Freddie Prinze Jr, el actor y exguionista de la WWE que creará su empresa de lucha

·4  min de lectura
Freddie Prinze Jr. junto a los luchadores The Miz y John Morrison durante 2008. (Jesse Grant/WireImage)
Freddie Prinze Jr. junto a los luchadores The Miz y John Morrison durante 2008. (Jesse Grant/WireImage)

Freddie Prinze Jr. estaba destinado a erigirse como una de las estrellas más icónicas de Hollywood, pero decidió priorizar a su familia. Una vez que nacieron sus hijos, pausó su actividad en la pantalla grande. Entonces, retomó una pasión que heredó de su abuela: la lucha libre profesional. Trabajó como guionista de la WWE; en 2023, lanzará su empresa de entretenimiento deportivo.

Irrumpió en la década de los noventa. Cumplía con el prototipo perfecto del galán que debía abanderar a la siguiente generación de actores. Participó en éxitos taquilleros como Sé lo que hicieron el verano pasado y Scooby Doo; protagonizó ambas películas junto a Sarah Michelle Gellar, quien se convertiría en su esposa. Cuando el éxito más lo acechaba, prefirió ser padre a tiempo completo.

Sarah Michelle Gellar y Freddie Prinze Jr. en 2002, durante el estreno mundial de la película Scooby Doo. (REUTERS/Robert Galbraith)
Sarah Michelle Gellar y Freddie Prinze Jr. en 2002, durante el estreno mundial de la película Scooby Doo. (REUTERS/Robert Galbraith)

La decisión le permitió incursionar en el deporte-espectáculo. Dado que creció como un consumidor empedernido de la lucha libre estadounidense y puertorriqueña, no desconocía su siguiente reto. La World Wrestling Entertainment (WWE) lo integró a su equipo de escritores en dos etapas: 2008 a 2009 y 2010 a 2012. Alguien con su experiencia en el séptimo arte no podía pasar desapercibido, era una adición al producto.

Tan pronto como llegó, implementó clases de actuación a los luchadores. Tenía la autoridad suficiente para ayudarlos a mejorar la forma en que se expresaban ante el público. Inició su aventura con dos atletas; luego, casi 80% del roster se incorporó a las sesiones. Así que los instó a recrear escenas de sus filmes favoritos. ¿Alguna vez habrían imaginado a The Big Show, un gigante rudo de 2.13 metros de altura, interpretando al Capitán Koons de Pulp Fiction? Bueno, Prinze lo hizo posible.

“Les mostraba fragmentos de películas en donde estuvieran involucrados dos personajes para que pudieran actuar. Después, monólogos, con tal de que les resultara más fácil tener un ejemplo y recordar cómo funcionan las grandes actuaciones. Podían tomar lo que les sirviera de ellos. Si no eran buenos al actuar, les recomendé apropiarse de esa esencia. ¿Qué importa? Básicamente Razor Ramón era Tony Montana”, aseguró en entrevista con Chris Van Vilet.

John Cena no estuvo de acuerdo con la propuesta e incluso interrumpió las asesorías. El 16 veces campeón mundial, que ahora triunfa en el cine bajo el personaje de Peacemaker, consideraba que el talento con el micrófono es nato. “Hermano, tú lo tienes, no necesitas estar aquí. Pero alguien debe enseñarle a los demás cómo hacerlo. Si tú no lo vas a hacer, ¿Quién lo hará?”, advirtió a Cena.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver este contenido si te aparece no disponible debido a tus preferencias de privacidad

Además de mediar el desarrollo de los gladiadores, apareció esporádicamente en shows de la WWE. Aunque trabajó muy de cerca con Vince McMahon; convencer al expresidente y principal creativo del emporio no fue una tarea sencilla. Sin embargo, su ingenio al escribir historias prevaleció por encima de la adversidad. Hasta el legendario The Undertaker alabó la calidad de sus segmentos.

Prinze Jr. fue uno de los artífices de la coronación de Jeff Hardy, el ídolo extremo y volador que acaparaba las tendencias. Puesto que conocía las cifras de ventas de mercancía, supo que Hardy arrasaba entre sus compañeros. Los niños querían maquillarse el rostro y portar bandas recortadas en los brazos, tal como su héroe. No dudó en plantearle la idea al mandamás. McMahon lo respaldó, consideró que ese era el paso adecuado para el negocio.

Tras su salida de la corporación, volvió al panorama artístico. Sólo que no olvida al pancracio: lo analiza mediante su podcast Wrestling With Freddie, cuyas siglas concuerdan con la World Wrestling Federation, el antiguo nombre de la WWE. De igual forma, manifestó que creará su promotora de lucha libre en Los Ángeles, California. Para lograrlo, ha recibido retroalimentación del luchador Cody Rhodes.

A su vez, ya adquirió un equipo de iluminación que la cadena FOX planeaba desechar. En su afán por estructurar un plantel amplio, afirmó que inscribirá a sus elementos en el Sindicato de Actores SAG-AFTRA de Estados Unidos. La intención es que cuenten con seguros médicos y planes de jubilación garantizados. Misterio a la orden; si alguien debe tomar la iniciativa, ese es Freddie Prinze Jr.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO