El futuro del tenis instalado en la final del US Open

·1  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, septiembre 10 (EL UNIVERSAL).- Este domingo se disputará una final que quedará en los libros de historia del US Open. Los jóvenes Carlos Alcaraz y Casper Ruud buscarán su primer campeonato de Grand Slam y además, quien gane, se colocará como número uno del mundo en el ranking.

Ruud, que ya demostró ser un jugador a la altura en cualquier superficie y no solo en arcilla, donde ya tiene una final de Roland Garros, superó en cuatro sets al ruso Karen Khachanov por 7-6, 6-2, 5-7 y 6-2 para ubicarse en su segunda final de Grand Slam en lo que lleva de carrera. Esto lo convirtió en el primer tenista de Noruega en jugar la final en Flushing Meadows.?Con 9 campeonatos en su haber, Casper Ruud intentará conseguir el número 10 nada más y nada menos que con su primer Grand Slam. Además, en caso de lograrlo, sería el primer tenista en la historia en ser número uno del mundo sin haber conseguido un título de una categoría superior a 250 antes del hipotético "Major".

Por el otro lado, Alcaraz, que parece no cansarse nunca, clasificó a su primera final de un Major tras derrotar a Frances Tiafoe por 6-7, 6-3, 6-1, 6-7 y 6-3 en su tercer partido consecutivo a cinco sets.?De esta manera, el tenista español es el jugador más joven en llegar a la final del US Open desde Pete Sampras en 1990. Por si fuera poco, nadie ha ganado más partidos (50) o títulos (4) que Carlos este año.

Será una final digna para la capital del mundo y la ciudad de los reflectores, en la cual, este domingo, dos estrellas deleitarán al mundo con su tenis.