FOTOS | Las vidas rotas de los hombres acusados de ser homosexuales en Nigeria

Yahoo Noticias

En agosto de 2018, 57 hombres fueron arrestados en Egbeda, un suburbio de la capital de Nigeria, Lagos, acusados de homosexualidad, cargo que en este país africano puede suponer una pena de hasta 14 años de cárcel tras una polémica ley que entró en vigor en 2014 y que también veta incluso el registro de clubes, organizaciones o manifestaciones en apoyo al colectivo LGTBI.

Posteriormente los hombres fueron exhibidos y humillados en televisión mientras el jefe de la policía del estado de la capital, Imohimi Edgal, presumía de haber ordenado la redada. “Es deber de todos, no solo de la policía, garantizar que se controle ese comportamiento antisocial, tales vicios sociales, tales crímenes, para que podamos crear comunidades que protejan a nuestros hijos de un comportamiento tan desviado”, decía ante los medios delante de los detenidos, que aguardaban con rostros de vergüenza, miedo y asombro.

El juicio contra 47 de los detenidos (el resto, 10, no se presentaron ante el tribunal y se emitieron órdenes de búsqueda contra ellos) arrancó el pasado mes de noviembre. Los hombres se declararon inocentes del cargo de exhibiciones públicas de afecto entre personas del mismo sexo y la mayoría sostienen que únicamente asistían a una fiesta de cumpleaños. Otros aseguran incluso que desconocían el motivo de su arresto. El caso podría quedar resuelto este mismo mes y los acusados se enfrentan a 10 años de cárcel por la ley de 2014, que hasta ahora nunca se había utilizado para asegurar una condena.

Sin embargo, sean finalmente condenados o no, estos hombres ya han sido castigados y han quedado marcados para siempre. Nigeria es un país profundamente religioso con prácticamente la mitad de la población musulmana y la otra cristiana y la homosexualidad está ampliamente rechazada por toda la sociedad.

Más historias que te pueden interesar:

Chris Agiriga, de 23 años, es uno de los hombres nigerianos que fueron arrestados hace 18 meses por exhibiciones públicas de afecto con miembros del mismo sexo. El caso podría quedar resuelto próximamente y se enfrenta a 10 años de cárcel, aunque su vida, como la de todos los demás, ha quedado marcada para siempre. (Foto: Temilade Adelaja / Reuters).
Las vidas rotas de los hombres acusados de ser homosexuales en Nigeria
Chris Agiriga, de 23 años, es uno de los hombres nigerianos que fueron arrestados hace 18 meses por exhibiciones públicas de afecto con miembros del mismo sexo. El caso podría quedar resuelto próximamente y se enfrenta a 10 años de cárcel, aunque su vida, como la de todos los demás, ha quedado marcada para siempre. (Foto: Temilade Adelaja / Reuters).
En Nigeria las relaciones homosexuales están prohibidas y se castigan con hasta 14 años de prisión tras la aprobación de una polémica ley en 2014 que también veta el registro de clubes, organizaciones o manifestaciones en apoyo al colectivo LGTBI. En la imagen, una pareja gay posa en un club de Lagos. (Foto: Temilade Adelaja / Reuters).
Las vidas rotas de los hombres acusados de ser homosexuales en Nigeria
En Nigeria las relaciones homosexuales están prohibidas y se castigan con hasta 14 años de prisión tras la aprobación de una polémica ley en 2014 que también veta el registro de clubes, organizaciones o manifestaciones en apoyo al colectivo LGTBI. En la imagen, una pareja gay posa en un club de Lagos. (Foto: Temilade Adelaja / Reuters).
En total, 57 hombres fueron detenidos en este hotel, el Kelly Ann, situado en el suburbio de Egbeda de Lagos. El juicio se está llevando a cabo contra 47, ya que 10 no se presentaron ante el tribunal, que emitió una orden de búsqueda contra ellos. (Foto: Temilade Adelaja / Reuters).
Las vidas rotas de los hombres acusados de ser homosexuales en Nigeria
En total, 57 hombres fueron detenidos en este hotel, el Kelly Ann, situado en el suburbio de Egbeda de Lagos. El juicio se está llevando a cabo contra 47, ya que 10 no se presentaron ante el tribunal, que emitió una orden de búsqueda contra ellos. (Foto: Temilade Adelaja / Reuters).
Desplázate para continuar viendo el contenido.
Anuncio
La mayoría de los detenidos sostienen que únicamente asistían a una fiesta de cumpleaños y otros aseguran que ni siquiera sabían el motivo de su arresto. En la imagen, varios de ellos posan a las puertas del Tribunal Superior Federal de Lagos. (Foto: Temilade Adelaja / Reuters).
Las vidas rotas de los hombres acusados de ser homosexuales en Nigeria
La mayoría de los detenidos sostienen que únicamente asistían a una fiesta de cumpleaños y otros aseguran que ni siquiera sabían el motivo de su arresto. En la imagen, varios de ellos posan a las puertas del Tribunal Superior Federal de Lagos. (Foto: Temilade Adelaja / Reuters).
Tras su arresto, Chris Agiriga perdió su trabajo en una organización benéfica contra el VIH. “Llamé a mi director. Él había visto lo que sucedió en la televisión y me dijo que no podía emplearme por vergüenza”, cuenta a Reuters. (Foto: Temilade Adelaja / Reuters).
Las vidas rotas de los hombres acusados de ser homosexuales en Nigeria
Tras su arresto, Chris Agiriga perdió su trabajo en una organización benéfica contra el VIH. “Llamé a mi director. Él había visto lo que sucedió en la televisión y me dijo que no podía emplearme por vergüenza”, cuenta a Reuters. (Foto: Temilade Adelaja / Reuters).
Al perder su trabajo tuvo que abandonar sus estudios como diseñador de moda por no poder pagarlos. Ahora vive en un centro de acogida para hombres y se dedica a aconsejar sobre temas relacionados con el VIH a una organización sin ánimo de lucro. (Foto: Temilade Adelaja / Reuters).
Las vidas rotas de los hombres acusados de ser homosexuales en Nigeria
Al perder su trabajo tuvo que abandonar sus estudios como diseñador de moda por no poder pagarlos. Ahora vive en un centro de acogida para hombres y se dedica a aconsejar sobre temas relacionados con el VIH a una organización sin ánimo de lucro. (Foto: Temilade Adelaja / Reuters).
Onyeka Oguaghamba, de 42 años, es otro de los hombres que fue arrestado. Insiste en que no es homosexual y cuenta que estaba durmiendo en su coche a las puertas del hotel en el momento de la redada y la policía se lo llevó junto al resto de detenidos. (Foto: Temilade Adelaja / Reuters).
Las vidas rotas de los hombres acusados de ser homosexuales en Nigeria
Onyeka Oguaghamba, de 42 años, es otro de los hombres que fue arrestado. Insiste en que no es homosexual y cuenta que estaba durmiendo en su coche a las puertas del hotel en el momento de la redada y la policía se lo llevó junto al resto de detenidos. (Foto: Temilade Adelaja / Reuters).
Onyeka, en la imagen con uno de sus hijos, fue despedido de su trabajo como contador en la Unión de Trabajadores del Petróleo y Gas Natural de Nigeria dos semanas después de su arresto. Le costó un año volver a conseguir un empleo. Actualmente es conductor de una empresa de transporte. (Foto: Temilade Adelaja / Reuters).
Las vidas rotas de los hombres acusados de ser homosexuales en Nigeria
Onyeka, en la imagen con uno de sus hijos, fue despedido de su trabajo como contador en la Unión de Trabajadores del Petróleo y Gas Natural de Nigeria dos semanas después de su arresto. Le costó un año volver a conseguir un empleo. Actualmente es conductor de una empresa de transporte. (Foto: Temilade Adelaja / Reuters).
El hombre de 42 años tiene cuatro hijos (en la imagen, dos de ellos acudiendo al colegio), que no fueron inmunes a las insinuaciones sobre su padre. “Me sentí muy mal, aunque no entendieron lo que significa gay”, dice. “Me preguntaron por qué la policía me arrestó y me habían sacado en la televisión. Les expliqué que la policía puede arrestar a cualquiera en cualquier momento”. (Foto: Temilade Adelaja / Reuters).
Las vidas rotas de los hombres acusados de ser homosexuales en Nigeria
El hombre de 42 años tiene cuatro hijos (en la imagen, dos de ellos acudiendo al colegio), que no fueron inmunes a las insinuaciones sobre su padre. “Me sentí muy mal, aunque no entendieron lo que significa gay”, dice. “Me preguntaron por qué la policía me arrestó y me habían sacado en la televisión. Les expliqué que la policía puede arrestar a cualquiera en cualquier momento”. (Foto: Temilade Adelaja / Reuters).
Smart Joel, de 25 años, es otro de los acusados. Cuenta que desde que fue detenido y mostrado en televisión ha sido agredido hasta tres veces por grupos de hombres que le reconocieron. La gente aún le mira y le señala. (Foto: Temilade Adelaja / Reuters).
Las vidas rotas de los hombres acusados de ser homosexuales en Nigeria
Smart Joel, de 25 años, es otro de los acusados. Cuenta que desde que fue detenido y mostrado en televisión ha sido agredido hasta tres veces por grupos de hombres que le reconocieron. La gente aún le mira y le señala. (Foto: Temilade Adelaja / Reuters).
“Siempre tengo miedo”, asegura y recuerda que en uno de los ataques le llamaron “el gay que fue detenido” y unos hombres le robaron su teléfono, su reloj y el dinero que llevaba. “No ha sido fácil”, dice. “Pero en algún momento tuve que seguir adelante sin importarme el estigma, la discriminación y los insultos”. (Foto: Temilade Adelaja / Reuters).
Las vidas rotas de los hombres acusados de ser homosexuales en Nigeria
“Siempre tengo miedo”, asegura y recuerda que en uno de los ataques le llamaron “el gay que fue detenido” y unos hombres le robaron su teléfono, su reloj y el dinero que llevaba. “No ha sido fácil”, dice. “Pero en algún momento tuve que seguir adelante sin importarme el estigma, la discriminación y los insultos”. (Foto: Temilade Adelaja / Reuters).
Smart dirige una tintorería y vive en una pequeña habitación con su madre y sus cinco hermanos pequeños. Desde que fue detenido ha perdido buena parte de su clientela. (Foto: Temilade Adelaja / Reuters).
Las vidas rotas de los hombres acusados de ser homosexuales en Nigeria
Smart dirige una tintorería y vive en una pequeña habitación con su madre y sus cinco hermanos pequeños. Desde que fue detenido ha perdido buena parte de su clientela. (Foto: Temilade Adelaja / Reuters).
La mayoría de los arrestados se habían reunido para celebrar el 24 cumpleaños de James Burutu, quien, sin embargo, no fue detenido porque aún se encontraba en la habitación del hotel preparándose para la fiesta. El joven quedó igualmente marcado tras la redada y sus propios parientes le dieron de lado. “Muchos de los miembros de mi familia no quieren verme por este problema”, dice y cuenta que su hermana lo echó de la casa en la que vivían. Pasó tres días durmiendo debajo de un puente. (Foto: Temilade Adelaja / Reuters).
Las vidas rotas de los hombres acusados de ser homosexuales en Nigeria
La mayoría de los arrestados se habían reunido para celebrar el 24 cumpleaños de James Burutu, quien, sin embargo, no fue detenido porque aún se encontraba en la habitación del hotel preparándose para la fiesta. El joven quedó igualmente marcado tras la redada y sus propios parientes le dieron de lado. “Muchos de los miembros de mi familia no quieren verme por este problema”, dice y cuenta que su hermana lo echó de la casa en la que vivían. Pasó tres días durmiendo debajo de un puente. (Foto: Temilade Adelaja / Reuters).
Como la mayoría de arrestados, también perdió su empleo. “Mi empresa me dijo que no querían saber nada de asuntos de gays y que si seguía trabajando con ellos sería una amenaza para la compañía”, afirma. (Foto: Temilade Adelaja / Reuters).
Las vidas rotas de los hombres acusados de ser homosexuales en Nigeria
Como la mayoría de arrestados, también perdió su empleo. “Mi empresa me dijo que no querían saber nada de asuntos de gays y que si seguía trabajando con ellos sería una amenaza para la compañía”, afirma. (Foto: Temilade Adelaja / Reuters).

Qué leer a continuación