Gerardo Martino quiere tener junto al grupo pese a las lesiones

·1  min de lectura

Edgar Luna, enviado

LOS ÁNGELES, EU, septiembre 19 (EL UNIVERSAL).- Varios seleccionados mexicanos arrastran dolencias que bien en algunos casos le impedirán jugar ambos partidos, cómo es el caso de Raúl Jiménez y Jorge Sánchez.

El delantero del Wolverhampton arrastra una lesión en la ingle en tanto que el lateral del Ajax tiene molestias en una rodilla y por eso no jugó ante el Az Alkmaar en la Eredivisie de los Países Bajos.

Después de la revisión médica y del primer partido contra Perú, bien podrían regresar a sus equipos. Otro que viene arrastrando dolencias es Héctor Herrera. El volante del Houston Dynamo lleva varias semanas parado por una lesión en el tobillo.

Luis Romo de Monterrey dijo que estará parado de dos a tres semanas, así que no podrá jugar ante Perú ni Colombia.

Rogelio Funes Mori es otro de los que está descartado para el primer juego, debido a molestias musculares. El Mellizo podría estar para el partido ante Colombia.

En el caso de Alexis Vega, el delantero de las Chivas no ha sido reportado como lesionado, pero el técnico Ricardo Cadena sugirió que no se le utilizara de más, por la seguidilla de juegos que arrastra.

A pesar de esto Gerardo Martino quiere tener a todo el grupo, a los 31 que convocó unos días juntos para charlar con ellos y contarle de todos los planes de aquí al inicio de la Copa del Mundo.