Olimpiadas: La luna se convirtió en aro olímpico