Nadal no puede con el martillo de Fritz

Turín, 13 nov (EFE).- Tras una segunda parte de la temporada condicionada por dos lesiones en el abdominal, el español Rafael Nadal volvió al ruedo en la Finales ATP, el único torneo prestigioso que no tiene en su vitrina, pero sucumbió ante los potentes golpes de un Fritz que se llevó la contienda en dos sets, por 7-6 (3) y 6-1.

No fue un partido fácil para Nadal -marcado por hasta nueve juegos en blanco entre ambos- que ve cómo se complican sus posibilidades de acceder a las semifinales tras verse incapaz de contrarrestar los saques y las derechas del tenista que ocupó la plaza del español Carlos Alcaraz, lesionado. Especialmente en un segundo set en el que Fritz atropelló al máximo favorito para levantar el entorchado en Italia.

Eliminado en su debut en Paris Bercy, Nadal viajó en cuanto pudo a Turín con el objetivo de recuperar la forma del inicio de temporada en el que firmó su racha récord de 20 victorias consecutivas, pero parece que estos días no han sido suficientes para recuperar el nivel de la primera mitad de año, en la que levantó el Abierto de Australia y Roland Garros.

Era la tercera vez que ambos tenistas se miden en este 2022. Fritz ganó la primera contienda en la final de Indian Wells, pero Nadal se vengó en los cuartos de final de Wimbledon pese a la lesión abdominal que, más tarde, le obligó a retirarse del torneo.

En el Pala Alpitour de Turín, Fritz sacó a pasear su martillo desde el inicio, sin dejar ni espacio ni tiempo a la especulación. Potente en el saque el estadounidense, número nueve y octavo cabeza de serie, consiguió ajustar los derechazos que complicaron sobremanera el juego de Nadal, al que consiguió frustrar.

Intentó refugiarse en los puntos largos el español, pero no fueron tan aliados como de costumbre. Sufrió en su segundo servicio del partido, en el que salvó la primera bola de 'break' de la noche, pero que se llevó finalmente gracias a dos potentes saques que complicaron el resto de Fritz.

Llegó entonces el intercambio de golpes al saque, en el que se turnaron para rubricar un juego en blanco cada uno, respondiendo a los saques del otro, sin ceder lo más mínimo.

Empezó Rafa para poner el 3-2 a su favor, respondió Fritz en el siguiente, un juego protagonizado por un punto en el que Rafa llegó a las bolas complicadas pero que se llevó el número nueve del mundo, que movió bien al máximo favorito por la pista cubierta del Pala Alpitour

Con 3-3, Nadal volvió a salvar otras dos bolas de 'break' y mantuvo el saque, sufriendo ante un Fritz que volvió a castigar desde el fondo de la pista con su potente servicio, con un juego en blanco, impecable e implacable en esa faceta el estadounidense.

Sin embargo, Nadal se puso a la altura de su rival en esta cualidad en la que el mallorquín no ha destacado sobremanera a lo largo de su carrera con otro juego a cero para su marcador que puso el 5-4 después de la respuesta de Fritz. Fue una pelea a saque limpio que, con otro juego en blanco más a cargo del español, se alargó inevitablemente al 'tie-break'.

Antes, Nadal tuvo tiempo de regalar al público de Turín una jugada que levantó la ovación de la grada, entregada tras el precioso remate de revés de espaldas del español, algo que, eso sí, no amedrentó a un Fritz que en un abrir y cerrar de ojos se puso 3-0 arriba en el desempate, una distancia que Nadal, algo frustrado en el final del set, no pudo acortar.

No comenzó bien el segundo set para el español, visiblemente enfadado con algunos de sus golpes, errores no forzados que le colocaron 4-1 por debajo en el luminoso. Fritz encarriló el partido con una segunda rotura seguida y certificó la misma con su usual efectividad al saque, esa que Nadal intentó de todas las maneras posibles, restando más alejado o más cerca de la línea, domar sin éxito.

(c) Agencia EFE