Futsal: cómo la Argentina se convirtió en potencia y está a un paso del bicampeonato mundial

·5  min de lectura
La selección argentina de futsal es otra vez finalista de una copa del mundo
Selección Argentina Oficial

El impacto es inmenso. Ya no resulta algo aislado ni un golpe de suerte. El seleccionado argentino de futsal está otra vez en la final del Mundial. A apenas un triunfo de consagrarse bicampeón. De revalidar en Lituania el histórico título logrado hace cinco años en Colombia.

Argentina le ganó 2-1 a Brasil un partido vibrante y jugará por el título en el Mundial de futsal

Pero hay más. Porque la clasificación al partido decisivo, que será frente al ganador de Portugal-Kazakhstán (juegan hoy), se dio con una merecida, ajustada y muy festejada victoria 2 a 1 frente a Brasil, gracias a los goles de Constantino Vaporaki y Cristian Borruto. No era para menos: fue el primer triunfo ante el equipo verdeamarelo. No fue nada sencillo el camino hasta la final del domingo, a las 14 de nuestro país. Como en todo el mundo, la pandemia de coronavirus alteró toda la planificación.

Además de las lesiones previas de Lucas Trípodi y Matías Rosa, durante la pretemporada, el plantel debió afrontar las bajas de Andrés Santos y Sebastián Corso, que se recuperaron para estar presentes en el torneo, y de Brian Steccato, al que una lesión muscular lo dejó fuera de la competencia el mismo día que se entregó la lista en la FIFA.

Si bien faltaban ajustar conceptos y jugadas preparadas, la pretemporada en suelo europeo fue óptima. Venció 3 a 1 a Uzbekistán, 2 a 1 a Japón, 3 a 1 a Países Bajos e igualó 4 a 4 con España. La chance de defender la corona se convirtió en algo tangible.

El festejo de Messi por el pase a la final de la selección argentina de futsal

Ya en la competencia, el equipo fue literalmente arrollador. El debut terminó 11 a 0 frente a los Estados Unidos. En ese encuentro, Cristian Borruto marcó uno y llevó su cuenta personal a 10 conquistas en Mundiales. Con ese número, se convirtió en el máximo artillero argentino en la Copa. Aunque siguió anotando y ya suma 13.

Con el 4 a 2 a Serbia y el 2 a 1 a Irán, la Argentina culminó primera en el Grupo F. Ya en los octavos, derrotó sin sobresaltos a Paraguay. Fue un categórico 6 a 1 para meterse entre los ocho mejores del mundo.

El partido por los cuartos de final sí que fue complicado. En lo que fue una suerte de reedición de la final del 2016, Rusia fue un hueso durísimo de roer. El encuentro culminó 1 a 1, y recién después de siete penales llegó el desahogo albiceleste, que ganó 5 a 4 la definición.

Una curiosidad que expone este gran presente del seleccionado albiceleste. De los 16 que integran el plantel mundialista, solo 4 juegan en la Argentina. Ellos son el defensor Damián Stazzone (San Lorenzo), el lateral ofensivo Matías Edelstein (Hebraica) y los arqueros Lucas Farach (Kimberley) y Guido Mosenson (Boca). El hecho de competir contra los mejores en las ligas de España e Italia los potencia como futbolistas.

El DT es Matías Lucuix, que hace cinco años, en Cali, fue asistente del entrenador Diego Giustozzi. También fue uno de los más efusivos en aquella consagración.

Tiene solo 35 años y podría haber jugado. Aquel Mundial y este. Pero una gravísima lesión sufrida en la Copa de 2012 (triple fractura de tibia y peroné) lo obligó al retiro prematuro de la actividad, algo que recién anunció en 2015. Un año más tarde, Giustozzi lo invitó a formar parte del cuerpo técnico del seleccionado.

Estábamos convencidos de que podíamos ganarle a este Brasil de tantas estrellas. Teníamos que sufrir, ser mentalmente fuertes para recibir cada golpe de ellos y hacer nuestro partido en ataque. Funcionó y somos finalistas”, resumió Lucuix, visiblemente conmovido, durante la conferencia de prensa.

Luego, elogió a sus dirigidos: “Estos muchachos tienen un corazón enorme y nos hacen jugar una final más. Vamos a disfrutar de estas poquitas horas y después, con ilusión y humildad, vamos a jugar por el sueño de volver a ser campeones del mundo”.

El 3 de septiembre pasado, el DT argentino declaraba que el gran sueño era retener la Copa. Entonces faltaban 10 días para el debut en Lituania. Exactamente un mes más tarde de esos dichos, tendrán la gran oportunidad de convertir esa ilusión en realidad.

El Futsal en la Argentina

Precisamente frente a Portugal, uno de los posibles rivales del próximo domingo a las 14 en la final del Mundial (el otro es Kazakhstán), el conjunto albiceleste comenzó a escribir su historia oficial. Fue el 14 de septiembre de 1987, en el marco del Tercer FIFA Futsal Tournament que se desarrolló en Brasilia, capital de Brasil.

La disciplina nació en Uruguay en 1930, como consecuencia de la efervescencia que dejó en ese país el primer Mundial de Fútbol. Todos, grandes y chicos, querían jugar a la pelota en cualquier lado. Sin importar la superficie ni las dimensiones de las improvisadas canchas, ni el tamaño de la pelota. Recién en 1965 se creó la Confederación Sudamericana de Fútbol de Salón, primera organización internacional de este deporte. En ese año también se disputó el primer campeonato sudamericano de selecciones.

También conocido como Fútbol 5 (un arquero y cuatro jugadores de campo), en nuestro país es oficial desde hace apenas 35 años. Todo comenzó en 1986, cuando la AFA organizo el primer torneo, que quedó en manos de Rosario Central, escoltado por Newell’s. Un año más tarde, los clásicos rivales invirtieron posiciones y el que celebró fue la Lepra.

Los clubes más ganadores del Futsal en la Argentina son Pinocho (14 títulos), Boca (13), San Lorenzo (8) y River y Atlanta (3). El campeón vigente es el equipo de la Ribera, que en enero venció a Kimberley 5 a 4 por penales.

Los conjuntos nacionales se convirtieron rápidamente en una potencia dentro del continente. La Argentina ganó dos veces la Copa América (2003 y 2015) y en otras seis ocasiones fue subcampeón (1992, 1995, 1997, 2000, 2011 y 2017). Además, es uno de los tres seleccionados que jugó los nueve mundiales disputados, junto a Brasil (5 títulos) y España (2). Entre ellos se repartieron, hasta el momento, todos los títulos.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.