Golpe al anfitrión

Édgar Luna, enviado

DOHA, Qatar, noviembre 21 (EL UNIVERSAL).- Decepcionante exhibición del anfitrión en el primer juego de la Copa del Mundo.

Qatar no fue rival para un Ecuador que -prácticamente caminando- lo derrotó (2-0), con tantos de Enner Valencia.

Para agrandar la vergüenza de los qataríes, es la primera vez que un anfitrión es derrotado en el partido inaugural de las Copas del Mundo, desde 2006, cuando regresó este formato.

Muy mal el conjunto qatarí, que lució como un cuadro amateur, con jugadores carentes de técnica; iniciando por el portero y terminando con los atacantes, quienes apenas en una ocasión se pusieron frente a la portería de los sudamericanos.

Gustavo Alfaro, técnico de los ecuatorianos, puso una base de jugadores que militan en la Liga MX. En defensa, Félix Torres del Santos Laguna; como volante por la derecha, el tuzo Romario Ibarra; y adelante, el cementero Michael Estrada y Valencia, quien ahora juega en su país, pero pasó varios años en México con el Pachuca y los Tigres.

La selección de Qatar no sabe posicionarse en el terreno de juego, fácilmente es superada por los costados, por la espalda, por alto.

Valencia se enfiló hacia el arco de los anfitriones y fue derribado por el portero. Penalti que hizo gol al 15’.

Y al 30’, el mismo atacante metió el segundo, en un buen remate; sin oposición en contra.

Ahí, el juego acabó, tanto que para el segundo tiempo gran parte de la afición qatarí se fue del estadio.

Decepcionante inicio de la Copa del Mundo. Decepcionante inicio para el anfitrión.

Ecuador casi ni sudó. Lo único peligroso que tuvo enfrente fue la violencia de los locales, quienes se pasaron dando patadas, debido a la gran frustración que sintieron. Metió dos, pudo hacer dos más, pero bajó el ritmo, aunque deberá cambiar las revoluciones si quiere llegar lejos en este Mundial.