Gastón Ávila, el chico que soñaba con triunfar en Boca pero se va a Europa con pocos partidos jugados

·4  min de lectura
Gastón Ávila en acción ante Cali, por la Copa Libertadores; ése fue uno de los pocos partidos en los que el zaguero de 20 años pudo mostrar sus cualidades.
Gastón Ávila en acción ante Cali, por la Copa Libertadores; ése fue uno de los pocos partidos en los que el zaguero de 20 años pudo mostrar sus cualidades. - Créditos: @LUIS ROBAYO

Gastón Ávila se había ilusionado mucho con mostrar en la primera de Boca todo lo bueno que de él se decía en las divisiones inferiores, y que había evidenciado en su muy buen préstamo en Rosario Central. Sin embargo, este miércoles se despidió del club xeneize. En parte empujado por la crisis económica que afecta a la Argentina, que acelera el éxodo de futbolistas, y en parte por lo que él más lamenta: la falta de oportunidades que tuvo.

Fueron 12 los encuentros que jugó Ávila con la camiseta de Boca. De ellos, siete tuvieron lugar en 2022 (casualmente, la mitad más uno). Y apenas cuatro lo tuvieron como titular. “Me voy triste de Boca, porque no tuve los minutos suficientes para agarrar confianza. Me gustaría algún día volver”, dijo ante TyC Sports en la puerta del predio de Ezeiza. Y agregó: “Boca es un club muy grande y yo quería demostrar que estaba a la altura, pero no tuve la oportunidad”.

Doce veces tuvo puesta la camiseta de Boca en la primera; ahora se marcha a Bélgica por 4.500.000 dólares.
Doce veces tuvo puesta la camiseta de Boca en la primera; ahora se marcha a Bélgica por 4.500.000 dólares.

El próximo 30 de septiembre el zaguero cumplirá 21 años, y en mayo nació su primer hijo. En promedio, este año Ávila jugó un solo partido por mes. Y emigra sin conocer lo que se siente al anotar un gol en la primera azul y oro.

Si bien sabía de antemano que los titulares eran Carlos Izquierdoz y Marcos Rojo, su entusiasmo fue desmoronándose cuando notó que no era la primera opción de cambio (Carlos Zambrano), la segunda (Nicolás Figal) ni la tercera (Gabriel Aranda). Todo se le hizo demasiado cuesta arriba. Y entonces, cada chance fue efímera. Así lo sintió, sobre todo de mayo a la actualidad, lapso en el que participó en apenas dos partidos.

Había tenido una gran temporada, con tareas sólidas. Fue titular en los únicos dos encuentros del primer bimestre en los que Boca no recibió goles. Dos amistosos: el 2 a 0 a Colo Colo y el 1 a 0 a San Lorenzo por el Torneo de Verano, en el estadio de Estudiantes de La Plata.

Algunas acciones de Ávila en Rosario Central

Sobre su futuro inmediato, el defensor destacó: “Es un sueño para cualquier jugador emigrar al fútbol europeo con 20 años. Por suerte se destrabó la negociación”. Y se mostró muy agradecido a Rosario Central, que en todo momento mostró interés por él: “Nunca descarté volver. Estoy muy agradecido porque nunca me cerró las puertas”.

En breve viajará a Amberes, Bélgica, donde será presentado como refuerzo de Royal Antwerp, que pagó 4.500.000 dólares por su ficha. A Boca le quedarán 3.000.000, y a Rosario Central, 1.500.000.

A pesar de todo, se dio el gran gusto de dar una vuelta olímpica. Fue en Córdoba, cuando Boca se coronó campeón de la Copa de la Liga Profesional con un 3 a 0 sobre Tigre. Al día siguiente copó las redes emulando aquella imagen de Guillermo Francella en el rol de Pepe Argento en la que sale a la vereda y dice “Hermosa mañana, ¿verdad?”.

En declaraciones medidas y con un dejo de melancolía, Ávila no quiso dejar pasar la ocasión para referirse a un hecho que impactó de lleno en el plantel de Boca: la inesperada salida de Izquierdoz. “Cali es el capitán que todos quieren tener en su equipo. Es una persona derecha, se entrena bien, se alimenta bien... Es un ejemplo para todos los pibes. Su salida fue un baldazo de agua fría para el grupo”, lamentó.

La charla de Riquelme

Juan Román Riquelme, la máxima autoridad dedicada al fútbol en Boca, dialogó a solas durante 15 minutos con los futbolistas. Su objetivo fue tocar las fibras íntimas de un grupo golpeado por la eliminación por la Copa Libertadores, el cambio de director técnico, la exclusión a su capitán y las últimas derrotas. Según trascendió, el vicepresidente segundo del club insistió con que Boca cuenta con el mejor plantel del fútbol argentino, en busca de una pronta reacción.

Este domingo a las 20.30 Boca recibirá a Estudiantes en la Bombonera, por la fecha 10 de la Liga Profesional.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.