Francia no dejó dudas y venció a Polonia para meterse en cuartos

Eric Verhoeven/Soccrates/Getty Images

En la balanza, Francia llegaba su cruce con Polonia, por los octavos de final de la Copa Mundial de Catar 2022, con todo el favoritismo. Y eso lo hizo valer en el Estadio Al Thumama: ganó por 3-1 y avanzó a los cuartos, para dar un nuevo paso en su objetivo por la defensa del título.

A su condición para este encuentro, la campeona en Rusia 2018 la plasmó en la cancha de inmediato. Esto se dio porque salió decidida a tomar la iniciativa, lo que logró con una ubicación muy adelantada y ocupando en el ancho del campo, con el fin de volcar el juego a territorio rival. Los polacos, en tanto, procuraron cuidar su arco.

Fue un choque de planteos en los primeros minutos y que ocasionó que la disputa pasara en el tercer cuarto de la cancha, con el control del balón por parte de los galos, que se aproximaron, gracias a sus extremos Kylian Mbappé y Ousmane Dembélé, y dieron avisos esporádicos, con remates lejanos de Aurélien Tchouaméni y del delantero de Barcelona.

Pese al manejo de los defensores del trofeo, el seleccionado de Czeslaw Michniewicz encontró momentos para animarse. Y el primero se dio bajo la conducción de su figura, Robert Lewandowski, quien probó un tiro de media distancia, de zurda, desviado por la derecha.

La chance más clara de Les Bleus se dio a la media hora de partido. Luego de una duda en salida de los rivales, Dembélé recibió y llegó a la línea de fondo, por la derecha del área, hasta enviar hacia el otro poste, donde Olivier Giroud, de manera increíble, desperdició la oportunidad.

Para los Blanquirrojos, la ventana estuvo cerca sobre el cierre de la primera mitad y en tres ocasiones, dentro de una misma jugada. Primero, Piotr Zielinski disparó de frente al arco, detenido por Hugo Lloris, después Jakub Kaminski volvió a intentar, topándose con un defensor, y todo culminó con un posterior tiro afuera.

Cuando el juego parecía irse al descanso sin goles, los dirigidos por Didier Deschamps golpearon en el momento justo. A los 44 minutos, Mbappé tomó el esférico en la puerta del área, halló perfecto a Giroud y éste necesitó de una media vuelta para convertir con un tiro cruzado, a la derecha.

En el complemento, el encuentro se equilibró, en términos de tenencia de balón, por mérito de los polacos, ante su necesidad de igualar. De todos modos, los galos se mantuvieron peligrosos en la ofensiva y avisaron por el segundo mediante el autor del gol de la ventaja.

Más por peso individual que colectivo, los dos veces ganadores de la Copa del Mundo estuvieron fuertes ante las llegadas de Polonia, que mejoró con tal de empate. Sin embargo, el comienzo de la sentencia llegó con un gran gol de Mbappé, a los 74', con un fuerte remate, cerca del vértice izquierdo del área, imposible de detener para Wojciech Szczesny.

En un final teñido con los colores de Francia, el delantero de Paris Saint-Germain se encargó de concluir la victoria y su propio show: tomó la pelota a un costado del área y sacó un tiro espectacular al ángulo derecho. Justo sobre el cierre, Lewandowski, en una segunda ejecución, descontó de penal, el que se detectó por una mano, a instancias del VAR.

De esta manera, el seleccionado de Deschamps concretó su clasificación a cuartos de final y solo le quedará esperar por su rival, en su misión por avanzar a semifinales y asomarse a una nueva conquista. Este mismo domingo conocerá a su oponente del próximo sábado 10 de diciembre, en el Estadio Al Bayt, que será Inglaterra o Senegal.

Foto: Eric Verhoeven/Soccrates/Getty Images