Gignac tiene fe en sus dos amores

Óscar torres

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 13 (EL UNIVERSAL).- A André-Pierre Gignac se le pondrá el corazón partío, así como dice la canción, por culpa de sus dos grandes amores, las dos selecciones a las que seguirá y apoyará en el Mundial de Qatar 2022.

En siete días más el goleador centrará miradas y sentimientos en sus dos países: Francia, donde nació, y México, que lo ha adoptado, y que lo ha vuelto figura e ídolo.

A André-Pierre la vida le ha llevado a sentirse de dos lugares, a tener paisanos, como él lo expresó, en suelo galo, pero también en territorio azteca.

"El Bomboro" llegó a México en 2015 para consolidarse como uno de los mejores extranjeros que han llegado a la Liga MX y en el camino a lograrlo se encontró con un sentimiento de amor por el país del que ahora dice sentirse uno más.

Esto mismo le ha permitido tener argumentos para hacerse aficionado de la Selección Mexicana y para muestra, las ocasiones en que se le ha visto con el jersey del Tricolor, a tal grado que confía en que los de Gerardo "Tata" Martino pasarán a los cuartos de final, por fin, en una Copa del Mundo, desde 1986.

"Creo que la Selección Mexicana logrará pasar al quinto partido", dijo el máximo goleador de Tigres en charla exclusiva con EL UNIVERSAL Deportes. "Ojalá se le gane a Argentina", apuntó.

En cambio, la selección francesa no le convence del todo, pues no se atrevió a asegurar que pueda repetir el título del mundo que ostenta, para así llegar a tres, pero ve al conjunto galo mínimo en las semifinales de Qatar 2022.

"La neta [muy mexicano él], no sé qué tan lejos llegará Francia en el Mundial", dijo el naturalizado mexicano.

"Seguro se llega a las semifinales, Francia estará entre los mejores cuatro del Mundial", añadió el galo norteño, quien dejó ver sus dudas sobre el desempeño del vigente campeón.