FOTOS | Beirut, cinco meses después de la explosión

TresB

El 4 de agosto de 2020, mientras el mundo estaba pendiente del coronavirus y de su expansión por todo el planeta, la noticia de una gran explosión en un almacén de productos químicos del puerto de Beirut causaba una enorme conmoción. Más de 200 personas perdieron la vida, miles resultaron heridas y barrios enteros de la capital de Líbano quedaron totalmente destruidos.

Han pasado casi cinco meses de la tragedia y Beirut aún sigue recuperándose de la explosión sumida además en una importante crisis económica, sanitaria y política. En los últimos años Líbano ha recibido millones de refugiados que huyen de la guerra de Siria o del conflicto entre Israel y Palestina y representan ya el 20% de su población, lo cual ha disparado la tasa de pobreza en el país. La corrupción está instalada en un sistema que se ha demostrado ineficaz en el que el poder se distribuye entre musulmanes sunníes, musulmanes chiitas y cristianos. Todo ello ha provocado el hartazgo de la población y que las protestas sean cada vez más habituales. A eso hay que sumar también la pandemia del coronavirus, que ha golpeado con fuerza al país de Oriente Próximo.

En mitad de esa situación, la recuperación de la grave tragedia se antoja larga y dura. Así luce hoy la capital de Líbano.

Más historias que te pueden interesar: