Los gestos de Diego Pulpo González contra los hinchas de River y qué sucedió tras esa acción

·3  min de lectura
Los gestos de Diego González hacia la tribuna de River
Los gestos de Diego González hacia la tribuna de River

El superclásico sigue en el centro de las miradas. La victoria de River por 2-1 es un disparador de una infinidad de análisis, de la misma manera que la reacción de algunos futbolistas resultan tan insólitas que cuesta detenerse a encontrarle cierta lógica. Eso sucedió con Diego Pulpo González que al dejar el campo de juego, tras el primer tiempo, comenzó a hacerles gestos provocadores a los hinchas de River que habían regresado al Monumental. Y esta situación, significó que le labrasen un acta contravencional por “provocar el desorden” con sus ademanes y gesticulaciones hacia la tribuna de River, en la Fiscalía Penal, Contravencional y de Faltas N° 35, a cargo de la Dra. Celsa Ramírez.

River ya ganaba 2-0 y el final de la primera etapa dejaba el clima tenso para los jugadores de Boca. En ese momento, cuando los futbolistas caminaba hacia los vestuarios, Pulpo González se cruzó con los fanáticos locales y soltó un par de señas a modo de desafío. Las cámaras lograron captar el momento en el que el volante hizo un gesto tocándose el pecho y se llevó los dedos a los oídos mientras murmuraba: “No se escucha”.

González no se había lucido en la primera mitad y Sebastián Battaglia decidió sacarlo del campo de juego antes de que comenzara el segundo tiempo para que en su lugar entre Esteban Rolón. Su última participación en el duelo fue el tenso cruce con los hinchas, al que también se le sumó Edwin Cardona con un accionar similar.

El colombiano tuvo un pequeño cruce, aunque menos subido de tono. Cardona fue reemplazado en el primer tiempo tras la expulsión de Marcos Rojo y las cámaras de ESPN lo captaron justo mirando a las tribunas, mientras caminaba por afuera del campo de juego y ya con buzo y pantalones largos. En la salida rumbo al vestuario, los hinchas de River comenzaron a insultarlo y el futbolista de Boca les hizo señas como si no escuchase a los hinchas del conjunto millonario, aunque sin gestos tan provocadores. Incluso, siguió caminando y tiró un pulgar hacia arriba, para evitar que se elevase la tensión.

Un aforo desbordado

No fue la única situación tensa de la tarde la que protagonizó Pulpo González. Lo que sucedió con los hinchas de River también quedó expuesto por las cámaras. Es que había un aforo permitido para el retorno del público al Monumental, pero se advirtió claramente que no se cumplió con lo establecido. Es porque es que la fiscalía especializada en Eventos Masivos de la Ciudad de Buenos aires labró un acta de contravención contra River por incumplimiento del aforo permitido .

El organismo de especialización, que atañe a faltas en el contexto de espectáculos artísticos o deportivos, y que está a cargo de la fiscal Celsa Ramírez, cargó contra el River, ya que se registró un exceso de espectadores con respecto a lo autorizado. El Monumental estaba habilitado para 36.000 personas, cifra que equivale al 50% de aforo del estadio, apto para más de 72mil. Sin embargo, entes de seguridad estiman que la capacidad superó el 75 por ciento.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.