El capitán de Gales, Gareth Bale, anuncia el final de su carrera deportiva

FIFA

9 ene (Reuters) -Gareth Bale, extremo de Gales y de Los Angeles FC, dijo el lunes que había decidido poner fin a su carrera como futbolista a la edad de 33 años, tras haber alcanzado hitos excepcionales tanto en el fútbol de clubes como en el internacional.

Bale jugó un récord nacional de 111 partidos con Gales y fue cinco veces ganador de la Liga de Campeones con el Real Madrid. Ayudó a los galeses a participar en la Eurocopa de 2016 y 2020 antes de liderarlos a su primer Mundial desde 1958 en Qatar 2022.

"Después de una consideración cuidadosa y reflexiva, anuncio mi retiro inmediato del fútbol de clubes e internacional", dijo Bale en Twitter.

"Me siento increíblemente afortunado de haber realizado mi sueño de jugar al deporte que amo. Realmente me ha dado algunos de los mejores momentos de mi vida".

"Los mejores momentos durante 17 temporadas serán imposibles de repetir, independientemente de lo que me depare el próximo capítulo".

Bale comenzó su carrera profesional en el Southampton, entonces equipo de la Championship inglesa, que le introdujo en el fútbol profesional a los 17 años, antes de fichar por el Tottenham Hotspur dos años más tarde.

Tras seis temporadas y casi 150 partidos en la Premier League de Inglaterra, Bale fue fichado por el Real Madrid por una cifra que, según los medios británicos, supuso el récord mundial de 100 millones de euros (107,45 millones de dólares).

En 2013-14, su primera temporada en España, ayudó al Real Madrid a conquistar su 10º trofeo de la Liga de Campeones, esperado por el club durante más de 10 años. Bale disputó 12 partidos y marcó seis goles en la campaña triunfal, incluido el de la victoria final por 4-1 sobre el Atlético de Madrid.

"Desde mi primer contacto con el Southampton hasta el último con el LAFC, y todo lo que hubo entre ellos, ha dado forma a una carrera en clubes de la que me siento inmensamente orgulloso y agradecido", añadió Bale.

"Jugar y ser capitán de mi país 111 veces ha sido realmente un sueño hecho realidad".

El jugador emitió un comunicado por separado para despedirse de los aficionados y el equipo galés, diciendo que su decisión de retirarse del fútbol internacional había sido "de lejos la más difícil de mi carrera".

"La fortuna de ser galés y de ser seleccionado para jugar y capitanear a Gales me ha dado algo incomparable a cualquier otra cosa que haya experimentado".

"Me siento honrado y humilde por haber podido formar parte de la historia de este increíble país, por haber sentido el apoyo y la pasión del muro rojo, y juntos (hemos) estado en lugares inesperados y asombrosos".

"Compartí vestuario con chicos que se convirtieron en hermanos y personal de trastienda que se convirtió en familia".

(Información de Anita Kobylinska en Washington DC; editado en español por Benjamín Mejías Valencia)