El Guardia saldrá a beberse la Copa

·1  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, junio 18 (EL UNIVERSAL).- El retiro parecía ser la opción más viable hace unos años para el hombre que hoy lucha bajo la incógnita del Guardia. Las lesiones no lo dejaban seguir su sueño en el ring.

Pero volvió para ser parte de la raza 23, un grupo que tiene su refugio en la antes conocida como la Arena Libertad. Luego de tres años, es campeón de parejas de la promotora que este domingo celebra 22 años en Villa Nicolás Romero.

"Es un honor volver a nacer con este personaje que supo caer y levantarse, mi vida no estaría completa sin el Guardia", advierte.

Con la mira puesta en beberse la Copa en honor a la Arena 23 de Junio, este domingo quiere festejar. "He visto su desarrollo y evolución, así que es un honor disputar el trofeo que la celebra".

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.