Gianni Infantino se sacó una selfie junto al ataúd Pelé y tuvo que dar explicaciones

Infantino y una polémica selfie
Infantino y una polémica selfie

El presidente de la FIFA, Gianni Infantino, generó polémica al tomarse una selfie junto al ataúd de Pelé, fallecido el jueves a sus 82 años tras luchar contra un cáncer.

“Estoy consternado después de haber sido informado de las críticas de algunas personas por haberme tomado una selfie y fotos durante la ceremonia de ayer.”, publico Infantino en sus redes sociales.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

El presidente de la FIFA explicó que la foto fue por pedido de los familiares del ex astro brasilero: “Quisiera aclarar que me siento honrado de que los compañeros y familiares del gran Pelé me pidieron que me hiciera unas fotos con ellos. Y por supuesto acepté de inmediato,”, señaló en el mismo posteo.

A su vez, declaró que en homenaje al fallecido futbolista sugirió que en todas las federaciones miembro de la FIFA, las cuales son 211 en total, al menos un estadio de fútbol lleve su nombre.

Gianni Infantino en el funeral de Pelé
Gianni Infantino en el funeral de Pelé - Créditos: @CARL DE SOUZA

El cuerpo fue velado en el estadio Vila Belmiro del Santos por 24 horas y fue despedido por más de 230.000 personas. Luego fue trasladado a un mausoleo en el Memorial Necrópole Ecuménica, el cementerio vertical más alto del mundo con catorce pisos. La ceremonia religiosa se dio a puertas cerradas con presencia de los familiares, y fue sepultado en el noveno piso mirando hacia la cancha del club Santos.

Pelé fue sepultado en Brasil tras un masivo homenaje

El exastro brasileño Pelé, fallecido a los 82 años de cáncer el jueves pasado, fue sepultado este martes en un memorial del noveno piso de un cementerio vertical mirando hacia la cancha del club Santos, donde sus restos fueron velados durante 24 horas en las cuales desfilaron por el campo de juego 230.000 personas, entre ellas el presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, quien aseguró que “O Rei” no puede ser comparado a ningún otro futbolista de la historia.

En un clima de dolor de sus familiares más cercanos, su viuda y sus hijos, y del reconocimiento con cánticos de los hinchas del equipo donde jugó 18 años y ganó 2 Libertadores y 2 Intercontinentales, finalizaron los funerales para recordar a Pelé con la polémica instalada de que las grandes figuras campeones del mundo en 1994 y 2002 no acudieron a despedirlo.

La visita institucional más importante fue la de Lula, que realizó la primera actividad oficial desde la asunción del domingo en su viaje a Santos, adonde llegó en helicóptero luego de haber viajado en avión desde Brasilia hacia San Pablo.

El puerto de Santos, el mayor de Brasil y América Latina, será llamado Pelé, así como la avenida que circunda el mítico estadio Maracaná de Río de Janeiro. Todas las cadenas de televisión transmitieron el funeral, en medio de un clima de admiración nacional para el campeón mundial en 1958, 1962 y 1970 que elevó el nivel de fútbol global y llevó el nombre de Brasil a todos los rincones del planeta.

”Pelé es una figura muy especial. No podemos seguir comparando a Pelé con nadie, porque no hay nadie comparable a Pelé cuando se trata de un jugador de fútbol, un ser humano y el comportamiento fino y educado que tenía Pelé”, aseguró Lula al canal de televisión del club Santos.

El presidente, de 77 años, estuvo con una comitiva en el estadio de Santos esta mañana para participar de los funerales del tricampeón mundial en 1958, 62 y 70, al que acudieron 230.000 personas en 24 horas. ”El mundo le debe mucho a Pelé, sobre todo por la dignidad de un hombre que nació pobre, negro, en un país donde los prejuicios están muy vivos, y eso a Pelé nunca le importó, siempre supo ser Pelé, el mejor y muy humilde”, dijo Lula, también de origen humilde, que tuvo que migrar con su familia del noreste que escapaba del hambre hacia el estado de San Pablo.

Lula recordó que como hincha de Corinthians todos los fines de semana sufría con el desempeño de Pelé contra su equipo y otros. ”Él nos hacía ir a cualquier lado a ver fútbol, porque muchas veces no solo nos gusta nuestro equipo, nos gusta alguien que da espectáculo, alguien que es brillante. Pelé simboliza todo lo que es el ascenso de la especie humana. Todo eso podemos percibir del surgimiento del ser humano fue Pelé”, aseguró Lula, quien asumió la Presidencia por tercera vez el pasado domingo.