Golden State buscará pasar al frente por primera vez en la serie ante Boston

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·2  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Tras igualar la serie el pasado viernes con una victoria por 107-97 en el TD Garden, los Warriors reciben este lunes a los Celtics por el Juego 5 de las Finales de la NBA. Intentarán pasar al frente por primera vez en la llave.

En un encuentro que se mantuvo parejo de principio a fin, Golden State se terminó imponiendo principalmente gracias a la estelar actuación de Stephen Curry, quien jugó uno de los mejores partidos de su carrera: terminó con 43 puntos (7/14 triples) y 10 rebotes.

Solamente LeBron James (35) y Michael Jordan (35) habían anotado 40 unidades o más después de cumplir 34 años en la historia de las Finales de la liga. Además, el número 30 es el único guardia activo en registrar al menos 40 puntos y 10 recobres en un encuentro de Finales; Dwyane Wade lo había hecho en 2006 y Michael Jordan en 1993.

Los Dubs necesitarán que Curry mantenga su mano caliente para conseguir un nuevo anillo. También será determinante que Andrew Wiggins sostenga su altísimo rendimiento. El ex Timberwolves finalizó con 17 unidades y 16 rebotes en el Juego 4: es el primer alero en lograr un 15-15 en las Finales desde que lo realizara LeBron James en 2017.

Boston volvió a cometer muchas pérdidas (15, seis de ellas de Jayson Tatum) y perdió por amplia diferencia la lucha reboteadora (55-42). El equipo californiano es apenas el cuarto equipo en los últimos 20 años de las Finales que baja al menos 55 rebotes y le saca una diferencia de por lo menos 13 a su rival.

Los dirigidos por Ime Udoka deberán cuidar mejor la pelota y enfocarse en el cerco defensivo. Asimismo, será fundamental que Tatum pueda pesar en los minutos decisivos, ya que apenas sumó tres puntos en el último cuarto de la reciente derrota en casa.

Cabe destacar que el elenco de Massachusetts se ha destacado a lo largo de estos playoffs por su recuperación después de sufrir una caída: récord de 7-0 post-derrotas con una diferencia promedio de 15.6 unidades a su favor.

Es la 31ª ocasión en la que las Finales de la NBA están empatadas después de los primeros cuatro cotejos. Y en las 30 instancias anteriores, el equipo que ganó el quinto duelo se quedó con el anillo en el 73,3% de los casos (22-8), por lo que sobra decir que es un enfrentamiento trascendental.

Foto: Ezra Shaw/Getty Images

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.