Gimnasia - Lanús: el Lobo ganó y se volvió a prender, mientras que el Granate espera a Frank Kudelka para salir del fondo

·3  min de lectura
Aleman convirtió el penal del triunfo y se lo dedica a los hinchas
Aleman convirtió el penal del triunfo y se lo dedica a los hinchas - Créditos: @Eva Cabrera

Gimnasia necesitaba ganar. Esta vez no importaba tanto el cómo. El Lobo quería salir rápido de esa seguidilla de malos resultados (un punto de nueve), que le puso un freno a su excelente comienzo de torneo. Y el elenco de Néstor Gorosito respondió. Superó 1-0 a Lanús con tanto de penal de Brahian Alemán y se acomodó en las dos tablas: la de la Liga Profesional y la de las copas internacionales.

En el segmento inicial del juego, el que sostuvo a Gimnasia fue Rodrigo Rey. En un contexto de paridad, sin dominadores claros, el arquero tripero resultó determinante. Dos situaciones nítidas para Lanús, dos atajadas soberbias de uno de los principales estandartes de este equipo de Pipo.

Tomás Muro busca la pelota ante Julián Aude, que más tarde fue expulsado
Tomás Muro busca la pelota ante Julián Aude, que más tarde fue expulsado - Créditos: @Ignacio Amiconi

La efectividad que no tuvo el Granate, sí la mostró el Lobo, que puso el 1-0 en su segunda llegada. Matías Pérez la tocó con la mano en su área y el uruguayo Alemán cambió penal por gol: remate potente y preciso, inatajable para Fernando Monetti.

Lanús respondió enseguida. Tras una jugada elaborada, Maximiliano González –de frente al arco– se demoró y lo trabaron justo. Ahí, en la definición, estuvo el principal déficit del conjunto visitante durante el primer tiempo. Fabricó varias, no aprovechó ninguna.

Lo mejor del partido

Antes del descanso, el Granate sumó otra mala noticia. Julián Aude recibió la segunda tarjeta amarilla y se retiró expulsado, en una decisión polémica de Nicolás Lamolina (situación que el VAR no revisa porque no se trató de una roja directa).

Gimnasia aprovechó esa superioridad numérica y en el comienzo del complemento generó cuatro posibilidades de gol: en la primera atajó Monetti, en la segunda remató mal Agustín Cardozo, en la tercera despejó Franco Ortellado en la línea y en la última, Eric Ramírez le pegó apenas desviado.

Después de esa ráfaga de ocasiones para el Lobo, el partido ingresó en un bache: Gimnasia no quería desprotegerse y Lanús no hallaba los caminos para acercarse al arquero Rey. Lanús, que por las competencias oficiales acumula nueve partidos sin victorias (siete derrotas y dos empates), se pone en manos de Frank Darío Kudelka, que debutará frente a Aldosivi, tras el despido de Jorge Almirón y el interinato de Rodrigo Acosta.

Soldano y Ortellado disputan la pelota en el piso, sobre la línea lateral
Soldano y Ortellado disputan la pelota en el piso, sobre la línea lateral - Créditos: @Ignacio Amiconi

En el cierre del encuentro, sin embargo, el Granate estuvo a punto de conseguir la igualdad. La visita otra vez careció de puntería. Cuando quedaban diez minutos un cabezazo de Raúl Loaiza pasó a medio metro de uno de los palos, mientras que en el descuento Lautaro Acosta desperdició un mano a mano. ¿Quién salvó al Tripero? Sí, Rey. El arquero se adelantó, le achicó el espacio al delantero y tapó una nueva pelota clave. Una pelota que, en las tablas, equivale a dos puntos más.

El Lobo venía de tres fechas sin triunfos y sin convertir goles. Esa mala racha –corta, pero incómoda– ya quedó atrás. Gimnasia está entre los mejores equipos del torneo y se ilusiona.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.