Griezmann empieza a reconciliarse con el gol tras dejar atrás su extensa sequía

·2  min de lectura

Antoine Griezmann, protagonista de la victoria de Atlético de Madrid por 1-0 ante Valencia en Mestalla, dejó en el pasado su extensa sequía y comenzó a reconciliarse con el gol.

El francés ingresó a los 64' en lugar de Geoffrey Kondogbia y apenas 111 segundos más tarde (es el segundo gol más rápido de un suplente en esta edición de La Liga después de los 41 que tardó David Alaba en anotar frente a Almería con Real Madrid), en su primera intervención en el juego, marcó el tanto que le dio el triunfo a su equipo.

Es cierto que su remate con la zurda se desvió en Carlos Soler, lo cual descolocó a Giorgi Mamardashvili, pero aún así es la segunda conquista del ex Barcelona en sus últimos tres partidos; le había convertido a Getafe en la primera fecha de La Liga, también ingresando fesde el banco de suplentes para jugar la última media hora.

Cabe recordar que, previo a estas tres jornadas, el nacido Macon, quien se ilusiona con recuperar la titularidad, había anotado sólo dos goles en sus anteriores 19 encuentros ligueros.

Al Principito le alcanzó con tocar nada más que nueve veces la pelota para cambiar la historia del cotejo: totalizó tres tiros (dos al arco) y dos pases (ambos entregados exitosamente).

Por último, según indica la agencia Opta, Valencia es la víctima predilecta de Griezmann, ya que a ningún otro equipo le hizo más goles en La Liga: lleva 11 en 21 partidos (siete en 10 encuentros con el conjunto rojiblanco).

Foto: Getty Images