Giuliano Galoppo: acuerdo entre Banfield y San Pablo por la venta del volante en 8.000.000 de dólares

·3  min de lectura
Giuliano Galoppo, volante de Banfield con muy buen rendimiento que continuará su carrera en Brasil
Giuliano Galoppo, volante de Banfield con muy buen rendimiento que continuará su carrera en Brasil - Créditos: @Prensa Banfield

Hace un par de años que Giuliano Galoppo, mediocampista de Banfield, se viene destacando en la Liga Profesional argentina, a tal punto que fue pretendido por River y Boca, aunque ahora continuará su carrera en Brasil. El club del Sur llegó a un acuerdo con San Pablo. A Banfield le quedarán 8 millones de dólares más bonos y el 10% de futura venta. Los clubes está resolviendo la documentación definitiva y una vez resueltos los detalles finales, Galoppo viajará a San Pablo para firmar un vínculo hasta 2026.

Galoppo había sido pretendido en los últimos mercados de pases por los dos equipos más poderosos del fútbol argentino; el tema fue que Banfield -en el mercado interno y haciéndose valer- les pedía un precio similar al que entregaba cuando los llamados del exterior.

El golazo de Galoppo a Boca

Galoppo es de esos mediocampistas que no son fáciles de encontrar porque tienen tantas virtudes defensivas como ofensivas. Llega al gol con facilidad, pero además ofrecer una actitud para recuperar la pelota que genera contagio en sus compañeros. Incluso en los últimos tiempos fue el encargado de patear los penales.

Jugador de área a área, convirtió goles gracias a su buena pegada (el último a Boca fue un golazo, en la Bombonera, con una tijera que sorprendió a Javier García) que hicieron delirar a los hinchas del Taladro, y también realizó otros producto de la creatividad.

El 10 de abril pasado, en Entre Ríos, por la Copa de la Liga, Galoppo hizo un “gol inteligente”, Giuliano Galoppo marcó a los 5 minutos de la segunda parte, gracias a un tiro libre ejecutado con el pie derecho en la medialuna del área, que se desvió en la barrera y pasó por la derecha del arquero Matías Mansilla. Como suele hacerse no sólo en el fútbol argentino sino a nivel Mundial, ahora los equipos suelen ubicar a un futbolista acostado detrás de la barrera. El planeta futbolístico lo llama “cocodrilo” y es utilizado para que la barrera defensiva pueda saltar para intentar el bloqueo del ejecutante sin correr riesgos de que el pateador termine marcado el tanto con un remate rasante, bajo.

Goles de cabeza y llegando desde atrás

El 19 de marzo de este año, Galoppo fue una de las figuras de Banfield en el clásico ante Lanús, que ganó el Taladro 1-0. El gol lo hizo Luciano Lollo, de cabeza, tras un córner ejecutado desde la izquierda por Urzi, en el cuarto testazo de Banfield en los primeros 20 minutos del segundo tiempo. Antes, el propio Lollo y Galoppo, un mediocampista muy completo y con alma de 9, habían tenido la diferencia, pero Monetti lo había evitado. Otro cabezazo, de Alvarez, había sido salvado por el 1 local. Pero el cuarto fue gol, el de Lollo.

Galoppo empuja y se desdobla, pisa el área y ya suma 23 remates en el campeonato, una estadística de centrodelantero. A los 23 minutos, casi hizo un golazo con un remate a colocar desde afuera del área que dio en el travesaño y picó afuera de la línea del arco de Monetti.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.