Gimnasia remontó el partido contra Independiente y alcanzó la cima del campeonato

·3  min de lectura

Por la fecha 17 de la Liga Profesional de Fútbol , Gimnasia de La Plata derrotó a Independiente , en el Estadio Juan Carmelo Zerillo, por 3-1 y alcanzó la punta del torneo con 33 unidades. Benjamín Domínguez, Leonardo Morales y Nicolás Contín anotaron para el local, mientras que Leandro Fernández había roto el cero para la visita.

El Rojo abrió la cuenta en los primeros minutos del encuentro, a los 11', gracias a la zurda de Leandro Fernández, quien penetró en el área rival e impactó una gran volea luego de un centro de Facundo Ferreyra, con complicidad del arquero del Lobo, quien tuvo una floja respuesta.

Luego del tanto, el equipo de Avellaneda se mostró sólido en defensa y encontró facilidades en ataque, ya que cuatro minutos después, fue Ferreyra quien estuvo cerca de estirar la diferencia, aunque Rodrigo Rey contuvo la segunda caída de su valla.

Sin embargo, los dirigidos por Néstor Gorosito fueron metiéndose de a poco en el partido, gracias al empuje de su gente. Primero, apareció Nicolás Contín dentro del área, pero desperdició la ocasión luego de un erróneo remate al arco.

A los 32', tras varias aproximaciones del Tripero, llegó el empate: Brahian Alemán ejecutó un tiro de esquina izquierdo que fue rechazado por un defensor de Independiente, pero el rebote fue capturado por Domínguez, quien incrustó la pelota en el ángulo más lejano de Sebastián Sosa para emparejar las acciones.

Ya en la segunda mitad, fue el conjunto de Julio César Falcioni el que insinuó al segundo minuto de iniciado el complemento. Tras una pérdida de Alemán, Lucas González asistió a Fernández, quien disparó a quemarropa, pero se encontró con una nueva respuesta de Rey.

Pese a la insistencia de Independiente, fue el elenco platense el que impuso las condiciones rápidamente: a los 6', luego de un tiro libre del enganche uruguayo, Leonardo Morales puso de cabeza el 2-1 para el delirio del pueblo local.

Y, lejos de quitar el pie del acelerador, Gimnasia estiró la diferencia cuatro minutos después, luego de una trepada por derecha de Guillermo Enrique, quien centró para Contín. El delantero de 26 años metió un potente frentazo y venció la resistencia de Sosa para poner el 3-1.

Con los ingresos de Alan Soñora y Leandro Benegas, los Diablos Rojos intentaron resurgir en el partido y tuvo una clara oportunidad de descontar, a los 22'. Sin embargo, entre Morales y Oscar Piris despejaron el peligro.

A falta de diez minutos para el cierre, fueron concretas las opciones de gol para ambos equipos. Primero fue Domínguez quien se encontró mano a mano con el arquero y definió mal. De contraataque, Ferreyra fue el que cabeceó en área rival y perdió la chance de acortar la brecha.

Tras el pitazo final de Pablo Dóvalo, el equipo platense se quedó con un triunfo vital para continuar aspirando al título de liga, el cual lo colocó como único líder del certamen, a una unidad de Atlético Tucumán, su escolta.

Foto: Getty Images