“Fury-Wilder III”: una trilogía mundialista que vuelve a escena tras 60 años

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·5  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Tyson Fury posa con el cinturón de campeón mundial de peso completo durante una conferencia de prensa previo a la pelea ante Deontay Wilder, en Las Vegas, el miércoles 6 de octubre de 2021. (Erik Verduzco/Las Vegas Review-Journal viía AP)
Tyson Fury posa con el cinturón de campeón mundial de peso completo durante una conferencia de prensa previo a la pelea ante Deontay Wilder, en Las Vegas, el miércoles 6 de octubre de 2021. (Erik Verduzco/Las Vegas Review-Journal viía AP)

El inglés Tyson Fury, un gigante calvo, bohemio y sonriente de 2,06 metros, emergente de la cultura gitana de los suburbios de Manchester y el estadounidense Deontay Wilder, una mole musculosa de 2.01 mts, tallada en ébano , sobreviviente de las protestas –sociales y raciales– en las calles de Tuscaloosa, en el sur de Alabama, jamás hubiesen pensado, después del empate espectacular acaecido el 1° de diciembre de 2018, que convertirían ese duelo pugilístico en un inconmensurable clásico del ring. Causante de rupturas estadísticas y comparaciones históricas supremas del campeonato mundial de los pesados que no se producían desde hace sesenta años, cuando el sueco Ingemar Johanson y el norteamericano Floyd Patterson lograron conformar un trío de cotejos inolvidables por el cinturón más codiciado del planeta (1959-1961).

La pelea de hoy por la corona CMB en poder de Fury, pactada a doce rounds en el T-Mobile Arena de Las Vegas, con televisación de ESPN 2 a partir de la medianoche, adquiere una valía especial. Casi única. Recuperar un duelo titular con tres puestas en escena por la corona oficial. ¡Tres veces, frente a frente, por el cinturón más valioso después de sesenta años! ¿Era previsible? No, en estos momentos, no.

Fury-Wilder I

La victoria de Fury sobre Wilder por konock-out técnico en siete asaltos, obtenida el 22 de febrero de 2020 en Las Vegas, cerró todas las expectativas. Wilder se derrumbó como una torre y fue “bombardeado” –mental y físicamente– con caídas en el 3° y 5° capítulo. Más de 800.000 aficionados pagaron 79 dólares por hogares para ver esa puja en territorio estadounidense. Y aquí todo parecía concluir.

¿Cuál es el auténtico valor histórico de este match? No hay registro de: “Trilogías por el mundial de los pesados en el Siglo XXI” y sólo un caso en el historial: “Patterson vs. Johanson”. Los viejos buceadores de las grandes rivalidades del cuadrilátero en los pesos completos, destacan las tres contiendas entre el mítico John L. Sullivan y Paddy Ryan, entre 1882 y 1885 , pero sólo una de ellas fue reconocida con los diplomas: “Título a puño limpio con las reglas londinenses”.

El campeón de peso completo del Consejo Mundial de Boxeo, Tyson Fury, a la izquierda, y Deontay Wilder, se encaran en una conferencia de prensa, el martes 15 de junio de 2021, en Los Ángeles. (AP Foto/Richard Vogel)
El campeón de peso completo del Consejo Mundial de Boxeo, Tyson Fury, a la izquierda, y Deontay Wilder, se encaran en una conferencia de prensa, el martes 15 de junio de 2021, en Los Ángeles. (AP Foto/Richard Vogel)


El campeón de peso completo del Consejo Mundial de Boxeo, Tyson Fury, a la izquierda, y Deontay Wilder, se encaran en una conferencia de prensa, el martes 15 de junio de 2021, en Los Ángeles. (AP Foto/Richard Vogel)

Los informes que acompañaron el récord del gran Jack Johnson advierten que boxeó siete veces con Joe Jeanette, algunas por el mundial de la Raza Negra –entre 1905 y 1906– pero jamás por el cinturón oficial que ganó ante Tommy Burns, en 1908.

En la industria del boxeo moderno, aparece en un dueto tentador: “Pelea y revancha”. Desde Jack Dempsey con Gene Tunney (1926-1927). Joe Louis con Max Schmelling (1936-1938) o Rocky Marciano ante Joe Walcott (1952-1953). En el último gran reto, cerrando el siglo XX, Evander Holyfield superó dos veces a Mike Tyson (1996-1997). Peleó también en tres ocasiones con Riddick Bowe (1992-1995), pero sólo dos de ellas fueron reconocidas. Jamás hubo un tercer capítulo mundialista en estas solemnes confrontaciones desde 1961 a hoy.

El púgil estadounidense Deontay Wilder hace declaraciones el miércoles 6 de octubre de 2021 en una conferencia de prensa previa a su pelea del sábado por el título de los pesos completos contra el británico Tyson Fury en Las Vegas. (Erik Verduzco/Las Vegas Review-Journal vía AP)
El púgil estadounidense Deontay Wilder hace declaraciones el miércoles 6 de octubre de 2021 en una conferencia de prensa previa a su pelea del sábado por el título de los pesos completos contra el británico Tyson Fury en Las Vegas. (Erik Verduzco/Las Vegas Review-Journal vía AP)


El púgil estadounidense Deontay Wilder hace declaraciones el miércoles 6 de octubre de 2021 en una conferencia de prensa previa a su pelea del sábado por el título de los pesos completos contra el británico Tyson Fury en Las Vegas. (Erik Verduzco/Las Vegas Review-Journal vía AP)

¿Y Muhammad Alí? El gran campeón de Louisville conformó dos trilogías fantásticas con Joe Frazier y Ken Norton. Aunque esos combates no fueron –todos– por campeonatos mundiales. Sólo uno fue sancionado ante Norton y Alí ganó por puntos . Con Frazier, entre 1971 y 1975, gestaron tres lidias tremendas. Dos ecuménicas y la restante por la diadema norteamericana.

¿La tercera es la vencida?

Wilder, de 35 años, tiene 42 victorias (41 K.O), un revés y empate, sostuvo el cinturón del Consejo Mundial durante cinco años (2015-2020). Participó de peleas aburridas pero con finales electrizantes. Fue perjudicado con el fallo de empate ante Fury y “aniquilado” en el desquite por el británico. Su temperamento es inestable y su absorción al castigo deja dudas. Grandes dudas.

Despidió a su entrenador Mark Breland por considerar desleal el lanzamiento de la toalla que interrumpió un match que se convertía en peligroso para él. Breland hizo lo correcto. Más aún, debió anticiparse unos minutos a un epílogo tortuoso. Sin embargo, Wilder lo echó.

Su nuevo entrenador es Malik Scott, un ex boxeador a quien venció en 2014, con mucha verborragia y poca obra. Todo un acertijo.

Fury-Wilder II

En tanto, Tyson Fury, 31 años y una carrera invicta de 30 éxitos (21 KO) y una igualdad, valora mucho más su triunfo sobre Wladimir Klitschko, en 2014, que sus cotejos con Wilder. Una gran depresión y su contacto con los peores vicios lo colocaron al borde de la muerte en 2015, pero supo eyectarse – con tratamientos y afectos– otra vez a la vida. Al respecto, recalcó al diario inglés The Guardian: “Nunca podrás ganar la batalla de la salud mental porque ese perro negro siempre volverá a tu vida en algún momento. Y no es ‘sí...’ Es cuándo. No es algo que se puede vencer así nomás”. Su padecimiento de Covid-19 en junio último constituye un interrogante sobre su potencial desempeño en esta ocasión. No todos reaparecieron en el ring con el mismo nivel tras cursar la enfermedad. ¿Será la excepción?

Las apuestas lo colocan como claro favorito 3,4 a 1. Coincidente con el criterio de LA NACION.

Hay trámites y desarrollos de confrontaciones pugilísticas recientes que vaticinan una tendencia, casi, inmodificable. Y ésta es una de ellas; la de una trilogía explosiva que acaba de remover sesenta años de una historia llena de hazañas y gloria. Ojalá, esta noche, puedan incrementarla.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.