La carta desgarradora de Ricky Rubio a su madre en la que desvela que sufrió depresión

Ricky Rubio ha recordado a su madre, fallecida en 2016 a causa de un cáncer, en una emotiva y desgarradora carta publicada en ‘The Players' Tribune’. En un extenso texto, el jugador de los Phoenix Suns repasa toda su carrera, pero se centra especialmente en la enfermedad y la muerte de su progenitora, a la que estaba muy unido, y en cómo le afectó tanto en su vida personal como profesional. El MVP del último Mundial reconoce que atravesó una depresión y perdió la ilusión por jugar al baloncesto.

También te puede interesar:

FOTOS | Así fue la celebración en Madrid por el triunfo de la selección española de baloncesto en el Mundial

El titular de ‘El Nacional’ sobre la victoria de España en el Mundial que ha provocado las críticas

Los mensajes de Pedro Sánchez criticando a Scariolo que los tuiteros han recuperado tras la victoria de España

Tona Vives, la madre de Ricky Rubio, falleció en 2016 a causa de un cáncer. El jugador de los Phoenix Suns le ha querido rendir un homenaje con una emotiva y desgarradora carta en ‘The Players Tribune’ en la que relata lo importante que era para él en su vida y en su carrera y el calvario que sufrió durante su enfermedad y tras su muerte. (Foto: Instagram / <a href="http://www.instagram.com/p/B4dNDKwFX5M/" rel="nofollow noopener" target="_blank" data-ylk="slk:@ruuufio" class="link rapid-noclick-resp">@ruuufio</a>).
Ricky recuerda a su madre
Tona Vives, la madre de Ricky Rubio, falleció en 2016 a causa de un cáncer. El jugador de los Phoenix Suns le ha querido rendir un homenaje con una emotiva y desgarradora carta en ‘The Players Tribune’ en la que relata lo importante que era para él en su vida y en su carrera y el calvario que sufrió durante su enfermedad y tras su muerte. (Foto: Instagram / @ruuufio).
“Para ti, mamá”, titula la carta el base de los Suns, que empieza recordando los viajes familiares de su infancia y cómo su madre le ayudó a elegir finalmente el baloncesto cuando también pensaba en dedicarse al fútbol. Esa primera parte del texto termina rememorando el día en el que a su progenitora, que ya había superado un cáncer en 2012, le diagnosticaron nuevamente la enfermedad en una clínica de Rochester en 2015. “Escuché a mis padres llorar toda la noche. No lo puedo poner en palabras, pero estaba muy perdido, no quería acercarme a ninguna pista de baloncesto y empecé a odiar ese sitio”, cuenta. (Foto: Rich Pedroncelli / AP).
“Para ti, mamá”
“Para ti, mamá”, titula la carta el base de los Suns, que empieza recordando los viajes familiares de su infancia y cómo su madre le ayudó a elegir finalmente el baloncesto cuando también pensaba en dedicarse al fútbol. Esa primera parte del texto termina rememorando el día en el que a su progenitora, que ya había superado un cáncer en 2012, le diagnosticaron nuevamente la enfermedad en una clínica de Rochester en 2015. “Escuché a mis padres llorar toda la noche. No lo puedo poner en palabras, pero estaba muy perdido, no quería acercarme a ninguna pista de baloncesto y empecé a odiar ese sitio”, cuenta. (Foto: Rich Pedroncelli / AP).
Ricky rememora después su llegada a la NBA en 2011 y cómo se preparó en Los Ángeles durante el <em>lockout</em> entrenando con otros jugadores. Allí conoció a Kevin Garnett, leyenda de los Timberwolves, su primer club en Estados Unidos. “’¿Vas a ir a Minnesota y les vas a dar todo lo que tú tienes? Pues créeme, ellos te lo van a devolver con creces’. No lo podía creer en ese momento, pero luego entendí que tenía toda la razón”, relata Rubio sobre su encuentro con KG. (Foto: Jim Mone / AP).
Llegada a la NBA
Ricky rememora después su llegada a la NBA en 2011 y cómo se preparó en Los Ángeles durante el lockout entrenando con otros jugadores. Allí conoció a Kevin Garnett, leyenda de los Timberwolves, su primer club en Estados Unidos. “’¿Vas a ir a Minnesota y les vas a dar todo lo que tú tienes? Pues créeme, ellos te lo van a devolver con creces’. No lo podía creer en ese momento, pero luego entendí que tenía toda la razón”, relata Rubio sobre su encuentro con KG. (Foto: Jim Mone / AP).
Su primera temporada empezó bien, pero en marzo se rompió los ligamentos de la rodilla y se perdió los Juegos de 2012. Aquel verano le diagnosticaron también el cáncer a su madre por primera vez. “Durante los dos años siguientes, hubo muchos tiempos difíciles”, recuerda. “A veces me costaba concentrarme en el baloncesto debido a lo que sucedía con mi madre en España”. (Foto: Jim Mone / AP).
Lesión grave y primer cáncer de su madre
Su primera temporada empezó bien, pero en marzo se rompió los ligamentos de la rodilla y se perdió los Juegos de 2012. Aquel verano le diagnosticaron también el cáncer a su madre por primera vez. “Durante los dos años siguientes, hubo muchos tiempos difíciles”, recuerda. “A veces me costaba concentrarme en el baloncesto debido a lo que sucedía con mi madre en España”. (Foto: Jim Mone / AP).
Una de las personas que más le ayudó en esa etapa fue su técnico en los Wolves, Flip Saunders, que falleció el 25 de octubre de 2015 a causa de la enfermedad de Hodgkin. “Fue un día duro. Y pensé en mamá. Para entonces, su cáncer había vuelto. Estaba bien, pero daba miedo pensar en ello tras lo de Flip... La última vez que lo había visto, no sabía que su estado era tan malo”, cuenta Ricky en su carta. (Foto: Jim Mone / AP).
Muerte de Flip Saunders
Una de las personas que más le ayudó en esa etapa fue su técnico en los Wolves, Flip Saunders, que falleció el 25 de octubre de 2015 a causa de la enfermedad de Hodgkin. “Fue un día duro. Y pensé en mamá. Para entonces, su cáncer había vuelto. Estaba bien, pero daba miedo pensar en ello tras lo de Flip... La última vez que lo había visto, no sabía que su estado era tan malo”, cuenta Ricky en su carta. (Foto: Jim Mone / AP).
El de El Masnou recuerda que la siguiente campaña fue muy difícil y aprovechó el parón del All Star para visitar a su madre. Al final de la temporada, regresó a su casa y pocas semanas después falleció. “Cuando alguien a quien amas muere, es como si una niebla te envolviera”, asegura. (Foto: Instagram / <a href="http://www.instagram.com/p/2Og4Bkxd6f/" rel="nofollow noopener" target="_blank" data-ylk="slk:@ruuufio" class="link rapid-noclick-resp">@ruuufio</a>).
Fallecimiento de su madre
El de El Masnou recuerda que la siguiente campaña fue muy difícil y aprovechó el parón del All Star para visitar a su madre. Al final de la temporada, regresó a su casa y pocas semanas después falleció. “Cuando alguien a quien amas muere, es como si una niebla te envolviera”, asegura. (Foto: Instagram / @ruuufio).
Cuenta que en sus primeros años en Estados Unidos hablaba a diario con sus padres por FaceTime y, tras la muerte de su madre, seguía pensando en llamarla. “Me hizo querer romper mi teléfono. Pero no pude borrar su número. Incluso le envié mensajes de texto a veces. Todavía lo hago. Durante un tiempo, sentí que me estaba volviendo loco, como si estuviera hablando conmigo mismo”, afirma. (Foto: Instagram / <a href="http://www.instagram.com/p/vhUVPlRd27/" rel="nofollow noopener" target="_blank" data-ylk="slk:@ruuufio" class="link rapid-noclick-resp">@ruuufio</a>).
“Sentí que me estaba volviendo loco”
Cuenta que en sus primeros años en Estados Unidos hablaba a diario con sus padres por FaceTime y, tras la muerte de su madre, seguía pensando en llamarla. “Me hizo querer romper mi teléfono. Pero no pude borrar su número. Incluso le envié mensajes de texto a veces. Todavía lo hago. Durante un tiempo, sentí que me estaba volviendo loco, como si estuviera hablando conmigo mismo”, afirma. (Foto: Instagram / @ruuufio).
Ricky reconoce que la temporada siguiente se sentía continuamente enfadado y cayó en una depresión, de la que solo salió gracias a un profesional y al apoyo de sus familiares y amigos. Cuando superó aquel bache, decidió que ayudaría a otras personas con la enfermedad que sufrió su madre, como le había prometido. (Foto: Brace Hemmelgarn / USA TODAY Sports / Reuters).
Sufrió depresión
Ricky reconoce que la temporada siguiente se sentía continuamente enfadado y cayó en una depresión, de la que solo salió gracias a un profesional y al apoyo de sus familiares y amigos. Cuando superó aquel bache, decidió que ayudaría a otras personas con la enfermedad que sufrió su madre, como le había prometido. (Foto: Brace Hemmelgarn / USA TODAY Sports / Reuters).
Ya en Salt Lake City, cuando jugaba en los Utah Jazz, creó la Fundación Ricky Rubio en honor a su madre. “Quería aprovechar mi plataforma como jugador de la NBA para atraer sonrisas y también recaudar dinero para causas sociales. No voy a mentir aquí, las sonrisas de los niños en los hospitales realmente me mantienen en marcha. Así es como me realizo. Sé que eso es lo que mamá hubiera querido. Ella está ahí conmigo”, dice. (Foto: Robert Marquardt / Getty Images).
Fundación Ricky Rubio
Ya en Salt Lake City, cuando jugaba en los Utah Jazz, creó la Fundación Ricky Rubio en honor a su madre. “Quería aprovechar mi plataforma como jugador de la NBA para atraer sonrisas y también recaudar dinero para causas sociales. No voy a mentir aquí, las sonrisas de los niños en los hospitales realmente me mantienen en marcha. Así es como me realizo. Sé que eso es lo que mamá hubiera querido. Ella está ahí conmigo”, dice. (Foto: Robert Marquardt / Getty Images).
En la carta, Ricky recuerda los sueños que ha cumplido como jugador y los que le quedan por realizar. “Hay una cosa que no he hecho todavía: ganar la NBA. Sigo trabajando en ello. Ahora, en una nueva ciudad: Phoenix. Otra de las que no había podido cumplir hasta ahora era la de ganar un Mundial con España; lo hicimos en China y me hubiera gustado que mi madre pudiera verlo. Me nombraron MVP y el trofeo me lo entregó Kobe Bryant once años después de los Juegos de 2008, para mí fue como cerrar un círculo”, asegura. (Foto: Greg Baker / AFP / Getty Images).
Sueños cumplidos y por cumplir en el baloncesto
En la carta, Ricky recuerda los sueños que ha cumplido como jugador y los que le quedan por realizar. “Hay una cosa que no he hecho todavía: ganar la NBA. Sigo trabajando en ello. Ahora, en una nueva ciudad: Phoenix. Otra de las que no había podido cumplir hasta ahora era la de ganar un Mundial con España; lo hicimos en China y me hubiera gustado que mi madre pudiera verlo. Me nombraron MVP y el trofeo me lo entregó Kobe Bryant once años después de los Juegos de 2008, para mí fue como cerrar un círculo”, asegura. (Foto: Greg Baker / AFP / Getty Images).
Ricky Rubio termina su carta recordando nuevamente a su madre. “Todos los días trato de hacer algo para hacerla sentir orgullosa. Eso es lo que se merece. Somos un equipo. Nos tenemos para siempre. Te quiero, mamá”, concluye. (Foto: Instagram / <a href="http://www.instagram.com/p/phVxAWRd1q/" rel="nofollow noopener" target="_blank" data-ylk="slk:@ruuufio" class="link rapid-noclick-resp">@ruuufio</a>).
“Te quiero, mamá”
Ricky Rubio termina su carta recordando nuevamente a su madre. “Todos los días trato de hacer algo para hacerla sentir orgullosa. Eso es lo que se merece. Somos un equipo. Nos tenemos para siempre. Te quiero, mamá”, concluye. (Foto: Instagram / @ruuufio).

Qué leer a continuación