Francia consiguió un triunfo sufrido sobre Dinamarca para clasificarse a octavos

Buda Mendes/Getty Images

Con el peso del sufrimiento sobre sus espaldas, Francia logró el resultado que necesitaba para asegurar su pasaje a los octavos de final de la Copa Mundial de Catar 2022 . Venció por 2-1 a Dinamarca en la segunda fecha del Grupo D en el estadio 974 y se quedó con el primer boleto.

En un partido que cambió su tónica con el correr de los minutos, sobre todo en el cierre del complemento, la Selección francesa se mostró superior y en el primer tiempo hizo los méritos suficientes para adelantarse en el marcador, aunque no tuvo la fortuna necesaria para hacerlo.

Incomodó en el área de Kasper Schmeichel en una gran cantidad de ocasiones, pero no logró convertir. Primero avisó con un cabezazo de Raphael Varane a la salida de un tiro de esquina desde la derecha de Antoine Griezmann que rechazó sobre la línea Joakim Maehle.

Poco después llegó la más clara, también por la vía aérea, cuando Adrien Rabiot conectó con la cabeza un centro desde la derecha de Ousmane Dembélé y provocó una gran reacción de Kasper Schmeichel. Sin embargo, no fue la última en poder de los de Didier Deschamps.

Precisamente, Jules Koundé disparó cruzado tras un centro de Kylian Mbappé y Joachim Andersen despejó a la altura de la línea. Más tarde, Griezmann apareció por izquierda y exigió a Schmeichel con un remate cruzado de zurda que sacó el arquero con su pie izquierdo.

Sin embargo, llegó la respuesta del conjunto danés luego de una buena jugada colectiva entre Pierre-Emile Hojbjerg y Andreas Cornelius. Este último ingresó al área de Francia y probó con un fuerte disparo de derecha que salió cerca del palo izquierdo de Hugo Lloris.

Incluso, previo al final de la primera parte, Mbappé volvió a perderlo desde el corazón del área, luego de un pase atrás de Dembélé, con un disparo que salió muy alto. Ya en la segunda parte, el mismo Mbappé tuvo la primera situación de peligro en favor de los Galos.

Kylian ganó en velocidad en el mediocampo, encaró al área por izquierda y sacó un remate de zurda que Schmeichel despejó al saque de esquina. Griezmann avisó luego con un zurdazo que salió por encima del travesaño en otra chance desperdiciada, hasta que llegó el gol.

Mbappé combinó por izquierda con Theo Hernández y fue a buscar al centro del área, donde se la devolvió y allí no perdonó con un remate de derecha para vencer al arquero. Igual, la alegría duró muy poco debido a que una desatención en las marcas puso el empate.

Andreas Christensen ganó de cabeza por el segundo palo luego de que Andersen bajara el balón con un cabezazo tras un córner desde la derecha y superó a Lloris. De inmediato, Jesper Lindstrom exigió al arquero luego de un pase atrás y dejó pasar la posibilidad de darlo vuelta.

Poco después, Aurelien Tchouameni tuvo su gol con un cabezazo desde el segundo palo, pero el balón se desvió en el camino en Maehle y salió apenas afuera. Rabiot también se animó con una tijera desde la derecha que se fue por encima del travesaño para los Galos.

En la respuesta, Martin Braithwaite casi lo da vuelta con un tiro que se fue junto al palo izquierdo de Lloris, pero todo se terminó con la gran figura de la noche. Mbappé empujó con el muslo un gran centro de Griezmann desde la derecha y provocó la euforia en Doha.

Con el tiempo cumplido, Mbappé probó con una volea sin dirección que Schmeichel. En los últimos minutos, los de Kasper Hjulmand lograron incomodar a su rival contra el arco de Lloris, pero sin mayor peligro. Solo fue cuestión de aguantar la diferencia hasta el final.

Francia consiguió su segunda victoria, lo que le permitió asegurarse un lugar entre los 16 mejores de la Copa del Mundo. El miércoles cerrará su participación ante Túnez, mientras que Dinamarca lo hará con Australia en un duelo directo por el otro pasaje.

Foto: Buda Mendes/Getty Images