La guerra contra Chiqui Tapia: los 16 puntos que los dirigentes de la Liga le exigen al presidente de la AFA

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·7  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Otros tiempos: Claudio Tapia y Marcelo Tinelli, cuando ambos estaban de acuerdo en matar a la Superliga para que todos los clubes de primera quedaran bajo el paraguas de la AFA; hoy, la relación entre ambos pasa por su peor momento.
Twitter

La Liga Profesional de Fútbol (LPF) se planta. Los dirigentes de primera división le pidieron a la AFA una reunión para resolver 16 puntos urgentes de la gestión económica de los clubes. Entienden que desde el edificio de la calle Viamonte se toman atribuciones “contrarias al estatuto” y pretenden tener más injerencia en las decisiones futuras. La solicitud se realizó por carta y el encuentro todavía no tiene fecha.

La misiva, dirigida al presidente de la AFA, Claudio Tapia, lleva la firma de la Mesa Directiva de la Liga Profesional, integrada por Marcelo Tinelli, Sergio Rapisarda (Vélez), Hernán Arboleya (Lanús), Mario Leito (Atlético Tucumán) y Eduardo Spinosa (Banfield). “Estamos convencidos de que solo trabajando conjuntamente podremos abordar estos temas y desarrollar las mejores soluciones no solo para la primera división, sino para el fútbol argentino en general”, comienza el documento, al que accedió LA NACION.

Claudio Tapia, presidente de la AFA, junto a Marcelo Tinelli, presidente de la Superliga, y los presidentes de Boca, River, Independiente y Racing.
@AFA


Una foto que hoy parece utópica: Claudio Tapia con los presidentes de los cinco clubes más grandes: Hugo Moyano (Independiente, Jorge Amor Ameal (Boca), Marcelo Tinelli (San Lorenzo), Rodolfo D'Onofrio (River) y Víctor Blanco (Racing). (@AFA/)

La carta remite en su totalidad a la letra escrita en el estatuto. Los dirigentes de primera se cansaron de que la AFA negocie y resuelva por su cuenta cuestiones que son inherentes a la Liga Profesional. El primer punto se refiere a los reglamentos del torneo de primera división. Y resalta que la “aprobación y eventual modificación le corresponde exclusivamente al comité ejecutivo de la Liga, sin injerencia alguna de los órganos de la AFA”. En otras palabras, la Liga recalca que es suya la potestad de decidir qué torneo se jugará en la máxima categoría.

El segundo ítem se refiere a todos los derechos audiovisuales y otras cuestiones comerciales del torneo de primera. La Liga le recuerda a la AFA que el estatuto vigente le delegó a ella la explotación de esas actividades, por lo que es la Liga la encargada de atraer sponsors o de firmar nuevos contratos con tenedores de derechos, y no la AFA ni, por caso, su gerencia de marketing.

Fútbol y Tv
ernando Massobrio


Los clubes de primera, englogados en la Liga Profesional, le piden a la AFA ser ellos los encargados de negociar el contrato de explotación de los derechos locales de TV, en manos de Fox-ESPN y TNT Sports. (ernando Massobrio/)

En el tercer punto, la LPF solicita “un Poder general’ de administración y gestión. Traducido: autonomía para resolver cuestiones inherentes a los clubes y a la competencia. La LPF pide “celebrar contratos y realizar todo tipo de gestiones, ya sean operativas, administrativas, económicas, comerciales y deportivas”. La LPF se cansó de ser una figurita decorativa en las gestiones comerciales y las firmas de contratos, donde sí aparece Tapia.

El cuarto punto está relacionado con los derechos locales de TV, cedidos a Fox-ESPN y TNT Sports. En los últimos meses, la LPF estuvo ausente de las reuniones realizadas con los ejecutivos de ambas empresas. Los dirigentes de primera quieren sentarse a esa mesa de aquí en adelante. Y ser ellos (y no la dupla Tapia-Pablo Toviggino, secretario ejecutivo de la presidencia de AFA) los encargados de mantener la relación con las empresas de TV.

Algo parecido sucede con el contrato de los derechos internacionales, cedidos a la empresa Torneos en 2020 luego de larguísimas negociaciones que incluyeron desde una licitación fallida hasta una desierta compulsa de precios. Se terminó adjudicando por contratación directa. La LPF pide una auditoría para controlar el servicio, además de datos de ventas país por país. A demás, reclama ser ella la encargada del “manejo y la administración de los cobros mensuales y las regalías”.

El superclásico entre River y Boca es el partido más importante del fútbol argentino, y el más vendido a nivel internacional.
LA NACION/Anibal Greco


El superclásico entre River y Boca es el partido más importante del fútbol argentino, y el más vendido a nivel internacional. (LA NACION/Anibal Greco/)

Los clubes de primera pretenden limitar el poder de intermediación de la AFA, que suele cobrar por sí misma ingresos que le corresponden a la LPF y luego gira el dinero. Los clubes se quejan, fuera de micrófono, de que la AFA no gira en tiempo y forma a la LPF el importe de algunos contratos. Así, los clubes de primera sienten que quedan a merced de la AFA: alegan que no vieron la letra chica de esos convenios. Y tampoco saben cuál es la contraprestación económica de los mismos.

La LPF también solicita revisar “sponsors, negocios, aplicaciones, deportes electrónicos (e-sports), pelota oficial” y todo aquello que incumba a los clubes de primera. Le recuerda a la AFA que el estatuto delega la “comercialización exclusiva” a la LPF. La primera división también busca quedarse con la explotación del juego online: solicita “el manejo, la comercialización y administración del negocio”, llamado a ser una de las vacas lecheras de la economía de los clubes durante los próximos años.

Un tema sensible es el aporte del 18′% de todos sus ingresos que la LPF le transfiere a la AFA. El convenio de coordinación firmado entre la extinta Superliga y la AFA en 2017 establecía, además, la transferencia de $14 millones mensuales para cuestiones administrativas. Esa cifra hoy trepó a más del doble y la LPF entiende que no tiene razón de ser. “No hay ninguna necesidad de un aporte adicional al establecido estatutariamente”, recuerda la LPF en la carta.

Otro punto importante es el VAR. La LPF quiere saber sus costos “y quién se hará cargo de los mismos, además de su implementación, las decisiones técnicas involucradas y demás cuestiones operativas pertinentes”. La AFA realizó hace dos años una licitación para comprar el servicio, aunque son los clubes de la LPF los encargados de pagarlo. Por ahora, la asistencia arbitral por video en el fútbol argentino está en suspenso.

Los clubes de la Liga Profesional quieren saber con precisión cuándo se implementará el VAR en el torneo local y, sobre todo, cuánto dinero tendrán que pagar por el servicio.
MARCELO HERNANDEZ


Los clubes de la Liga Profesional quieren saber con precisión cuándo se implementará el VAR en el torneo local y, sobre todo, cuánto dinero tendrán que pagar por el servicio. (MARCELO HERNANDEZ/)

Los clubes de la LPF también reclaman “participación activa en la elección de los criterios de selección de los árbitros”. En este punto, es la Dirección Nacional de Arbitraje (a cargo de Federico Beligoy, designado por Tapia) la encargada de promover a los árbitros. Desde hace unas semanas, los árbitros se designan por sorteo por indicación del propio Tapia.

La LPF pide algo parecido en relación al Tribunal de Disciplina: el que funciona en la AFA y preside el escribano Fernando Mitjans toma decisiones que afectan a los clubes de primera. En este sentido, la LPF pide “establecer un reglamento de procedimiento para su actuación”. En realidad, la LPF busca evitar “fallos a medida” y restringir la influencia de la política de la AFA en cualquier tipo de resolución que tome el tribunal.

Beligoy confirmó que el VAR comenzará en la LPF, pero la idea es expandirlo a la segunda división
AFA


Federico Beligoy, director nacional de arbitraje, había anticipado que este año iba a implementarse el VAR en la Liga Profesional. Sin embargo, los clubes pidieron más precisiones y la ayuda tecnológica está en veremos. (AFA/)

En la carta, la LPF pide “reuniones mensuales” con la AFA. Y también solicita que la AFA deje de recibir el dinero por la participación de los clubes de primera en los torneos internacionales. La Liga no quiere más intermediación de la Casa del Fútbol y pretende que sus instituciones reciban el dinero de forma directa. Además, reclaman poder relacionarse con la Conmebol y la FIFA, un aspecto monopolizado por la AFA desde la asunción de Tapia en marzo de 2017.

Los últimos dos tópicos son también importantes: por un lado, pide un encuentro conjunto con el gobierno para discutir seis temas sensibles. Ellos son la modificación del decreto 1212, que regula los aportes patronales y de seguridad social de los empleados de los clubes, revisar los costos de las transferencias de los jugadores, analizar los derechos de formación, rebajar los costos de la seguridad en los estadios, definir el aforo de los estadios para la vuelta de los hinchas y hablar sobre la ART de los futbolistas. El último punto de la carta es el que más les importa a los clubes de ascenso: definir la cantidad de equipos en primera división para las próximas temporadas. La pelota, ahora, está en el campo de Tapia. El “Comandante” (como lo llaman sus compañeros dirigentes de Ascenso Unido) ya sabe que la primera división está en pie de guerra.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.