Gignac sufrió traumatismo craneoencefálico por un balonazo

CIUDAD DE MÉXICO, diciembre 28 (EL UNIVERSAL).- Después de pasar una noche en el hospital debido al balonazo que recibió en la nuca en el juego entre los Tigres y el Santos Laguna, el francés André-Pierre Gignac, fue dado de alta y ya se encuentra en su domicilio.

El diagnóstico del delantero galo es que sufrió un traumatismo craneoencefálico que se define como una "afectación en encéfalo a causa de un traumatismo en el cráneo. El encéfalo, que junto con la médula espinal forma el Sistema Nervioso Central, está protegido por el cráneo y comprende el cerebro, el cerebelo y el bulbo raquídeo".

En todo caso, lo que le sucedió a Gignac no fue tan grave, pero seguirá fuera de la actividad deportiva por lo menos hasta mañana jueves, según reportó ESPN.

En los primeros minutos del juego entre Santos y Tigres por la Copa Sky, André-Pierre Gignac sufrió un golpe en la nuca debido a un balonazo proyectado accidentalmente por el defensa santista Félix Torres.

El delantero perdió el conocimiento en plena cancha y fue llevado directamente al hospital. Los estudios que le fueron realizados, según la cadena deportiva, detectaron el traumatismo craneoencefálico, lo que no compromete su salud.

El jugador parará durante diez días, por lo que su participación en el juego de apertura del torneo con los Tigres, en contra den Santos Laguna, estaría en duda.