A lo grande, la WWE vuelve a la CDMX

CIUDAD DE MÉXICO, octubre 31 (EL UNIVERSAL).- Una fiesta fue la que se vivió en la Arena Ciudad de México con el regreso de la WWE, luego de tres años de ausencia debido a la pandemia. El recinto tuvo una gran entrada y el Universo de la WWE le puso un sabor mexicano a cada una de las luchas.

Antes del evento, se homenajeó a Humberto Garza, pionero y cabeza de una de las grandes dinastías del pancracio nacional, abuelo de las superestrellas de la empresa Ángel Garza y Humberto Carrillo. Además, tuvieron como invitado especial a El Fantasma, padre de Santos Escobar, quien tuvo participación en la cartelera.

El Hijo del Fantasma le regresó la alegría a la gente con un triunfo ante Dolph Ziggler, gracias a una espectacular exhibición de lucha libre mexicana, al igual que la que se vivió en en el duelo de parejas entre Los Lotharios y el Legado del Fantasma. Pero, sin duda, el momento que se llevó todos los aplausos fue cuando el "Booyaka 619" retumbó en la Arena Ciudad de México, y con una máscara tricolor y enfundado en una bandera del país apareció Rey Mysterio.

Acompañado por AJ Styles y Raquel Rodríguez, el Rey del Aire mostró sus mejores lances, acrobacias, junto con su 619 para derrotar a Finn Bàlor, Damian Priest y Rhea Ripley.