliente que se había producido el lunes en el hotel donde Boca se concentró para el partido copero. Y una relectura de aquella arenga expuso la verdad: el “estos hijos de puta” estaba dirigido a Riquelme y compañía.

Con todo detonado, el equipo tuvo una actuación desalmada ante San Lorenzo, con fallos inexplicables en futbolistas profesionales y una derrota por 2-1 en el clásico. Benedetto no fue la excepción.

"El Romance se terminó hace muchos años", disparó Lucas Benedetto, hermano del Pipa
"El Romance se terminó hace muchos años", disparó Lucas Benedetto, hermano del Pipa

Para colmo, su hermano echó más leña al fuego al escribir en un posteo realizado por el periodista Leandro Tato Aguilera (que destacaba el abrazo de Rojo con Izquierdoz tras el 1 a 0 anotado por el zaguero). “El Romance se terminó hace muchos años, pero no todos se dieron cuenta. Aguante Boca”, disparó Lucas Benedetto, hermano del Pipa, el domingo pasado, en una clara alusión a Juan Román Riquelme, vicepresidente del club y máxima autoridad del fútbol en el club de la Ribera.

Con esta entrevista, Darío Benedetto contribuyó a bajar los decibeles, algo que ya había hecho Hugo Ibarra, en su presentación como DT de Boca. El formoseño minimizó la actuación del sábado ante San Lorenzo: “Nosotros tomamos un día antes al plantel y al equipo. Sin dudas que estaba golpeado por haber quedado eliminado de la Libertadores. A nosotros nos tocó en alguna oportunidad. Y ellos saben que en este club no se puede estar dolido más de un día. Hay que dar vuelta la página. Boca no espera. Hemos pasado por esa situación y hay que reponerse lo más rápido posible”.

Todos los caminos apuntan a que, de a poco y aunque parezca difícil, en Boca vuelva a hablarse solo de fútbol. Sobre todo porque la serie de acontecimientos que se precipitaron tras la eliminación de la Libertadores contribuyeron a un escenario caliente. La primera posibilidad será este sábado, cuando el equipo xeneize reciba en la Bombonera a Talleres, por la fecha 7 de la Liga Profesional. Allí, la que hablará será la Bombonera.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.