Guanyu Zhou será el primer piloto chino en la Fórmula 1: correrá en Alfa Romeo en 2022

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·3  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Esta foto tomada el 30 de noviembre de 2019 muestra al piloto chino Zhou Guanyu reaccionando después de tomar el tercer lugar en una carrera principal durante la duodécima y última ronda del campeonato de Fórmula 2 de la FIA 2019 en el Circuito Yas Marina en Abu Dhabi, Emiratos Árabes Unidos.
AFP / STR

“Estamos encantados de que Guanyu Zhou se una a la familia para 2022. Ayudará a aprovechar al máximo la plataforma global de la Fórmula 1, con la clave del mercado chino para el futuro de Alfa Romeo como marca premium global. ¡Bienvenido!”. Directo, sin vueltas. Un joven competidor en formación y un mercado económico que aún no fue explotado en toda su dimensión. Con ese mensaje en redes sociales, el equipo italiano realizó la presentación oficial del primer piloto chino en el gran circo de la velocidad. Una noticia impactante y que llevará la competencia a una dimensión diferente.

La formación de Guanyu Zhou, de 21 años, lleva mucho tiempo en la Fórmula 2. También se desarrollaba como piloto de pruebas de Renault. La idea de sumarlo para abrir una nueva puerta a un negocio impactante llegó a buen término.

“Con cuatro o cinco años, lo tenía claro. Todos mis regalos de cumpleaños eran ya pequeños coches”. Cuando simulaba carreras de niño, con sus pequeños juguetes, soñaba ya con manejar en la Fórmula 1. Quince años después, Zhou alcanzó el objetivo.

Esta foto tomada el 13 de abril de 2019 muestra al piloto de pruebas chino de Renault, Zhou Guanyu, conduciendo un automóvil Renault F1 durante una gira para conmemorar la histórica carrera número 1.000 de la F1 antes del Gran Premio de China de Fórmula Uno en Shanghai.
AFP / STR


Zhou Guanyu, en un automóvil Renault F1, como piloto de pruebas, antes del GP de Shanghai de 2019 (AFP / STR/)

Nada es casual. La realización del GP de China en Shanghai, desde 2004 fue el primer paso. Zhou tenía cinco años. El deseo de la competencia de incorporar un piloto de esa nacionalidad se tardó más de lo esperado, tal vez, 18 años. Pero finalmente se consiguió.

La preparación del joven nacido en Shanghai comenzó en 2012, cuando siendo adolescente aterrizó en Sheffield (norte de Inglaterra) para unirse a una escudería de karting. “No hablaba demasiado bien inglés por entonces”, recuerda.

Después de sus buenos resultados en competiciones de karts y en diferentes categorías de monoplazas, Zhou Guanyu se unió en 2019 a Renault Sport Academy, la filial del constructor francés que tiene como misión ayudar a los pilotos más prometedores a progresar hacia la Fórmula 1.

Esta foto tomada el 13 de abril de 2019 muestra al piloto de pruebas chino de Renault, Zhou Guanyu, conduciendo un automóvil Renault F1 durante una gira para conmemorar la histórica carrera número 1.000 de F1 antes del Gran Premio de China de Fórmula Uno en Shanghai.
AFP / STR


Zhou Guanyu, durante una exhibición en el GP de China de 2019 (AFP / STR/)

Grandes expectativas

En su primera temporada en la Fórmula 2, en 2019, Zhou Guanyi fue el mejor debutante, clasificándose en el séptimo lugar con la escudería británica UNI-Virtuosi Racing. El año pasado consiguió su primera victoria en la categoría, en Sochi (Rusia), y terminó sexto en la clasificación de pilotos. Esta vez, mejoró un poco más. Marcha segundo, con 142 puntos, sólo por detrás del australiano Oscar Piastri.

Zhou cumplió los requisitos de obtener triunfos en la F2 y en la F3 y sin problemas acumuló los puntos suficientes para obtener la super licencia.

Esta foto tomada el 13 de julio de 2019 muestra al piloto chino Zhou Guanyu reaccionando después de obtener el tercer lugar en una carrera principal durante la séptima ronda del campeonato de Fórmula 2 de la FIA 2019 en el circuito de Silverstone en Silverstone, Reino Unido.
AFP / STR


Zhou Guanyu nació en Shanghai en 1999; tenía cinco años cuando se corrió el primer GP de China en su ciudad (AFP / STR/)

“No sé exactamente cuándo será, pero estoy seguro de que soy el piloto chino que está más cerca de llegar”, se entusiasmaba en enero de este año, en una entrevista con la agencia AFP.

Ese mismo día dijo lo que todos saben. No hay nada que ocultar: “En China, cuando alguien consigue un gran resultado, la gente comienza a seguir ese deporte con mucha más asiduidad. Si llego a la Fórmula 1, muchos se interesarán por ella ”, se ilusionaba.

Lo consiguió y está contento, tanto como los dueños del gran negocio de la Fórmula 1.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.