Gardner se lleva el primer asalto

·4  min de lectura

Cheste (Valencia), 12 nov (EFE).- El australiano Remy Gardner (Kalex) se llevó el primer asalto en el combate que mantiene este fin de semana, en el último gran premio de la temporada, el de la Comunidad Valenciana en el circuito Ricardo Tormo de Cheste, con el español Raúl Fernández (Kalex), con el único título que todavía continúa en liza, el de Moto2.

Gardner cuenta con casi todas las opciones matemáticas de proclamarse campeón de Moto2 y ya en la primera jornada ha avisado de sus intenciones para la última cita de la temporada, en la que se juega el título mundial con Raúl Fernández, su propio compañero de equipo, y es que al australiano le basta con acabar por detrás del español para conseguir el anhelado título mundial, pero el australiano parece querer conseguir su objetivo a lo grande, peleando por la victoria y, por si acaso, al final del primer día de entrenamientos libres acabó encabezando la clasificación oficial, con ocho milésimas de segundo de ventaja sobre Fernández.

Apenas doce milésimas de segundo dejaron al español Pol Espargaró (Repsol Honda RC 213 V) sin la recompensa que lleva toda la temporada buscando, al término de la primera jornada de entrenamientos libres, en la que Pol iba camino de convertirse en el más rápido de la jornada cuando en su última vuelta rápida un error le hizo sufrir un accidente en el primer sector del trazado valenciano que le impidió mejorar su mejor marca personal, 1:30.939 y por esas apenas doce milésimas de segundo se tuvo que conformar con la segunda posición tras el piloto australiano y su propio compañero de equipo, el italiano Francesco "Pecco" Bagnaia fue tercero a 56 milésimas de segundo del español y 68 de Miller.

Con mucha mejor suerte que por la mañana, los pilotos pudieron disputar esta segunda sesión con unas condiciones meteorológicas mucho más apacible y con el asfalto prácticamente seco, lo que les permitió desplegar todo el potencial de las MotoGP y con ello la situación en la tabla de tiempos cambio radicalmente respecto a la mañana, si bien el denominador común fue más o menos el mismo, dominio de las Ducati.

El fabricante de Borgo Panigale colocó a cuatro de sus representantes entre las diez primeras posiciones, junto a las dos Suzuki GSX RR de Alex Rins -cuarto- y Joan Mir -séptimo-, dos Honda, las de Pol Espargaró y el japonés Takaaki Nakagami, la KTM RC 16 del surafricano Brad Binder y la Yamaha YZR M 1 del italiano Andrea Dovizioso, por primera vez metido entre los pilotos con derecho a estar en la segunda clasificación directa.

Entre las Ducati, además de Miller y Bagnaia, el español Jorge Martín consiguió encaramarse hasta el quinto puesto, con su compañero de equipo, el francés Johann Zarco, décimo.

No estuvo demasiado afortunado el campeón mundial en título, el francés Fabio Quartararo (Yamaha YZR M 1), que se cayó hasta en dos ocasiones, una por la mañana y otra por la tarde, sin consecuencias físicas en ninguna de las dos, pero sí con la merma en su rendimiento que le acabó relegando a la undécima plaza y por tanto obligado a mejorar para entrar en la segunda clasificación directa si quiere aspirar al podio en la última carrera de la temporada.

El español Izan Guevara (Gasgas) hizo bueno su registro matinal, como el más rápido de la jornada de Moto3, beneficiado por la lluvia que cayó a media mañana en el circuito Ricardo Tormo tras ser el principal referente de la categoría con su registro matinal (1:39.561), secundado por el surafricano Darryn Binder (Honda) y el italiano Andrea Migno (Honda), sin que en esos instantes iniciales peligrasen los tiempos de la mañana, al estar todavía el asfalto muy húmedo en algunas zonas.

Quizás por este motivo hubo muchos pilotos que optaron por esperar en sus talleres y apenas ocho salieron en algún momento a pista para comprobar su estado, a la espera de que en los diez últimos minutos el estado del asfalto mejorase y si bien en esos diez minutos la situación en pista se "animó", el estado del circuito no era el más apropiado y eso propició algunos errores en forma de caída como los protagonizados por el español Adrián Fernández (Husqvarna) en la curva doce del trazado.

Poco a poco casi todos los pilotos se fueron acercando a sus tiempos de la mañana, aunque sin lograr rebajarlos, por lo que en lo que a la clasificación se refiere no hubo cambios e Izan Guevara se consolidó como líder, por delante de Binder y Migno en el cómputo global del día, en el que destaca el hecho de que el gran rival de Pedro Acosta (KTM) en el final de la temporada, el italiano Dennis Foggia (Honda) acabó en una muy retrasada vigésimo séptima posición, mientras que el "Tiburón de Mazarrón" fue quinto, sólo superado por Guevara, Binder, Migno y el checo Filip Salac (KTM).

Juan Antonio Lladós

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.