Grecia baila al son de 'Anteto'; Italia y Croacia acceden a octavos

·2  min de lectura

Roma, 6 sep (EFE).- Grecia doblegó este martes a Ucrania (99-79), la revelación del Grupo C, bailando al son de un gigante Giannis Antetokounmpo, en una cuarta jornada del Eurobasket en la que Italia certificó su pase a los octavos de final con una trabajada victoria ante Croacia (81-76) y en la que Estonia no tuvo problemas para arrollar a Gran Bretaña (94-62), en un duelo entre dos naciones eliminadas.

Después del descanso ante Gran Bretaña volvió Giannis Antetokounmpo a la acción. Y lo hizo a lo grande. El alero de los Milwaukee Bucks anotó 41 puntos, la mayor cifra en un solo partido de Eurobasket desde que Dirk Nowitzki anotara 43 en 2001, y rubricó 2 asistencias.

Pero no solo lideró a los suyos en la ofensiva. El campeón del anillo y MVP de las finales de 2021 fue un cerrojo en defensa con 9 rebotes, dejando la actuación del siempre lúcido Sviatoslav Mykhailiuk, líder del combinado ucraniano con 16 tantos y 4 rebotes, en una anécdota.

Ambas selecciones llegaron al gran duelo de este Grupo C que toma parte en Milán ya con una plaza segura para los octavos de final de Berlín. Pero esa tranquilidad no impidió que el hambriento 'Anteto' se diera un festín de baloncesto, deleitando a los presentes con acciones de mucha calidad y asegurando la clasificación como primeros de grupo.

El partido más importante del grupo lo disputaron Italia y Croacia. Sendas selecciones buscaban la victoria para acceder a los octavos de final y evitar el posible cruce con Serbia en octavos. Por el momento, la 'azzurra' se lleva el gato al agua con un trabajado partido en el que Simone Fontecchio volvió a ser capital para la estabilidad y equilibrio de los italianos.

Croacia tuvo en la figura del compañero de equipo de Fontecchio, el alero Bojan Bogdanovic, a su mejor jugador. Con 27 puntos, 5 rebotes y 3 asistencias terminó los 37 minutos que estuvo en activo, suficientes para mantener a los suyos en la lucha por una victoria que a la postre no llegó.

Especialmente en el tercer cuarto, en el que los croatas remontaron la ventaja que tenían al descanso y con un parcial de 25-13 se pusieron con un +4 al término. Con 55-59 y Croacia por delante, emergió el mejor Fontecchio para poner el 26-17 en el último cuarto y sellar el pase con el ajustado 81-76 final.

Por su parte, Estonia, que necesitaba una victoria de Italia para mantenerse con vida hasta la última jornada, no dudó en aplastar a la también sentenciada Gran Bretaña, una selección que no ha estado cerca de la victoria en ningún encuentro, confirmándose como el peor equipo del europeo siendo el menos anotador y el más anotado (265/363).

La última jornada, que se disputará el próximo jueves, deparará la posiciones finales de un grupo que, eso sí, estará liderado por Grecia pase lo que pase.

(c) Agencia EFE