Lo que en el mundo es un escándalo (y un crimen), para el partido de AMLO es solo un 'problema'