Guido Pella volvió a ganar dos partidos seguidos después de un año y medio: su nueva etapa y la chance de jugar la Copa Davis

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·6  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
El tenista argentino Guido Pella venció al italiano Fognini y avanzó a los 8vos de final de Cincinnati.
MATTHEW STOCKMAN

A los 31 años, con nuevo coach (Fabián Blengino en lugar de José Acasuso) y después de muchos meses frustrantes en los que padeció lesiones, se contagió de Covid-19 y hasta quedó al margen de torneos por estar aislado por contacto estrecho, Guido Pella vuelve a estar en la búsqueda de recuperar las buenas sensaciones en los courts. Y en el Masters 1000 de Cincinnati, lo está logrando. El zurdo, que estuvo cerca de salir del Top 100 -ocupa el puesto 93°- avanzó a los octavos de final con muy buen triunfo sobre el italiano Fabio Fognini (36°) por 6-1 y 7-5, en 1h29m.

Dominic Thiem, lesionado, no defenderá el título en el US Open ni volverá a jugar hasta 2022

Pella, que había debutado en el cemento de Cincinnati venciendo al belga David Goffin (19° del ranking mundial) por un doble 6-3, ganó dos partidos seguidos en un torneo por primera vez desde el Abierto de Australia 2020 (ante el australiano John-Patrick Smith y el francés Gregoire Barrere, antes de perder con Fognini).

“Todavía es muy temprano como para hablar de una recuperación completa. Yo soy muy cauto con eso, porque me ha pasado en estos dos años que me costó muchísimo el tenis y también mi vida. Uno tiene que ser muy cauto con la toma de decisiones, y en este momento lo que toca es disfrutar, que estoy saliendo de un espiral negativo, del que pensé que no iba a salir nunca más. Estos dos partidos son una prueba muy buena de que el tenis y mi confianza están volviendo, pero también es mi primer semana compitiendo y esto es muy largo, hay que ser competitivo la mayor cantidad de semanas posibles. Es un buen inicio para una recuperación, pero veremos en un par de semanas cómo me estoy sintiendo”, destacó el zurdo de Bahía Blanca en la rueda de prensa posterior a su victoria.

“Hablo de ser cauto porque la pasé muy mal, no solo en este año y medio de pandemia. Cuando volví de Wimbledon, que hice el cambio de equipo, que salió Chucho (José Acasuso) y entró Fabián (Blengino), me costó mucho volver a encontrarme en una situación favorable de entrenamiento. Se hizo difícil todo el tema de logística, no teníamos nada, pero necesitaba practicar lo mejor posible y llegar a un torneo como este para tener sensaciones buenas. Creo que lo fui agarrando el día que me dije: dejá de joder y empezá a entrenar como se debe, con gente que es muy buena en el tenis, con jugadores que son excelentes, y eso a uno lo motiva, porque se entrena con colegas que juegan bien, que te alientan, y eso hizo que empezara a sentir dentro mío una recuperación, pero todavía falta, es todo muy cercano”, agregó.

El alemán Alexander Zverev, 5° del mundo, o el sudafricano Lloyd Harris (46°), será el próximo rival de Pella, que actualmente es 93° del ranking y ya se aseguró subir hasta el 84°. Pella está jugando en Cincinnati con ranking protegido.

Pella volvió a trabajar con Blengino, coach que lo acompañó en sus comienzos y desde hace semanas en esta nueva etapa. “La verdad es que después de Wimbledon no sabía qué iba a pasar conmigo, no sabía quién me podía entrenar, cuál podía ayudarme en ese momento, pero Fabián estuvo dentro de las prioridades porque es el que me formó y me conoce desde chico, es una relación parecida a la de un padre con un hijo y fue una buena decisión en este momento, con tantas dudas y tantos miedos. No sabía si iba a poder seguir jugando al tenis, porque mi cabeza estaba muy golpeada por todo lo que me estaba pasando, y cada vez sentía que estaba más alejado del tenis. y Fabián vino a devolverme la felicidad de estar dentro de una cancha. Él tiene un método de entrenamientos largos, que lo hace muy llevadero, las tres horas que estamos en una cancha se pasan muy rápido. Recién llevamos tres semanas de entrenamiento y él va viendo cosas técnicas, pero lo más importante es que me hace ver que tengo nafta en el tanque y todavía puedo ser un rival complicado para todos”, le comentó a LA NACION.

MASON, OHIO - 15 DE AGOSTO: Guido Pella de Argentina devuelve un tiro a David Goffin de Bélgica durante el Western & Southern Open en el Lindner Family Tennis Center el 15 de agosto de 2021 en Mason, Ohio. Matthew Stockman / Getty Images / AFP (Foto de MATTHEW STOCKMAN / GETTY IMAGES NORTH AMERICA / Getty Images a través de AFP)
MATTHEW STOCKMAN


MASON, OHIO - 15 DE AGOSTO: Guido Pella de Argentina devuelve un tiro a David Goffin de Bélgica durante el Western & Southern Open en el Lindner Family Tennis Center el 15 de agosto de 2021 en Mason, Ohio. Matthew Stockman / Getty Images / AFP (Foto de MATTHEW STOCKMAN / GETTY IMAGES NORTH AMERICA / Getty Images a través de AFP) (MATTHEW STOCKMAN/)

Antes de competir en el Western & Southern Open, el Masters 1000 previo al US Open (comenzará el 30 del actual), el zurdo argentino apenas tenía tres victorias en la temporada (y trece derrotas).

A un mes de la serie de Copa Davis entre la Argentina y Belarús, en el BALTC, por los playoffs de la reclasificación para el Grupo Mundial I, y teniendo en cuenta la historia de Pella en la competencia (campeón en 2016; diez series disputadas), no sería descabellado pensar que puede volver a integrar el equipo nacional sobre el polvo de ladrillo porteño, el 18 y 19 del mes próximo, en el Buenos Aires. Pero el bahiense fue claro al respecto: “Va a depender de lo que digan los capitanes. Con Gastón (Gaudio) no hablo hace muchísimo, y está difícil que él pueda viajar por las restricciones (sanitarias), al US Open no lo dejan ir porque no hay credenciales. Tenemos la suerte de que (Gustavo) Marcaccio sea el entrenador de (Jaume) Munar, y con él tenemos más relación, pero de torneos, entonces se hace difícil tener ese ida y vuelta entre el jugador y el capitán, que es tan bueno y como pasó en años anteriores. Calculo que en las próximas semanas vamos a tener novedades, por ahora no puedo decir más nada, por ahí los chicos tuvieron la suerte de hablar con ellos (los capitanes)”.

Con espectadores en las tribunas después de mucho tiempo, Pella también fue contundente sobre el hecho de tener público en sus partidos. “Es espectacular. Ver tanta gente, aún hinchando en mi contra, es una renovación de energía, hace casi dos años que teníamos en esa sensación. A mí no me importaba que hinchaban en contra mío, me alimentaba de eso. Sin público, el deporte no existe. La gente es lo que hace al deporte. Acá en Estados Unidos se vive un clima diferente. Hay restricciones, pero yo siento que hay libertad para ir a cualquier lado, y ya desde el aeropuerto se veía un clima más relajado. Acá se está viviendo más tranquilo, ojalá se pueda vivir en Argentina muy pronto esa normalidad”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.