Gallardo habló de soltarse y su River extendió su tremendo récord contra rivales argentinos en las copas

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·4  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Gallardo se ajusta el barbijo, mientras River se acomoda en la Libertadores: volvió a bajar a un rival argentino.
LA NACION/Mauro Alfieri

El director técnico de River, Marcelo Gallardo, destacó que su equipo aprovechó “los momentos” en el triunfo 2-0 ante Argentinos en La Paternal, que le dio a su equipo el pase a los cuartos de final de la Copa Libertadores. ”Las condiciones eran iguales para los dos. No había mucha diferencia. Había que aprovechar los momentos y lo hicimos. Un resultado te puede opacar algunas cosas que hiciste o te demuestra que no todo estaba mal hecho”, expresó Gallardo en conferencia de prensa.

”Nos tocó un equipo muy difícil, sabíamos que era una serie exigente, Argentinos está bien trabajado”, agregó. ”Este era un partido para empezar a transitar con deseos de poder hacer un buen semestre en lo que queda de la copa y lo que se jugará en el campeonato local”, sostuvo Gallardo. Por último, el entrenador de River dijo que la próxima fase será “muy difícil” cuando enfrente a Atlético Mineiro, de Brasil, jugando la ida en el Monumental. ”Tendremos que seguir mejorando. Enfrentaremos equipos duros, que tienen cualidades, con poderío. Los partidos hay que jugarlos en la cancha y cuando nos soltemos, iremos cada vez mejor. Con rodaje en torneo local esperemos llegar con mejores posibilidades desde lo futbolístico y físico”, cerró

El récord de River contra equipos argentinos en la Libertadores

Solo Huracán, por la Sudamericana, y Lanús, por la Libertadores, pudieron eliminar a River en un torneo continental desde que lo dirige Gallardo. Contando el triunfo consumado hace minutos contra Argentinos Juniors, River salió victorioso en 10 de las 12 llaves que jugó contra equipos argentinos por copas internacionales.

Las primeras tres ocurrieron en la Sudamericana 2014. En ese certamen, recordado por el penal que Barovero le detuvo a Gigliotti en un superclásico, el conjunto dirigido por Marcelo Gallardo venció a Godoy Cruz (3 a 0 en el global), a Estudiantes por 5 a 3 y a Boca, en semifinales, por 1 a 0 en la revancha, que le dio el pase (habían igualado 0-0 en la Bombonera).

Momento histórico: el penal que Barovero le atajó a Gigliotti en las semifinales de la Sudamericana 2014, el primer título
Momento histórico: el penal que Barovero le atajó a Gigliotti en las semifinales de la Sudamericana 2014, el primer título


Momento histórico: el penal que Barovero le atajó a Gigliotti en las semifinales de la Sudamericana 2014.

Era solo el comienzo, porque luego le llegó el turno a San Lorenzo, por la Recopa Sudamericana 2015, al que le ganó la serie: lo venció por 1-0 en ambos partidos.

Pocos meses después, le llegó nuevamente el turno a Boca, en la recordada serie del gas pimienta en octavos de final de la Copa Libertadores, que luego ganó: River había vencido 1-0 de local y en la revancha ocurrió el escándalo que terminó con la serie. En ese mismo año, en noviembre, River se cruzó con Huracán en la semifinales de la Sudamericana. El Globo fue el primero de los dos equipos locales que pudieron dejar al River de Gallardo en el camino. Fue 3 a 2 para el club de Parque Patricios en el global (Huracán ganó 1-0 en el Monumental y empataron 2-2 en la revancha).

Por la Libertadores 2017, River jugó en semifinales contra Lanús. Fue victoria para el Granate, que es el último equipo argentino en eliminar a River en un certamen internacional. River ganó 1-0 el primer partido, de local, y en la revancha desperdició una ventaja de 2-0: perdió 4-2 y fue eliminado.

Romero celebra uno de sus goles ante Argentinos.
LA NACION/Mauro Alfieri


Romero celebra uno de sus goles ante Argentinos. (LA NACION/Mauro Alfieri/)

Luego de ese traspié, los últimos cuatro cruces contra rivales argentinos fueron victoriosos para River. En la Libertadores de 2018, Racing, Independiente y Boca -en la final- quedaron en el camino. Al año siguiente, por el mismo torneo, Boca fue, nuevamente, la víctima del Millonario. Esa vez, en las semifinales y por un resultado global de 2 a 1.

River llevaba más de 23 años sin ganar como visitante en Argentina por Copa Libertadores con 13 encuentros en su racha más extensa en la historia por países: la última vez había sido el 3-1 a Colón en Santa Fe por los cuartos de final de 1998. Además, no había podido derrotar a Argentinos en cuatro encuentros en la Copa entre la edición de 1986 y la actual. Anoche, rompió dos rachas de una en La Paternal. Ahora enfrentará a Atlético Mineiro y ya no se cruzará con rivales argentinos: los otros cinco quedaron eliminados en esta instancia.

El resumen del partido ante Argentinos

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.