Gervonta Davis, la nueva estrella del boxeo mundial que nadie puede parar

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·6  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Gervonta Davis
    Gervonta Davis
    Boxeador estadounidense
Gervonta Davis (derecha) pelea contra el mexicano Isaac Cruz en Los Angeles, California el 5 de  diciembre de 2021. (Foto: Apu GOMES / AFP via Getty Images)
Gervonta Davis (derecha) pelea contra el mexicano Isaac Cruz en Los Angeles, California el 5 de diciembre de 2021. (Foto: Apu GOMES / AFP via Getty Images)

Antes del último asalto de su apretada victoria por decisión unánime contra Isaac Cruz el domingo por la noche en Los Ángeles, Gervonta Davis, el campeón de peso ligero de la Asociación Mundial de Boxeo (WBA por su sigla en inglés), se sentó en el taburete de su esquina con la mano derecha en su regazo y la mano izquierda acunada con ternura a su lado.

Durante el descanso de un minuto, el equipo de Davis le aseguró que podía ganar el asalto final si colocaba con cuidado su mano izquierda en el cuerpo de Cruz y dependía mucho de su derecha.

“Tu jab y tu gancho son tus armas ideales, ¿me escuchaste?”, le dijo Calvin Ford, el entrenador de Davis.

Los patrocinadores de Davis en Mayweather Promotions lo han posicionado como el sucesor de Floyd Mayweather Jr. y la próxima megaestrella del boxeo. Pregonan las entradas agotadas de la serie de eventos realizados en ciudades, desde Baltimore hasta Los Ángeles, como prueba de su atractivo de taquilla. Además, señalan su poder: 24 nocauts en 26 victorias, sin derrotas, en todas las categorías de peso desde superpluma hasta superligero.

Si bien los planes comerciales de sus promotores dependen de los golpes contundentes de Davis, también se basan en manos humanas delicadas, que pueden magullarse, doblarse o quebrarse por los impactos que generan los mejores boxeadores. Davis dijo que se había lesionado el puño izquierdo en el sexto asalto, pero logró ganar la pelea de doce asaltos con su mano derecha, movimiento y defensa.

“No fue solo un nudillo, sino un par: me tiembla un poco la mano”, dijo Davis, de 27 años, mientras describía su lesión a los periodistas después de la pelea. “No fue gran cosa. Igual cumplí con el trabajo”.

Los puntajes finales favorecieron a Davis: 115-113 de un juez y 116-112 de otros dos. Su racha de nocauts se quedó en 16 combates, quizás debido a la lesión en la mano y en gran parte porque Cruz, de 23 años, de Ciudad de México, aplicó presión constante y no se doblegó ante los estruendosos golpes de Davis.

Con un público asistente de 15,850 personas, los organizadores consideraron esta cartelera, un evento de pago por evento poco común de domingo por la noche, otro lleno total. También es cierto que el Staples Center, que tiene capacidad para 20,000 espectadores para eventos de boxeo, no estuvo configurado para su capacidad máxima. Pero la presencia de estrellas deportivas en los asientos cercanos al cuadrilátero dejó entrever el poder de convocatoria de Davis entre sus compañeros atletas profesionales. El alero de los Lakers de Los Ángeles, Carmelo Anthony quien, al igual que Davis, creció en Baltimore, asistió a las peleas, al igual que su compañero de equipo Dwight Howard, la estrella lesionada de los Clippers, Kawhi Leonard y los jugadores retirados de la NBA, Paul Pierce y Kevin Garnett.

“Gervonta Davis ha demostrado que es una atracción y una de las más grandes de este deporte”, dijo Leonard Ellerbe, director ejecutivo de Mayweather Promotions. “Es uno de los mejores peleadores de todo el mundo”.

Gervonta Davis vs Isaac Cruz  (Foto: Katelyn Mulcahy/Getty Images)
Gervonta Davis vs Isaac Cruz (Foto: Katelyn Mulcahy/Getty Images)

Todos ellos vieron a Cruz, quien ahora tiene récord de 22-2-1, buscar temprano a Davis, con los guantes en alto, balanceándose y moviéndose como un Mike Tyson al comienzo de su carrera. Cruz conectó una mano derecha y un gancho de izquierda en el primer asalto. Davis conectó un uppercut de izquierda.

A medida que avanzaba la pelea y Cruz continuaba asediándolo, Davis, que utiliza una postura de zurdo (“southpaw”), usó su recta izquierda de la misma manera que los peleadores usan un jab, para detener el avance de Cruz y crear espacio para una mayor ofensiva. Davis chocó su mano izquierda varias veces con la frente de Cruz en el quinto asalto, algunas más en el sexto y aún más en el séptimo.

En algún momento de esa secuencia, según Davis, se lesionó la mano izquierda al golpear a Cruz en la coronilla del cráneo. Es el tipo de impacto que por lo general deja el puño de un peleador lesionado incluso cuando está envuelto en gasa, cinta adhesiva y guantes de ocho onzas.

“Es un peleador más bajo”, dijo Davis sobre Cruz, que mide 1.62 metros. “Estaba lanzando golpes y le pegué en la parte superior de la cabeza. Me golpeé el nudillo y lo lesioné. En realidad, no pude pelear de forma efectiva toda la pelea”.

Por su parte, Cruz dijo que sintió a mitad de la pelea que Davis se había lesionado la mano izquierda, incluso mientras Davis seguía lanzando golpes con ella. Cruz siguió avanzando y lanzando fuertes golpes que dejaron marcas rojas en el torso de Davis.

LOS ANGELES, CALIFORNIA - DECEMBER 05: Gervonta Davis celebrates after his unanimous decision win against Isaac Cruz after their WBA World Lightweight Championship title bout at Staples Center on December 05, 2021 in Los Angeles, California. (Photo by Katelyn Mulcahy/Getty Images)
Gervonta Davis celebra su victoria por decisión unánime | Foto: Katelyn Mulcahy/Getty Images

Davis conectó 133 de 462 golpes; Cruz logró aterrizar 121 de 553.

“Davis golpea duro, por supuesto”, dijo Cruz en una conferencia de prensa después de la pelea. “Pero es por eso que nos preparamos de la manera que lo hicimos. Para manejarlo”.

Desde un punto de vista competitivo, una revancha es llamativa. Ambos peleadores son jóvenes, rápidos, agresivos y poderosos. Ya brindaron un encuentro entretenido y Cruz, animado por su sólida actuación del domingo, está seguro de que su número de seguidores aumentó.

Pero Davis dio una respuesta clara cuando se le preguntó acerca de volver a pelear con Cruz.

“Eso se acabó”, dijo en el cuadrilátero después de la pelea.

El negocio del boxeo exige que Davis siga adelante.

El nuevo campeón de peso ligero George Kambosos Jr. también asistió a la pelea de Davis. El fin de semana pasado en Nueva York, Kambosos sorprendió a Teófimo López de Brooklyn y ganó los cinturones de la Organización Mundial de Boxeo y la Federación Internacional de Boxeo, junto con el título “súper” de la WBA, que es diferente al campeonato “regular” de la WBA de Davis. Esa pelea no tuvo una cláusula de revancha, lo que deja a Kambosos libre para buscar a un nuevo oponente que, en teoría, sería Davis.

También son posibles algunos combates con estrellas de peso ligero que están contratados por promotores de la competencia, aunque la política del boxeo complique la organización de las peleas. Devin Haney, el campeón del Consejo Mundial de Boxeo, peleó el sábado por la noche y podría alinear su agenda con la de Davis. Tras la pelea del domingo, Ryan Garcia, quien firmó con Golden Boy Promotions, acudió a Twitter para presionar por una pelea con Davis.

Davis, con su mano aún temblorosa, descartó y aceptó esos posibles retos con la misma oración.

“Esos tipos son trabajo fácil”, dijo Davis en el cuadrilátero tras la pelea. “El mejor aquí soy yo”.

© 2021 The New York Times Company

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Mujer intenta salvarse de asalto con una espectacular maniobra en el Edomex

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.